Menú
La discusiones afectan a la mujer embarazada y a su bebé
La discusiones afectan a la mujer embarazada y a su bebé

CUIDADO EMOCIONAL

La discusiones afectan a la mujer embarazada y a su bebé

Una mujer embarazada que discute con frecuencia puede tener consecuencias, y su bebé en desarrollo también.

Durante el embarazo, las mujeres a menudo experimentan cambios emocionales que pueden llevar a discutir con su pareja... Pueden sentirse más irritables y sensibles de lo normal. Esta discusión puede tener serias consecuencias tanto para el bebé como para la madre. Una discusión normal y sin que sea emocionalmente intensa no es probable que cause ningún daño, pero se debe evitar una discusión excesiva que signifique un trastorno emocional subyacente o que cause un estrés extremo a la madre. 

El uso de estos consejos para ayudar a enfrentar los cambios emocionales, así como la terapia médica adecuada, puede ayudar a aliviar estos momentos difíciles que pueden ocasionar problemas emocionales.

Las mujeres embarazadas experimentan cambios emocionales significativosLas mujeres embarazadas experimentan cambios emocionales significativos

Emociones durante el embarazo

Las mujeres embarazadas experimentan cambios emocionales significativos y cambios de humor a medida que progresa su embarazo. Estos cambios se deben a los niveles rápidamente cambiantes de las hormonas estrógeno y progesterona durante el embarazo. 

Estos cambios pueden ser muy desconcertantes para la pareja que no pueden entender lo que está mal y pueden sentirse inadecuados porque no puede confortar a su mujer embarazada. Esto puede llevar a discusiones y al retiro del afecto... Por lo que es necesario entender que cuando una mujer tiene emociones intensas tiene más que ver con las hormonas que con su personalidad.

Afecta al bebé

Las discusiones más fuertes pueden significar un problema subyacente más grande, como la depresión o un trastorno de ansiedad. Además, pueden causar mucho estrés a la madre. Esto afecta el bienestar físico del bebé. Las madres que sufren problemas emocionales no tratados durante el embarazo tienen más probabilidades de tener un parto prematuro.

En este sentido, es necesario tener en cuenta que una mujer embarazada debe cuidar su estado físico y la salud de su bebé, pero para que todo marche bien, también será necesario que se cuide la salud mental y emocional de la madre, porque en gran medida sus emociones afectarán tanto a su salud como la del bebé en desarrollo.

Afecta a la madre

La ansiedad y la depresión no solo afectan al bebé, sino que también pueden afectar a la madre. Las madres con trastornos emocionales no tratados tienen más probabilidades de sufrir depresión postparto. Por lo tanto, es importante consultar al médico sobre el tratamiento de cambios de humor severos o intensos.

Si estás embarazada y sientes que estás emocionalmente inestable, no pienses que después del embarazo se pasará todo... debes tratarlo desde ya porque es importante que te sientas bien, al menos, la mayoría del tiempo.

Puede ser útil hablar con tu pareja sobre los cambiosPuede ser útil hablar con tu pareja sobre los cambios

Evita las discusiones

Si las discusiones con tu pareja o con otras personas se han vuelto frecuentes y excesivos, es necesario que hables con tu médico sobre la evaluación y el tratamiento de las condiciones emocionales subyacentes. Además, puede ser útil hablar con tu pareja sobre los cambios que está experimentando y los sentimientos que está teniendo. Es necesario que tu pareja sepa que algunos cambios de humor son normales y que necesitas apoyo y ternura. Identifica las áreas de estrés en tu relación y trátalas con honestidad.

Si es necesario, acudid a terapia de pareja para poder solucionar los posibles conflictos que tengáis. Recuerda que cuando nazca el bebé también sentirás cambios de humor y serán momentos delicados. Tu pareja y tú deberéis ser un equipo para poder ser padres y cuidar al bebé y llevar el hogar. Cuando una mujer está embarazada y acaba de ser madre tiene muchas dificultades físicas y emocionales que tiene que superar, por eso, el papel del padre tanto en el embarazo como durante la crianza de los hijos es fundamental. Cuidar las emociones y los buenos sentimientos e inculcar los pensamientos positivos es esencial para no solo tener un embarazo más saludable, si no también para evitar consecuencias negativas en la salud física o mental.

Te puede interesar