Menú
Gimnasia para embarazadas: buenos ejercicios durante el embarazo
Gimnasia para embarazadas: buenos ejercicios durante el embarazo

CONSEJOS Y EJERCICIOS

Gimnasia para embarazadas: buenos ejercicios durante el embarazo

El objetivo principal de realizar estos ejercicios es mejorar tu calidad de vida, hacer que te sientas bien y aumentar tu bienestar.

Puedes continuar con tu tabla de ejercicios, pero adaptándola a tu estadoPuedes continuar con tu tabla de ejercicios, pero adaptándola a tu estado

Atrás quedaron los días en los que a las mujeres se les recomendaba reposo total durante el embarazo. Esto se debía a la carencia de conocimientos que tenemos hoy en día sobre el período de gestación, lo que llevaba a los médicos a recomendar a las embarazadas permanecer siempre tumbadas o sentadas, sin realizar el menor esfuerzo físico. Así evitaban correr ningún riesgo que pudiera acarrear algún problema al bebé.

Gracias a los avances médicos, la mujer y el bebé durante el embarazo están en constante control, pasando por numerosas revisiones que examinan al bebé durante todo su desarrollo. El ginecólogo siempre va a saber si existe algún riesgo o no para la salud de la madre o su hijo, y si es recomendable el deporte o no. Por ello, en la actualidad no solamente se ha dejado de desaconsejar el esfuerzo físico, sino que se recomiendan adquirir algunos hábitos de ejercicios o gimnasia para realizar durante la gestación, dadas las múltiples ventajas que ello confiere a la salud tanto de la embarazada como del bebé.

Ejercicios para mejorar la salud durante el embarazo, el parto y tras dar a luz

Los ejercicios para embarazadas más conocidos son los que te preparan para dar a luz. Se trata de entrenar a tu cuerpo para el esfuerzo del parto. Tienen como objetivo, por tanto, reforzar ciertos grupos musculares que durante el alumbramiento se someterán a un gran esfuerzo, otorgar mayor flexibilidad y elasticidad a las articulaciones que intervienen en el parto y mejorar el estado general de la embarazada mediante ejercicios de respiración. Todos estos ejercicios te fotalecerán, para así tratar de paliar, al menos en parte, las molestias y dificultades al dar a luz.

La natación es uno de los ejercicios más recomendables durante el embarazo

El ejercicio durante el embarazo es recomendableEmbarazada haciendo deporte

Beneficios de la gimnasia y el ejercicio durante el embarazo

Además de prepararte para el parto, este ejercicio diario va a mejorar tu calidad de vida, aumentando tu bienestar y, con ello, el de tu bebé. Una rutina de ejercicios te hará sentir que tienes más energía y más vitalidad. Ejercitará tus músculos de la espalda y piernas, evitando los típicos dolores por las malas posturas del embarazo debidos al peso de la barriga. Ayudará también a regular el tránsito intestinal, favoreciendo la digestión y evitando con ello la acidez de estómago que se suelen dar en muchas fases del embarazo. El deporte moderado también te agotará, haciendo que puedas conciliar el sueño más fácilmente, evitando los problemas de insomnio tan comunes entre las embarazadas.

Las molestias y problemas de salud del embarazo suelen generar ansiedad, que junto con el estrés de la llegada de tu bebé, puede suponer un duro golpe a tu estado anímico. El deporte ayuda a liberar endorfinas y otras sustancias que ayudarán a combatir este malestar, encontrándote mejor no solo físicamente, sino mentalmente.

Muchas embarazadas acumulan demasiado peso durante el embarazo, debido a hábitos sedentarios que durante éste se toman. Es normal adquirir cierto volumen, pero con una serie de ejercicios diarios, algo de gimnasia o algún deporte moderado, conseguirás restringir esa ganancia de grasa que tan fácilmente se acumula durante la gestación. Esto te ayudará a afrontar la nueva etapa que está por llegar y que cambiará tu vida: el nacimiento de tu bebé. No solamente te sentirás mejor contigo misma al tener mejor aspecto tras el parto, sino que te encontrarás con más energía para cuidar de tu bebé.

Consejos para realizar deporte durante el embarazo. ¿Qué ejercicios se recomiendan?

Se trata de conseguir una rutina de ejercicios donde te sientas cómoda, por lo que lo más aconsejable es empezar poco a poco. Empieza con cinco o diez minutos diarios y auméntalos poco a poco hasta llegar a la media hora de ejercicio. Es importante contar con ropa cómoda y holgada que no ejerza ningún daño sobre la barriga, además de beber agua continuamente.

El deporte durante el embarazo es recomendable

La natación es un deporte muy completo, ya que en una misma sesión estarás tonificando la mayoría de músculos de tu cuerpo, además de otorgar más flexibilidad a tus articulaciones. A esto debemos sumar también que, dadas las posturas que tomas al nadar, tu barriga deja de realizar tanto esfuerzo en tus piernas y espalda, relajándolas durante estos ejercicios.

La natación es uno de los deportes más beneficiososLa natación es uno de los deportes más beneficiosos

Caminar unos minutos diarios ayuda a fortalecer tus piernas, de las partes de tu cuerpo más perjudicadas, sobre todo conforme aumenta el volumen de tu barriga. Fortalece además los músculos de la espalda, lo que te restará dolores sobre ella y te permitirá dormir mejor.

¿Es obligatorio el deporte para las embarazadas? Cuándo parar

El objetivo principal de realizar estos ejercicios es mejorar tu calidad de vida, hacer que te sientas bien y aumentar tu bienestar. Si los ejercicios te acarrean alguna molestia, si las posturas de gimnasia te causan algún dolor, si te cansas demasiado o si sufres algún mareo, debes parar inmediatamente. No te alarmes, es del todo normal: tu cuerpo se está sometiendo a muchos esfuerzos a los que no está acostumbrado. Lo mejor será consultar con tu ginecólogo para averiguar qué estabas haciendo mal y corregirlo, además de descartar con esta visita cualquier trastorno o enfermedad que puedas tener.

Así que no, el ejercicio es aconsejable, pero no obligatorio. Si el deporte supone una carga y una molestia, ¡no servirá para nada! Se trata de mejorar tu calidad de vida y la de tu bebé, por lo que debes encontrar el deporte o los ejercicios con los que te encuentres más cómoda. Tu cuerpo y tu bebé te lo agradecerán.

Te puede interesar