Menú
La lactancia materna a demanda o cómo conseguir una lactancia exitosa
La lactancia materna a demanda o cómo conseguir una lactancia exitosa

DAR EL PECHO

La lactancia materna a demanda o cómo conseguir una lactancia exitosa

¿Cuándo debo darle el pecho a mi bebé? Respondemos a esta pregunta con las claves de la lactancia a demanda.

Saber cuándo dar el pecho es clave para una lactancia exitosaSaber cuándo dar el pecho es clave para una lactancia exitosa

Dar el pecho a un recién nacido es la mejor opción no sólo para alimentar al bebé sino también para protegerlo y darle cariño. Pero en muchas ocasiones, consejos erróneos o una aplicación de prácticas incorrectas hacen que la lactancia materna termine a los pocos meses o días. Para que la lactancia materna se prolongue en el tiempo y sea exitosa debe ser a demanda.

¿Qué significa dar el pecho a demanda?

Dar el pecho a demanda es algo tan sencillo cómo dar de mamar al bebé siempre que lo pida, sin controles horarios. Los bebés no tienen un reloj interno ni una rutina exacta que se repite cada día para comer. De hecho, los adultos tampoco lo tienen, aunque por cuestiones sociales, terminan marcando unos horarios. El bebé es el único que sabe cuándo y cuánto alimento necesita para su crecimiento.

Algunos errores heredados

La necesidad de defender de manera explícita la lactancia a demanda por parte de grandes instituciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Asociación Española de Pediatría o por los grupos de apoyo en la lactancia, radica en una tradición heredada de no hace demasiado tiempo. Con la llegada de las leches de fórmula, allá por los inicios del siglo pasado, los pediatras vieron la necesidad de marcar unos horarios en la alimentación del bebé. Al contrario que la leche materna, la leche de fórmula es más difícil de digerir y permanece en el estómago durante unas tres horas aproximadamente. Es por esta razón por la que se instauró la frecuencia de tres horas entre toma y toma y cada una de ellas debía durar unos 10 minutos.

Hay que detectar las señales que nos manda nuestro bebé cuando quiere tomar el pecho antes de que llore
También existió durante mucho tiempo la confusión entre un bebé nacido a término y un bebé prematuro. Estos últimos, alimentados con sonda, tienen más dificultades de digerir el alimento por lo que sí que es recomendable esperar a que el estómago esté vacío para volver a darle leche. En un bebé sano no es necesario aplicar esta recomendación. Al contrario, puede y debe comer todas las veces que lo necesite.

A pesar de todo, esta norma de las tres horas entre toma y toma no es cosa del pasado y aun existen centros médicos y pediatras que continúan aplicándola y recomendándola.

Mamá, tengo hambre

Como los bebés no se comunican con palabras, debemos detectar unos signos externos que nos ayuden a entender sus demandas. Cuando un bebé tiene hambre acostumbra a girar la cabecita como si buscara el pecho, ronronea de manera especial o se mete los puños en la boca. El llanto, aunque sí que nos indica que el pequeño tiene hambre, es un signo tardío de queja. Llora porque ya está desesperado y necesita comer. Esperar a que llore no es conveniente porque puede ser que pasen dos cosas totalmente opuestas, que se quede dormido y por tanto se salte la toma, o que esté tan desesperado que el llanto le impida agarrarse bien al pecho.

La frecuencia y duración de las tomas de leche varían con la edad del bebé
Las tomas pueden ser más o menos largas y espaciarse más o menos en el tiempo. Porque los bebés a veces se quedan dormidos, no succionan con mucha fuerza o simplemente se despistan. Por eso no es problema si un bebé demanda el pecho cinco minutos después de una toma o pasa más tiempo del que se puede suponer normal entre una y otra.

Dar el pecho no es sólo alimento

Cuando una madre opta por dar el pecho a su hijo debe ser consciente que está alimentando a su hijo pero también le está ofreciendo contacto físico, algo que un recién nacido necesita para mantener una óptima estabilidad emocional. A veces puede ser que el pequeño quiera el pecho como un consuelo o para dormir. Es estos casos no se está malcriando al bebé, simplemente se le está dando cariño.

Más tomas, más producción

Dar el pecho cuando lo pida el bebéDar el pecho cuando lo pida el bebé
Muchas madres en la actualidad sufren angustiadas pensando que no tienen suficiente leche para su bebé o que no les alimenta lo necesario. Sólo en casos de desnutrición extrema o por alguna enfermedad como la hipogalactia una madre no producirá la leche necesaria. Pero estos son casos aislados. Lo que sí que es cierto es que si se limitan las tomas según un horario la producción natural de leche se puede ver alterada. El pecho de la mujer está diseñado para fabricar la leche que su bebé necesita, a demanda de su hijo, y de nadie más. Por eso, si no dejamos actuar al instinto del bebé, la cantidad de leche que se fabrique puede que no sea la adecuada. Además, si entre toma y toma, para que el niño aguante las tres horas, le damos agua u otra leche de fórmula, el fracaso de la lactancia materna, tarde o temprano, está asegurado. Porque es entonces cuando, efectivamente, la madre no tendrá suficiente leche porque su bebé no ha estimulado su producción de manera natural.

Lactancia y crecimiento

Hay que tener en cuenta que los bebés se alimentan de manera diferente a medida que van creciendo. Así, mientras un recién nacido puede demandar el pecho entre 10 y 12 veces al día, o incluso más, a medida que va creciendo, estas se van espaciando en el tiempo. El niño también tiene más fuerza y aprende a mamar con lo que el tiempo de las tomas también se reduce. Es posible que en ciertos momentos los niños hagan lo que se llama erróneamente una "regresión" y de golpe vuelvan a aumentar el número de tomas. En las llamadas crisis de crecimiento, o momentos en los que los niños hacen un "estirón", necesitan comer más.

La lactancia materna debe ser algo natural, sin controles horarios y en constante contacto con el bebé. Sólo así se consigue una lactancia materna exitosa y prolongada. Si es a demanda.

Te puede interesar