Menú
Mi hijo me ignora, ¿qué puedo hacer?
Mi hijo me ignora, ¿qué puedo hacer?

COMPORTAMIENTO

Mi hijo me ignora, ¿qué puedo hacer?

¿Alguna vez has notado que tus hijos te ignoran? No importa la edad que tengan, eso debe solucionarse y podrás conseguirlo con estas estrategias.

No hay nada más frustrante para un padre que cuando los hijos fingen no escuchar cuando le llamas o le hablas solo porque no le interesa lo que le estás diciendo. Uno de los objetivos principales de tu hijo es descubrir su independencia y eso lo hace con su entorno más cercano y con las personas que más quiere.

Que tu hijo te ignore es algo bastante natural en su crecimiento, pero hay actitudes que no se pueden tolerar. Aunque sea frustrante para ti, es bastante habitual y es importante saber cómo actuar en los momentos en que actúen de esa manera. Cuando intenta mostrar que no te escucha es una forma que tiene de probar los límites y comprobar cómo reaccionarás ante esta situación.

Que tu hijo te ignore es algo bastante natural en su crecimientoQue tu hijo te ignore es algo bastante natural en su crecimiento

Estrategias para cuando tu hijo te ignora

Cuando tu hijo te ignora, aunque sea bastante normal en el desarrollo, es necesario que sepas algunas estrategias para poder afrontar esta situación con la mayor eficacia posible. No te pierdas las siguientes estrategias:

  • Tus solicitudes tienen que ser específicas y factibles. Tendrás que decirle a tus hijos las cosas claras. Si por ejemplo dices cosas como: "ordena tu habitación", puede ser demasiado vago y que tu hijo no haga nada porque no entiende qué debe hacer de forma más concreta. En lugar de esto puedes decir algo más concreto como por ejemplo: "Por favor, pon tus juguetes en la caja".

  • Simplifica tus peticiones. Es posible que tu hijo te ignore porque no entiende lo que le estás diciendo. A la edad de dos años, los niños necesitan instrucciones con uno o dos pasos como máximo.  Puedes decirle algo como: "Por favor, sube las escaleras y encuentra tus zapatos" o "Por favor, ven aquí y siéntate a mi lado".

  • Motiva a tu hijo. A los niños pequeños les encanta complacer, por lo que los cumplidos y los elogios ayudarán a que tu hijo cumpla con tus expectativas. Por ejemplo puedes decirle algo como: "Estoy muy orgulloso/a de ti por ponerte la chaqueta tan rápido", o "me encanta que me escuches tan bien". También puedes usar un incentivo para que tu hijo haga lo que le pides, como un cuadro de recompensas.

  • Es posible que tu hijo te ignore porque no entiende lo que le estás diciendoEs posible que tu hijo te ignore porque no entiende lo que le estás diciendo

  • Usa alternativas al "no". Quizá tu hijo ha dejado de hacerte caso porque escucha la palabra "no" demasiadas veces, tantas, que ya ha perdido el significado real de esa palabra. En lugar de decir algo como: "No, no puedes comer eso ahora", puedes decirle algo como: "Puedes comerlo después de la comida". Cuando a los niños les das una opción le estarás dando la oportunidad para que se sienta con control de la situación. Si quiere hacer algo y es demasiado pequeño, en lugar de decirle que no lo haga, puedes decirle algo como: "Espera, que lo vamos a hacer juntos".

  • Intenta ser más comprensivo/a. Imagina que estás hablando con un amigo cuando de repente, se te ordena que dejes de hacer lo que estás haciendo porque hay algo más que debes hacer. No siempre tendrás tiempo para convencer a tus hijos de que se suban al coche o de que se laven las manos, aunque siempre que sea posible, será útil avisarle de que debe hacerlo para que sepa qué se espera de él en cada momento concreto.

Si te preocupa que tu hijo te ignora más a menudo de lo que te escucha, tendrás que hablar con el médico sobre esto. Aunque es poco probable que exista un problema grave o de salud, tu pediatra puede recomendar el realizar una prueba de audición u otras evaluaciones de desarrollo. Si no tiene ningún problema físico de audición y has intentado todo lo comentado y parece que sigue ignorando lo que le dices, quizá no tenga nada que ver con la edad o el desarrollo y sí con un mal comportamiento. Si es necesario acude a un profesional para que te dé pautas educativas para el hogar.

Te puede interesar