Menú
Mi hijo siempre está cansado, ¿le pasa algo malo?
Mi hijo siempre está cansado, ¿le pasa algo malo?

SALUD INFANTIL

Mi hijo siempre está cansado, ¿le pasa algo malo?

Si tu hijo siempre está cansado, tendrás que saber qué es lo que le pasa exactamente, ¿es sueño o algo más?

Quizá tengas un hijo que siempre se está quejando de que está cansado o de que no tiene ganas de hacer nada, que tenga un comportamiento ciertamente apático. Si esto le ocurre quizá al principio no le des mucha importancia, pensando que es la edad o que simplemente no tiene ganas de hacer esa cosa en concreto. Pero, ¿qué ocurre cuando siempre está cansando y parece que siempre tiene esa actitud de fatiga todo el tiempo?

Si bien los niños y adolescentes tienden a necesitar más sueño que los adultos, la somnolencia constante o crónica puede ser un signo de un problema físico o psicológico. La fatiga constante puede afectar el trabajo escolar y la vida social de un niño. La falta de sueño también puede hacer que tu hijo se vuelva irritable y deprimido, especialmente si se prolonga en el tiempo. Por estas razones, es importante determinar la causa de la somnolencia crónica si observas que se está desarrollando en tu hijo y que por mucho que descanse su fatiga continúa igual.

La falta de sueño también puede hacer que tu hijo se vuelva irritableLa falta de sueño también puede hacer que tu hijo se vuelva irritable

Cuáles son sus hábitos de sueño

Observa cuáles son los hábitos e sueño que tiene tu hijo a lo largo de una semana. Anota a qué hora se acuesta y mira en su habitación para asegurarte de que realmente se está quedando dormido. Aunque es simple, es posible que su somnolencia excesiva se deba a que no duerme lo suficiente en la noche. Si este es el caso, tendrás que hablar con tu hijo para mejorar la calidad de su descanso mejorando la higiene del sueño.

Normalmente esto es sencillo y solo tiene que ver con un cambio de las rutinas. Quizá tu hijo tenga la mala costumbre de ver la televisión, el móvil, la tablet o el ordenador justo antes de ir a dormir. En este caso, tendrá que apagar las pantallas dos has antes de meterse en la cama. Quizá cene demasiado antes de ir a dormir, algo que le puede perjudicar en si descanso... necesita rutinas, cada día más o menos iguales para que si cuerpos e acostumbre a que en una hora determinada, ha llegado el momento de dormir.

Lleva a tu hijo al médico

Si lo crees oportuno y sabes que tu hijo duerme bien durante la noche, será necesario que le lleves al médico para que le hagan un examen físico. Tienes que asegurarte de que esto incluya un análisis de sangre para detectar enfermedades o afecciones que pueden causar somnolencia, como anemia, diabetes, mononucleosis y ciertos tipos de infecciones.

Lleva a tu hijo al psicólogo

Si los dos pasos anteriores no explican por qué tu hijos siempre está cansado, el siguiente paso será pedir una cita para tu hijo con un psicólogo si el médico no puede encontrar una razón física para la somnolencia. Las condiciones psicológicas como la depresión y la ansiedad pueden hacer que tu hijo se sienta excesivamente cansado.

Esto será necesario hacerlo porque si lo que le ocurre es por causa emocional, será necesario que se tomen medidas lo antes posible para que de esta manera el niño aprenda a regular sus emociones. De esta manera controlará mejor su sueño y también su autocontrol emocional que quizá si tiene ansiedad o depresión le está venciendo.

No culpes a tu hijo por su somnolenciaNo culpes a tu hijo por su somnolencia

No culpes a tu hijo por su somnolencia. Si está siendo causada por una condición física o psicológica subyacente, no puede controlarlo. Si el médico no puede encontrar ninguna razón física para la fatiga de tu hijo, pregúntale sobre una afección llamada síndrome de fatiga crónica. Este síndrome puede ser difícil de diagnosticar y quizá es lo que tiene tu hijo.

Una vez que hables con el médico o el psicólogo tendrás que seguir los planes de tratamiento que ellos consideran como más adecuados para la situación de tu hijo. Si se le ha recetado un medicamento no le quites la dosis sin consultarlo primero con el médico que lo ha recetado.

Te puede interesar