Menú
Desventajas al tener un bebé después de los 40 años
Desventajas al tener un bebé después de los 40 años

QUEDAR EMBARAZADA

Desventajas al tener un bebé después de los 40 años

¿Estás pensando en tener un bebé y tienes más de 40 años? Entonces deberás sopesar las posibles desventajas.

En la actualidad son cada vez más las mujeres que tienen bebés a sus 40 años, ya que la vida, la economía o la carrera profesional no les ha permitido serlo antes. A los 40 años, las desventajas de tener un bebé son a largo y corto plazo. A corto plazo, se presentan problemas físicos. A largo plazo, aparecen problemas sociales. Estos problemas no son insuperables, pero solo tú puedes determinar si estás dispuesta a enfrentarlos, sin importar cuán dulce sea la recompensa.

Es más difícil quedar embarazada cuando tienes 40 añosEs más difícil quedar embarazada cuando tienes 40 años

Problemas físicos

Es más difícil quedar embarazada cuando tienes 40 años. La mitad de las mujeres mayores de 40 años tienen problemas de fertilidad. Los riesgos de embarazo aumentan significativamente a esta edad.

Por ejemplo, el riesgo de un bebé de Síndrome de Down de una persona de 40 años es de 1 en 100, comparado con el riesgo de una persona de 30 años de 1 en 1.000. Los abortos involuntarios también aumentan con la edad. A los 40 años, hay un riesgo del 35% de perder el embarazo. Las embarazadas de 40 años también tienen más probabilidades de tener complicaciones como diabetes gestacional, presión arterial alta y muerte fetal.

Problemas sociales

Si bien es cierto que muchas mujeres esperan tener hijos, la edad promedio de una madre primeriza en la actualidad superan los 25 años. Ya sea que sea el primer hijo o no, la realidad de tener un bebé a los 40 años es que tú serás mayor que la mayoría de las madres en el mundo de tu hijo. 

Es probable que seas la madre de mayor edad como voluntaria en clase, la madre de mayor edad entre las amigas de tus hijos y que tengas la edad de una abuela cuando tu hijo se gradúe en la escuela secundaria. Deberás reflexionar sobre cómo te hará sentir esto y si estás preparada para afrontarlo.

Preocupaciones a largo plazo

Ser una madre más mayor también conlleva desventajas a largo plazo. Piensa que tendrás 70 años cuando tu hijo solo tenga 30 años. No estarás cerca de tu hijo durante el tiempo que te necesite. Además, es posible que no puedas ver a tus nietos y ciertamente no pasarás muchos años con ellos... Tendrás que preparar a tu hijo temprano para la posibilidad de tu muerte, ya que tu riesgo de muerte aumenta con la edad.

Asuntos personales

Finalmente, piensa por un momento cómo el tener un bebé a los 40 años te afectará personalmente en los próximos años. Cuanto más envejezcas, más difícil será hacer algo que sea exigente física y emocionalmente. ¿De verdad quieres arrastrarte por el suelo con un niño pequeño con unos 40 años? ¿Podrán tus rodillas hacerlo? ¿Quieres el estrés de un adolescente argumentativo entre los 50 y 60 años? ¿Será tu corazón lo suficientemente fuerte? ¿Tendrás la energía y la fuerza para soportar el trabajo continuo y la preocupación de criar a un niño? Si la respuesta a todas las preguntas anteriores es sí, entonces cíñete, ponte en buena forma y prepárate para el viaje de tu vida...

Cuanto más envejezcas, más difícil será hacer algo que sea exigente física y emocionalmenteCuanto más envejezcas, más difícil será hacer algo que sea exigente física y emocionalmente

Si en cambio, todo lo comentado anteriormente no te gusta o crees que ser madre no es lo tuyo y lo haces solo porque es lo "socialmente aceptado"... entonces es mejor que te lo pienses dos veces. Ser madre o padre no es un juego ni tampoco es una decisión que debas tomar a la ligera. Más bien todo lo contrario. Pensar en tener un bebé y ser madre (que es algo que te durará toda la vida), es una decisión que tendrás que tomar pensándolo todo muy bien, tanto los pros como los contras.

Aunque si después de valorarlo todo, crees que realmente ha llegado el momento de ser madre, entonces es que realmente tu corazón y tu cuerpo está preparado para pasar por todo lo que conlleva y disfrutar de tus hijos todo el tiempo que la vida te permita.

Te puede interesar