Menú
Desarrollo sexual normal en niños pequeños
Desarrollo sexual normal en niños pequeños

DESARROLLO INFANTIL

Desarrollo sexual normal en niños pequeños

Es importante conocer el desarrollo sexual de los niños pequeños para entender cada una de sus etapas.

Para entender la salud sexual en los niños pequeños es necesario saber y entender sobre su desarrollo sexual. El desarrollo sexual infantil es una parte fundamental de su salud y los padres deben tenerlo en cuenta para entender ciertas conductas en los niños e incluso, para saber si deben preocuparte en algún momento determinado.

Aquí hay algunas pautas para los padres con respecto al desarrollo sexual de sus hijos en diferentes etapas de la infancia.

Bebés y niños pequeños de 1 a 2 años

La experiencia emocional más temprana de los bebés está asociada con el amor de sus padres, que se expresa mediante el contacto físico puro: abrazar, besar, acurrucarse y hacer cosquillas. Todas estas acciones de afecto hacen que el bebé sienta que él / ella es amado y cuidado. Esta expresión única de intimidad física y vínculo emocional puede convertirse en la base de formas más maduras de intimidad física y amor que son parte de la sexualidad madura en una edad posterior. Además, es imprescindible para la salud física y emocional del pequeño.

Muchos padres expresan preocupación cuando ven que sus bebés se tocan los genitales o los bebés varones que tienen erecciones frecuentes. Los especialistas aseguran que este comportamiento es perfectamente normal: los niños pequeños simplemente están explorando sus cuerpos. 

La experiencia emocional más temprana de los bebés está asociada con el amor de sus padresLa experiencia emocional más temprana de los bebés está asociada con el amor de sus padres

Además, muchos niños, especialmente los bebés, disfrutan de estar desnudos. La reacción de los padres ante estas manifestaciones tempranas del comportamiento sexual es muy importante. De hecho, son las primeras lecciones de los niños en sexualidad. Si no expresas sorpresa, ira o desaprobación, le mostrarás al niño que el deseo de conocer su propio cuerpo es una parte normal de la vida.

Niños pequeños de 3 a 5 años

A la edad de 3 años, el niño comienza a darse cuenta de la diferencia entre los sexos. Esto se conoce como identidad de género. A esta edad, el niño puede diferenciar entre niños y niñas y puede identificarse con uno u otro. También comienzan a asociar ciertos tipos de comportamiento como ser masculino o femenino. Para el preescolar, los niños ya saben perfectamente bien si son niños o niñas y continúan explorando sus cuerpos con mayor propósito.

No se aconseja a los padres que los regañen porque puede provocar un sentimiento de culpa y vergüenza. Por otro lado, es bueno explicarles que, aunque puede ser agradable tocarse, debe hacerse en privado. Además, a los niños se les debe enseñar que nadie más, ni siquiera los miembros de la familia o las personas en quienes confían, deben tocarlos de una manera que los haga sentir incómodos.

Recuerda que el niño recurrirá a otras fuentes de informaciónRecuerda que el niño recurrirá a otras fuentes de información

Niños de 6 a 10 años

A esta edad, los niños están muy interesados en el embarazo, el nacimiento y los roles de género: los niños y las niñas comienzan a jugar por separado. Esta es también la edad en que sus iguales comienzan a tener mayor influencia en la formación de la perspectiva sexual. Si no estás cerca de tu hijo o si no eres una fuente de información confiable, tu hijo hablará sobre temas sexuales con sus amigos en lugar de contigo.

Es muy importante tener buena comunicación con tus hijos desde que son bien pequeños. Como padre o madre, tú eres quien puede explicar mejor a tu hijo sobre los órganos sexuales y la reproducción. Por eso es muy importante que tanto tú como tu hijo tengáis una relación sólida, basada en la confianza con un buen vinculo emocional. Si a estas edades tu hijo no pregunta por el sexo, es necesario que comiences a hablar de forma natural sobre esto, siempre desde la honestidad. Recuerda que el niño recurrirá a otras fuentes de información o tendrá sus propias conclusiones si no quieres contestar a sus preguntas o inquietudes.

Recuerda que su futuro comportamiento sexual depende en gran medida de cómo aprenda sobre este tema de ti. Lo mejor es siempre desde la naturalidad.

Te puede interesar