Menú
Por qué son tan importantes los dos primeros años de matrimonio
Por qué son tan importantes los dos primeros años de matrimonio

MATRIMONIO

Por qué son tan importantes los dos primeros años de matrimonio

Si quieres crear un buen núcleo familiar, ¡los dos primeros años de matrimonio (o noviazgo) son imprescindibles!

Si estás casado/a sabes que el matrimonio puede tener altibajos en cualquier momento y que es en ocasiones, complicado poder afrontarlos. Si esto ocurre al principio del matrimonio es alarmante porque no debería pasar. La forma en que una pareja enfrenta sus dos primeros años de matrimonio puede unir o deshacer el matrimonio en el futuro.

Los dos primeros años son la clave

Según Dr. Ted Huston de la Universidad de Texas en Austin dejó claro que según sus estudios los matrimonios que estaban recién casados y los cambios en su unión durante los dos primeras años era un presagio de cómo sería su destino matrimonial a largo plazo.

Si no eran buenos, después de los 13 años podría haber desilusión, una disminución del amor, apatía en la pareja... y acabarían divorciándose. En cambio las personas que tenían una buena relación los dos primeros años de matrimonio podrían tener un vínculo matrimonial estable.

Los problemas de matrimonio en los dos primeros años son un mal presentimiento

Las parejas que se divorciaron dentro de los dos primeros años de matrimonio eran negativas dentro de sus dos primeros meses de matrimonio. Esto es una señal de problemas en una pareja de recién casados, que comienza en desilusión dentro del primer año. Las parejas que están felizmente casadas son parejas que pudieron tener sentimientos positivos sobre su pareja durante todo el período inicial de la relación.

Después de la boda puedes encontrarte algo deprimido y esto es normal, sobre todo después de la luna de miel, cuando la rutina vuelve a las vidas. Esto es un poco como el síndrome postvacacional, que después de la euforia de las vacaciones vuelve la rutina. Además, que la preparación de la boda consume mucho tiempo y quizá no te dabas cuenta de tus estados de ánimo y del estrés que pasabas. Una vez que acaba todo ese estrés, puedes afrontar una sensación de pérdida (como la decepción que se siente después de las vacaciones).

Después de la boda puedes encontrarte algo deprimido y esto es normalDespués de la boda puedes encontrarte algo deprimido y esto es normal

No debes obviar estos sentimientos de tristeza que puedes sentir y estar preparado/a para superarlos. Una de las prioridades de cualquier pareja recién casada es mantener viva la chispa del amor y el romance. Otros objetivos para evitar los problemas de matrimonio son:

-Saber cómo administrar el dinero

-El reparto de las tareas domésticas

-Estar de acuerdo en tener o no tener hijos

-Estar de acuerdo en la disciplina a emplear en los hijos

-Tener tiempo para disfrutar en pareja

-Disfrutar de las relaciones sexuales

-Disfrutar del propio tiempo y espacio

-Tener buena comunicación

-Trabajar en el respeto

-Aprender a lidiar con el conflicto

-No permitir que el orgullo se interponga entre vosotros

-Hablar sobre las expectativas de la relación

-Mejora la comunicación

En muchas ocasiones las parejas evitan temas de conversación para evitar conflictos, pero esto, a largo plazo es un conflicto peor seguro, por lo que es mejor hablar temas que puedan ser tensos, para encontrar las mejores soluciones.

Hay algunas alarmas que hay que tener en cuenta durante los dos primeros años de matrimonioHay algunas alarmas que hay que tener en cuenta durante los dos primeros años de matrimonio

Señales de alarma a tener en cuenta

Hay algunas alarmas que hay que tener en cuenta durante los dos primeros años de matrimonio y buscar solución lo antes posible si realmente se quiere salvar la relación:

-Falta de romance

-Falta de intimidad

-Incapacidad de diversión juntos

-Egoísmo

-Miedo a los conflictos

-Faltas de respeto

-Exceso de compromiso de tiempo para otras cosas

-Exceso de gasto

-Demasiada dependencia de los padres

-Problemas sexuales

-Adicción o abuso de sustancias

-Abuso emocional o físico

-Maltrato

-Expectativas irreales

-Casados demasiado jóvenes o por las razones equivocadas

Si estás preocupado/a por tu matrimonio deberás tener una conversación honesta con tu pareja sobre lo que ocurre. Sin culpas, sin reproches, con mensajes del tipo: 'Yo me siento', 'Creo que los dos estamos luchando para que no se acabe lo nuestro...', etc. Es necesario averiguar qué opciones pueden ser adecuados para los dos. Si los dos primeros años son difíciles hay que buscar soluciones.

Lo normal es que sean los más felices, porque es una época de intimidad y descubrimiento. Se construye una base para establecer el mejor escenario para una familia. Construye el amor y tus hijos crecerán felices.

Te puede interesar