Menú
Dieta para no engordar en el embarazo
Dieta para no engordar en el embarazo

DIETA EMBARAZO

Dieta para no engordar en el embarazo

Es muy importante que sepas cómo debe ser tu dieta en el embarazo para tener 9 meses saludables sin engordar de más.

El aumento de peso durante el embarazo es un aspecto bastante importante al que hay que prestarle mucha atención ya que puede llegar a influir en la salud del bebé. El peso excesivo en la madre puede dar lugar a enfermedades tan serias como la preeclampsia o a la diabetes y provocando algún que otro problema para el bebé. Es por ello que los expertos aconsejan el seguir una dieta equilibrada y saludable que evite que la mujer embarazada coja muchos más kilos de los recomendados. Por desgracia son muchas las mujeres embarazadas que cojan un gran número de kilos de más durante todo su proceso de gestación, dando lugar a numerosos problemas de salud tanto para ella como para el bebé. A continuación te vamos a dar una serie de pautas que te ayuden a no engordar en exceso y a evitar ciertos problemas de salud.

La importancia del desayuno

A la hora de controlar el peso y no engordar en exceso es muy importante el empezar la mañana con un buen y nutritivo desayuno que te aporte energía para todo el día. El desayuno ideal podría ser el de un café con leche junto a unos 40 gramos de cereales, un par de piezas de fruta y un puñado de frutos secos. No te olvides tampoco el tomar agua para mantener tu cuerpo perfectamente hidratado. No cometas por ante el gran error de muchas embarazadas de desayunar poco y mal ya que a media mañana el hambre empieza a asomarse y la ingesta de calorías suele ser importante.

Comer unas seis veces al día

Es bastante normal que durante el embarazo la sensación de hambre sea mucho mayor a la normal por lo que resulta conveniente el comer varias veces al día en pequeñas cantidades con el fin de mantener el metabolismo continuamente activo y no acumular demasiadas calorías en el cuerpo. Los expertos en el tema aconsejan el hacer unas 6 comidas al día. De esta manera sería el desayuno, el almuerzo, la comida, la merienda, la cena y un tentempié final.

Alimentos poco calóricos

Si se quiere evitar el coger demasiado peso durante el proceso de gestación es esencial el seguir un tipo de alimentación que sea baja en calorías y evitar productos demasiado calóricos como los dulces o los fritos. En este aspecto los alimentos que no deben faltar en la dieta son las verduras, la fruta, las hortalizas o el pescado. Todos estos alimentos además de ser bajos en calorías son bastante ricos en nutrientes por lo que son ideales para la embarazada. Una ingesta excesiva de calorías va a provocar un aumento de kilos bastante importante que perjudica tanto a la embarazada como al pequeño.

Es bastante normal que después de cada comida el índice de glucosa en la sangre subaEs bastante normal que después de cada comida el índice de glucosa en la sangre suba

Consumir mucha fibra

Es bastante normal que después de cada comida el índice de glucosa en la sangre suba y consecuentemente se coja peso. Para evitarlo es importante el comer una buena cantidad de fibra ya que además de evitar la subida de glucosa ayuda a saciar el apetito. En la dieta no pueden faltar alimentos tales como los cereales o el pan integral. La fibra es buena también para evitar problemas de estreñimiento y mejorar toda la flora intestinal.

Ingerir abundante agua

Beber agua a lo largo del día va a permitir a la embarazada a mantenerse perfectamente hidratada además de depurar el organismo de numerosas toxinas y sustancias perjudiciales. Dicha depuración va a ayudar a no coger más peso de lo normal. Los expertos en el tema aconsejan el beber al menos unos dos litros de agua al día para evitar la deshidratación y mantener el cuerpo bien limpio de las toxinas. Al igual que el agua, el consumo de líquidos es perfecto para no engordar y mantener un peso ideal durante todo el embarazo.

Dieta equilibrada

La dieta que siga la embarazada debe ser equilibrada y nutritiva y es que es muy importante el comer de todo para mantener la salud en perfecto estado. A la hora de mantener un peso razonable es aconsejable el comer lo justo sin atiborrarse. Durante el embarazo es importante llevar unos buenos hábitos alimenticios y evitar el ingerir productos tan perjudiciales como los dulces, la bollería industrial o la comida basura. Una dieta saludable es clave a la hora de no engordar y evitar ciertos problemas de salud relacionados como el exceso de kilos.

Formas de cocinar

A la hora de cocinar los diferentes platos es importante tener en cuenta el método usado ya que no es lo mismo cocinar en una sartén con abundante aceite que hacer el mismo plato al horno o al vapor. Si lo que quieres es cuidar tu peso y no pasarte lo más mínimo, es recomendable el cocinar tus diferentes platos de forma saludable como al horno, a la plancha o salteado con un poco de sartén. Es esencial el cambiar de hábitos y tener en cuenta comer de la manera más sana posible.

Durante el desayuno puedes tomar un vaso de leche entera junto con un poco de avenaDurante el desayuno puedes tomar un vaso de leche entera junto con un poco de avena

Dieta tipo para no engordar

Si estás embarazada y no quieres coger demasiado peso durante el proceso de gestación debes seguir un tipo de dieta como la siguiente:

-Durante el desayuno puedes tomar un vaso de leche entera junto con un poco de avena y dos onzas de chocolate negro.

- A media mañana y para calmar el hambre puedes tomar una pieza de fruta junto a un puñado de frutos secos.

- En la comida puedes hacer un salteado de verduras y acompañarlo con unos filetes de pollo o de pavo.

- A la hora de merendar puedes tomar un yogur desnatado junto a una pieza de fruta.

- Para terminar el día recuerda que la cena no debe de ser demasiado copiosa por lo que puedes tomar un poco de pescado a la plancha y acompañarlo con un ensalada a base de pepino, lechuga, atún y tomate.

Espero que hayas tomado muy buena nota de estos maravillosos consejos y controles tu peso durante todo el embarazo. Recuerda seguir un tipo de dieta que sea equilibrada y lo más saludable posible. Si eres propensa a engordar, es aconsejable el acudir a un nutricionista que te pueda ayudar a confeccionar una dieta que te permita ingerir los nutrientes que necesitas y evitar el coger más kilos de los deseados. Recuerda que además de seguir una alimentación saludable es muy buen que hagas algo de deporte para eliminar esas calorías de más de tu cuerpo.

Te puede interesar