Menú
Matemáticas para niños con dislexia
Matemáticas para niños con dislexia

DISLEXIA

Matemáticas para niños con dislexia

Si tienes un hijo con dislexia, es buena idea que leas este artículo sobre las matemáticas para niños con dislexia.

El estudio de las matemáticas puede plantear desafíos para muchos estudiantes, pero para los niños con dislexia, las matemáticas pueden ser una lucha que requiere adaptaciones e intervenciones... Por lo que las matemáticas para los niños y niñas con dislexia aún puede ser más desafiante.

La dislexia es un trastorno específico del aprendizaje  que afecta a aproximadamente del 5 al 17% de los niños, causando dificultades con la lectura, la escritura y la ortografía. Entre el 60 y el 100% de los niños con dislexia también tienen dificultades en matemáticas significativas. Si bien tratar de ayudar a tu hijo disléxico con las matemáticas puede ser frustrante para todos los involucrados, las modificaciones aumentarán la comprensión de tu hijo y por tanto aunque sean complicadas no serán imposibles.

A continuación vamos a darte algunos consejos para que si tienes un hijo o hija con dislexia, las matemáticas no se vuelvan una pesadilla...

La dislexia es un trastorno específico del aprendizajeLa dislexia es un trastorno específico del aprendizaje

Destina habilidades específicas

Históricamente, las matemáticas y las artes del lenguaje han sido vistas de manera diferente. Las habilidades generales de lectura y escritura se dividen en una serie de habilidades más específicas. Cuando un niño tiene un problema con una habilidad específica, esa área en particular puede ser dirigida y se puede dar asistencia para ayudar a la comprensión. 

Las matemáticas también requieren una serie de habilidades y métodos de pensamiento diferentes, pero generalmente se consideran de manera más general. Tu hijo puede ser considerado "pobre" en matemáticas, cuando en realidad puede estar luchando solo con un área específica que necesita ser identificada y abordada.

Estilos de aprendizaje alternativos

Proporcionar ayudas visuales junto con instrucción verbal, repetir instrucciones y presentar material en pequeños pasos secuenciales puede ser útil para el alumno disléxico. Al ayudar a tu hijo en casa, puedes incluir herramientas de matemáticas, como líneas de números y tablas de centenares, que el maestro de tu hijo podría proporcionarte para repasar el contenido que trabaja en la escuela desde casa.

También puede valer la pena comprar artículos que puedan manipularse, como mostradores, bloques de patrones y cubos, como los que usa tu hijo en la escuela. Los niños mayores que usan métodos largos en la multiplicación y división pueden encontrar que girar el papel de lado para formar columnas, o usar papel cuadriculado, puede ser útil. Estas modificaciones proporcionan soporte visual y organizacional al colocar números en columnas.

El lenguaje de las matemáticas

El lenguaje utilizado en el estudio de las matemáticas puede ser complejo para el alumno disléxico. Los problemas de palabras no solo usan un lenguaje que debe decodificarse, sino también múltiples pasos que deben calcularse, los cuales presentan un desafío. El vocabulario matemático también es confuso, porque diferentes términos significan lo mismo en algunos procesos, como en la suma y la resta. 

Los símbolos también representan el lenguaje matemático. Crea una tabla en casa que enumeren los símbolos matemáticos con sus definiciones para proporcionar una ayuda visual después de que los símbolos se le presenten a tu hijo en la escuela.

El lenguaje utilizado en el estudio de las matemáticas puede ser complejo para el alumno disléxicoEl lenguaje utilizado en el estudio de las matemáticas puede ser complejo para el alumno disléxico

Comunicación

La matemática es acumulativa. Para lograr una base sólida, cada nivel de habilidades matemáticas debe dominarse antes de pasar al siguiente. Para el estudiante disléxico, el material debe dominarse e incluso superarse antes de pasar a la siguiente habilidad o concepto. Es vital que tengas una comunicación frecuente con el maestro de tu hijo para estar al tanto de las expectativas, el ritmo de las lecciones de matemáticas y el nivel de dominio de las habilidades importantes de tu hijo. 

También es importante que el maestro de tu hijo esté informado de los métodos que estás utilizando para ayudar a tu hijo en casa. Juntos podéis identificar las técnicas que mejor se adapten al estilo de aprendizaje de tu hijo, lo que disminuirá la ansiedad, aumentará la confianza y ayudará a construir una base matemática firme.

Te puede interesar