Menú
Medicamentos y lactancia: no siempre son incompatibles
Medicamentos y lactancia: no siempre son incompatibles

RESUELVE DUDAS

Medicamentos y lactancia: no siempre son incompatibles

Hay una larga lista de fármacos que las madres que optan por la lactancia materna pueden tomar cuando lo necesitan.

Medicamentos y lactancia: no siempre son incompatiblesMadre dando el pecho a su hijo

Dar el pecho provoca muchas dudas en las madres, sobre todo si son primerizas. Una de ellas se presenta cuando la madre se pone enferma y duda sobre la posibilidad de poderse medicar. Es cierto que hay que ser precavido a la hora de tomar medicamentos pero también es verdad que existe una larga lista de fármacos que las madres que optan por la lactancia materna pueden tomar cuando lo necesitan.

Los efectos varían según la edad del bebé

Los efectos de los medicamentos en el bebé

Lo primero que hay que tener en cuenta es que los peligros de malformación en un bebé existen cuando este se está gestando en el vientre de su madre. Una vez ha nacido, los medicamentos producen en ellos o pueden producir en ellos los mismos efectos secundarios que puede sufrir cualquier persona adulta.

Madre dando el pecho a su hijoBebé tomando el pecho
Hay fármacos que cuando los toma la madre, aparecen en su sangre y de ahí pasan a la leche. Muchos medicamentos pasan a la leche pero no siempre en la misma cantidad. Una vez han pasado a la leche, hay que tener en cuenta que sus efectos pueden variar según la edad del bebé, su constitución y su capacidad para eliminar o no el medicamento.

La necesaria consulta a un médico

Muchas veces aparecen en los prospectos de los medicamentos avisos de posibles problemas si la persona que los toma está dando el pecho. Pero no siempre esa alerta es del todo verdad.

Por eso es importantísimo que una madre que da el pecho tenga siempre presente que ante una enfermedad más o menos común, no debe quedarse en casa y sufrir sus síntomas de manera resignada.

Es necesario acudir al médico para buscar una solución farmacológica que ayude a la madre a superar esa enfermedad o mitigar sus síntomas. También hay que tener presente que cuando la madre está sana o se encuentra bien, la lactancia es más fácil y no corre tanto riesgo de terminar de manera inesperada.

Te puede interesar