Menú
¿Espías o supervisas a tu hijo adolescente?
¿Espías o supervisas a tu hijo adolescente?

ADOLESCENCIA

¿Espías o supervisas a tu hijo adolescente?

Hay veces que los padres no saben encontrar el límite entre supervisar o espiar a los hijos adolescentes, ¿tú sabes dónde está el límite?

Para los padres de hijos e hijas adolescentes, no es fácil saber dónde está el límite o la línea divisoria entre espiar y supervisar a sus hijos. Los padres solo quieren protegerles. Los niños de hoy en día están inmersos en la tecnología desde el nacimiento. En el momento en que son adolescentes, gran parte de su actividad se lleva a cabo electrónicamente a través de publicaciones en redes sociales, correos electrónicos, mensajes de texto y mensajes instantáneos.

Como resultado, no es sorprendente que los padres se preocupen por el peligro que tiene navegar por internet y por eso, quieren mantener a sus hijos a salvo de la mejor manera posible. por una gran cantidad de riesgos en línea y sobre cómo mantener a sus hijos a salvo. Los padres tienen mucho que preocuparse: ciberbullying, sexting, pederastas, robo de identidades, acoso sexual, etc. Además, todos estos problemas potenciales pueden ocurrir fuera de la vista de los padres. En consecuencia, los padres se enfrentan al dilema de determinar qué es una supervisión saludable y qué constituye espiar a sus hijos, ¿dónde está el equilibrio?

La forma más inteligente de controlar el comportamiento de tu hijo en internet es mantenerse conectado digitalmenteLa forma más inteligente de controlar el comportamiento de tu hijo en internet es mantenerse conectado digitalmente

Supervisión vs espionaje

La forma más inteligente de controlar el comportamiento de tu hijo en internet es mantenerse conectado digitalmente. Tienes que asegurarte de estar siguiendo a tu hijo en Twitter, Instagram y cualquier otro servicio de redes sociales que utilicen... Y sobre todo, que no tenga vetada en configuraciones lo que puedes o no puedes ver. Además tendrás que saber las contraseñas de sus redes sociales y cualquier dispositivo que tenga. Tiene que saber que revisarás los dispositivos de vez en cuando y sin previo aviso para asegurarte de que todo está en orden.

Esto no es espiar, es realizar controles aleatorios y lo harás delante de él. Así podrá vigilar su propio comportamiento en Internet sabiendo que después habrá un control de seguridad por tu parte.

Al mismo tiempo, es necesario mantener conversaciones regulares sobre lo que es aceptable y lo que no lo es en Internet. Si ves una publicación inapropiada de tu hijo o su amigo, tendrás que reflexionar con él sobre eso. Intenta mantener un control neutral y  conversacional para que tu hijo no se desconecte de lo que estás diciéndole. Al hablar con tu hijo acerca de la seguridad en Internet de forma regular, se convierte en un ambiente de trabajo en equipo y menos en una operación encubierta.

Los años de adolescencia son un momento en que los adolescentes necesitan separarse de sus padresLos años de adolescencia son un momento en que los adolescentes necesitan separarse de sus padres

Establecer pautas de supervisión

En general, debe haber un vínculo directo entre la cantidad de responsabilidad y la honestidad que muestran los niños y la cantidad de privacidad que se les permite tener. Si tu hijo asume la responsabilidad de sus acciones y es honesto acerca de los errores que comete, se les debe permitir un poco más de libertad y privacidad. 

Recuerda, los años de adolescencia son un momento en que los adolescentes necesitan separarse de sus padres y convertirse en individuos con su propia identidad. Si espías a tus hijos en lugar de darle apoyo para que tomen decisiones independientes, solo le estarás transmitiendo que no confías en él ni en lo que piensa. Del otro modo, le estarás dejando claro que sí que confías en él, pero que tu trabajo como padre o madre es guiarle por el buen camino.

Es importante que confíes en tu hijo pero que al mismo tiempo verifiques sus acciones. Esto no significa que no confíes en él, pero sí debes estar al tanto de lo que hace y de lo que no hace para pode guiarle en el camino sinuoso de la vida. Aunque es necesario permitir que tu hijo tenga espacio y privacidad en algunos momentos, es tu deber verificar que tu hijo adolescente realmente sigue tus reglas y tus pautas. Por esta razón, debes comunicar por adelantado cómo planeas hacer un seguimiento de su comportamiento y que además, esperas de su colaboración. 

Recuerda, la diferencia entre la supervisión responsable y el espionaje es la comunicación directa con tu hijo. Si tu adolescente no sabe que estás haciendo un seguimiento de su uso en Internet entonces sentirá que le espías y sentirás desconfianza y resentimiento hacia ti. Si quieres tener cierto control con tu hijo, es necesario que le expliques todo lo comentado anteriormente.

Te puede interesar