Menú
¿Gastas demasiado dinero en tus hijos?
¿Gastas demasiado dinero en tus hijos?

DINERO

¿Gastas demasiado dinero en tus hijos?

¿Piensas que te gastas demasiado dinero en tus hijos?¿Por qué te ocurre esto? Descúbrelo y cómo poner remedio.

Todo el mundo sabe que criar a los hijos cuesta mucho dinero, es más, si no se tiene una buena economía muchos padres prefieren esperar a tener una buena estabilidad financiera antes de tener hijos. Pero además de esto, es necesario que los padres tengan en cuenta que después de satisfacer las necesidades básicas de los bebés y niños, gastar más dinero en otras cosas, pueden ser gastos extras o superfluos.

Para los padres no es fácil privar a los niños de cosas que les pueden hacer 'felices' aunque sea momentáneamente, cuando el instinto de los padres es hacer todo lo que tengan en sus manos para mantenerlos sonrientes.

Sentimiento de protección

Cuando un bebé nace en los padres se despierta una sensación de protección hacia su bebé precioso. A medida que el bebé crece, necesitará desarrollar la capacidad y las habilidades suficientes para recuperarse ante la frustración y los reveses de la vida. Esto solo sucederá si el pequeño vive la decepción de no tener siempre lo que desea.

Pero para muchos padres no es fácil probar a los niños de las cosas que les 'hacen felices'. Es necesario que como padres o madres, tengas en cuenta que las cosas materiales realmente no hacen felices a tus hijos, la felicidad reside en el amor incondicional y en los momentos vividos. Por este motivo tendrás que tener en cuenta algunos consejos.

Para los padres no es fácil privar a los niños de cosas que les pueden hacer 'felices' Para los padres no es fácil privar a los niños de cosas que les pueden hacer 'felices'

Cuando los niños ven que sus padres gastan dinero de forma excesiva, ya sea que puedan o no puedan hacerlo, internalizan el mensaje de que más cosas es mejor. Es necesario que te asegures de que tus hijos vean que después de mirar algo en la tienda que te gusta, lo dejes en el estante de nuevo porque no siempre se puede o se debe tener todo lo que se quiere. Te puede gustar algo sin tenerlo.

Sé honesto contigo mismo

¿Qué es lo que te motiva realmente a comprar a tus hijos tantas cosas? ¿Compensas de alguna manera la forma en que te negaron a ti las cosas cuando eras niño? ¿Crees que les compras las cosas porque te sientes culpable por no pasar suficiente tiempo con ellos y lo compensas así para sentirte mejor? Cuanto antes descubras por qué te gastas tanto dinero en tus hijos, antes serás más capaz de decirles que 'no' la próxima vez que quieran algo que realmente no necesiten.

Elimina el sentido del derecho

Los niños desarrollan un sentido de derecho cuando se acostumbran a obtener lo que quieren, esperando un 'Sí' cuando hacen una petición con un 'por favor, mamá, te prometo que no pediré nada más si lo compras'. Obviamente es una mentira pero porque están acostumbrados a tener lo que quieren cuando lo desean.

Los niños desarrollan un sentido de derecho cuando se acostumbran a obtener lo que quierenLos niños desarrollan un sentido de derecho cuando se acostumbran a obtener lo que quieren

Es hora de eliminar este sentido de derecho y que tus hijos aprendan a ganarse las cosas que desean y no a conseguirlo sin mover un dedo. Pueden realizar tareas extras de sus tareas domésticas en casa o ganarse algunos privilegios con una tabla de puntos. El esfuerzo es lo que se recompensa.

Confía en tus instintos

No hay un indicador que haga que suene una alarma cada vez que cruces la línea sobre ser generoso o gastarte demasiado en ellos. No es tan fácil saber exactamente dónde está la línea del límite. Es necesario que empieces a escuchar tus instintos y a hacerle caso cuando algo te diga dentro de ti que eso es demasiado.

Hay otras formas de mimar a los niños saludablemente

Para mimar a los niños y mostrarles todo tu amor y afecto, no es necesario que te gastes demasiado dinero en ellos, ni tampoco que les compres cosas materiales. Solo es necesario que busques momentos para pasar juntos, para disfrutar de juegos de mesa, para reír juntos y pasear. Haceros cosquillas, leer un cuento juntos antes de dormir, abrazaros... estas formas sí son formas para mimar a los hijos que además de saludables, ellos lo necesitan.

¡Nunca se gasta demasiado en amor!

Te puede interesar