Menú
Equilibrio entre el tiempo de actividad y el tiempo de inactividad en los niños
Equilibrio entre el tiempo de actividad y el tiempo de inactividad en los niños

NIÑOS

Equilibrio entre el tiempo de actividad y el tiempo de inactividad en los niños

Es importante que los niños encuentren un equilibrio en su vida a través de su tiempo de actividad e inactividad.

Los niños para poder encontrar el equilibrio en su vida es necesario que los padres les ayuden a encontrar la balanza correcta entre el tiempo de actividad y el de inactividad. Hoy en día la tecnología es la culpable de sobreestimular a los niños y tiene forma de televisión, ordenador, tablet, teléfono... es necesario que los niños menores de dos años no usen ningún medio de comunicación y, si lo hacen, debería ser limitado y solo cuando hay un adulto cerca. 

Un ejemplo del uso de los medios de comunicación con un niño es este video chat con los abuelos mientras los padres están presentes. Para los niños pequeños, los medios de comunicación aún deberían estar limitados, debe consistir en programación de alta calidad y nunca ser usados solos. Para niños de 2 a 5 años, el tiempo de pantalla no debe superar la hora al día y nunca debe usarse para calmar una emoción intensa.

Durante los primeros cinco años de la vida de un niño, su cerebro se está desarrollando más rápido que en cualquier otro momento de su vida. Como resultado, las experiencias tempranas, incluidas las cosas que ven, oyen, tocan, huelen y saborean, estimulan su cerebro y crean millones de conexiones. Los niños necesitan un entorno estimulante con muchas actividades diferentes; debería haber muchas formas de jugar y aprender, y muchas oportunidades para practicar lo que están aprendiendo... el tiempo de actividad es fundamental, ¡pero no se debe olvidar el tiempo de inactividad!

Los bebés y niños pequeños también necesitan tiempo de inactividad en un lugar tranquilo, familiar y predecible. No quieras programar demasiado a tus hijos con actividades extraescolares porque eso no lo necesitan en absoluto. No subestimes el valor de permitir que tu hijo juegue tranquilamente en casa. Cuando se les da esta oportunidad, aprenden a entretenerse, así como a explorar su entorno a su manera y a su propio ritmo. Este tiempo de inactividad también les permite a los niños aprender a ocuparse, encontrar cosas que hacer y ser creativos.

En vacaciones familiares es probable que los niños estén más sobre estimuladosEn vacaciones familiares es probable que los niños estén más sobre estimulados

¿Te tienes que preocupar?

Recuerda que es normal que los niños se muevan mucho, sobre todo si son activos o tienen un horario ocupado. En vacaciones familiares es probable que los niños estén más sobre estimulados, porque sale de su zona de confort durante mucho tiempo. En la mayoral de los casos, lo ideal es encontrar momentos de inactividad para poder equilibrar los momentos de actividad. Si no tas que tu hijo está nervioso todos los días o ves que tiene demasiada sobre estimulación y que no es capaz de pasar tiempo de inactividad, entonces sería necesario hablar con tu pediatra.

Ten en cuenta que no debes que reorganizar tu vida en torno a la sobreestimulación de tu hijoTen en cuenta que no debes que reorganizar tu vida en torno a la sobreestimulación de tu hijo

Ten en cuenta que no debes que reorganizar tu vida en torno a la sobreestimulación de tu hijo. Si estás haciendo esto regularmente, tu hijo puede necesitar una intervención médica, incluida una posible terapia de integración sensorial. El médico puede aconsejarte algunos pasos para tratar la sensibilidad y la sobreestimulación de tu hijo

No hay una respuesta correcta sobre cuánto es el tiempo de inactividad correcta en los niños, la cantidad de actividad de un niño será diferente dependiendo de su personalidad o de sus gustos e intereses. Algunos niños además, hacen frente a ambientes estimulantes mejor que otros. Como resultado, es mejor dejar que tu hijo sea tu guía y recordar que la moderación es la clave. 

Los bebés y los niños pequeños necesitan tener tiempo cada día para pasar tranquilamente jugando o descansando por su cuenta, mientras que los niños en edad escolar se beneficiarán de una o dos actividades extracurriculares que realmente les interesan (pero no por obligación). Los deportes, las clases de música y las clases de refuerzo son una excelente manera de hacer nuevos amigos y desarrollar habilidades sociales. Pero pasar demasiado tiempo en actividades organizadas significa que los niños pierden el tiempo que pasan relajándose y entreteniéndose. Tu objetivo es encontrar un equilibrio entre la estimulación adecuada y el tiempo de inactividad.

Te puede interesar