Menú
Cómo saber si estoy embarazada
Cómo saber si estoy embarazada

EMBARAZO

Cómo saber si estoy embarazada

Estos síntomas son los más característicos para saber si estás embarazada o si es una falsa alarma.

Hay decenas de maneras de saber si estás embarazada o no. Lo primero que hay que dejar claro es que realmente no lo sabremos hasta que el médico nos realice la prueba pertinente y nos confirme que está creciendo un niño en nuestro interior. Dicho esto, hay otras muchas maneras de anticiparnos a su pronóstico y poder deducir si es cierto o no que estamos embarazadas.

El cuerpo de cada mujer es un mundo, somos muy diferentes entre nosotras y por eso es posible que cuando una haya comenzado a notar ciertos síntomas de embarazo, otra ni siquiera se le habrá ocurrido pensar que puede estar en estado de gestación. Por eso, el test de embarazo va a ser la prueba más fiable, la que confirme si nuestras sospechas son ciertas o no. A pesar de ello, hay ciertos síntomas generales que se producen al poco tiempo de quedarnos embarazas, y que desde Bekia te vamos a contar cuáles son para que te ayuden a saber si estas embarazada.

Retraso en la menstruación

La primera alerta para casi todas de nosotras suele ser la falta de la menstruación. Si eres de aquellas que tiene un ciclo regular y de repente se te atrasa y, por su puesto, hay alguna posibilidad de que estés embarazada, ya vas a estar pensando que es así, que no te ha bajado la regla porque es probable que haya un embarazo.

La primera alerta para casi todas de nosotras suele ser la falta de la menstruaciónLa primera alerta para casi todas de nosotras suele ser la falta de la menstruación

Si esto ocurre, no te alertes precipitadamente, pues se puede tratar de un retraso por cualquier otro motivo y no porque sea un síntoma del embarazo. Para ampliar la sospecha debes tener en cuenta otros aspectos que narramos a continuación.

Nauseas, vómitos, mareos

Pueden ocurrir en cualquier momento del día y aparecen al comienzo del embarazo. Se trata de las nauseas, de los vómitos, de los mareos, etc. tan característicos de este periodo. Es una sensación de desagrado total provocada por una hormona de nuestro cuerpo. Sin duda, se trata de otro síntoma que nos va a indicar que podemos estar embarazadas.

Es cierto que es más frecuente que se produzcan esos vómitos y nauseas a primera hora de la mañana, cuando nos levantamos de la cama y, como hemos señalado, suelen estar presentes durante las primeras semanas de embarazo. Te recomendamos que para evitar los vómitos realices pequeñas comidas, aunque sean más al día, y evitando alimentos pesados y con olores fuertes. Además, si tienes muchos vómitos es muy importante que bebas líquidos para que no haya una deshidratación.

Cambios hormonales

Si eres de las que piensa que el embarazo solo va a cambiar tu aspecto físico estás muy equivocada. Hay ciertos cambios en las emociones, en el comportamiento, que también son un síntoma claro de que se puede estar embarazada. Entre ellos está los cambios de humor que están causados por las alteraciones hormonales.

Por todo ello, pasar de la risa al llanto, estar de peor humor, más irritada... es un comportamiento normal, que es posible que se manifieste también en las primeras semanas de embarazo. Notarás sentimientos contradictorios y pasarás de estar alegre a estar triste por cualquier motivo y sin razón. No te asustes, son cosas de las hormonas y volverás a tu estado normal rápidamente.

Mayor sensibilidad en los pechos

Si se ha producido la fecundación, es decir, si estas embarazada, tus pechos te lo van a decir. Y es que, a los pocos días de que esto ocurra se van a comenzar a hinchar un poco y, además, se van a volver mucho más sensibles. Por tanto, notarás mas el dolor si te has dado un pequeño golpe y también las rozaduras en los pezones, pues estarán mucho más sensibles debido al incremento de progesterona y de estrógenos.

Son síntomas parecidos a los que se manifiestan antes de que nos baje la menstruación, por lo que si solo notas este no debes alarmarte, todavía no es seguro que estés embarazada. También puedes tener en cuenta que la areola de los pezones tiende a oscurecerse y también a agrandarse. Los pezones se están transformando para que puedas amamantar al bebé.

Te recomendamos que para evitar los vómitos realices pequeñas comidasTe recomendamos que para evitar los vómitos realices pequeñas comidas

Otros síntomas de embarazo

Es muy posible que con todo lo que te hemos contado ya sepas si estás o no embarazada. Pero para que no tengas dudas, te relatamos algunos otros síntomas que también aparecen a la par que se va desarrollando el embarazo y que te ayudarán a saberlo con total seguridad.

Por ejemplo, cuando han pasado un par de semanas desde la gestación, puede que tengas algunas pérdidas de sangre que, aunque no se sepa bien a qué se debe, se producen en muchas mujeres. Es poca cantidad la del sangrado y dura un par de días, además lo diferenciarás fácilmente con el sangrado de la regla.

Cuando ya ha pasado un poco más de tiempo, alrededor de un mes, vas a notar como vas a orinar con más frecuencia. Es otro síntoma claro del embarazo y uno de los más frecuentes también. Y es que, en este periodo aumenta la cantidad de sangre y líquidos por el cuerpo, por lo que los riñones también tienen que trabajar más.

El siguiente síntoma está un poco relacionado con uno mencionado anteriormente. Se trata de sentir aversión a algunos olores y sabores, incluso hasta tal punto de que nos produzcan nauseas y vómitos. No te asustes si ves algún plato de comida que te encanta y de repente te entran ganas de vomitar y no puedes ni verle. Incluso, si otras comidas te saben diferentes, pues también hay una alteración en la percepción de los sabores. Tampoco te alarmes si ya no puedes oler tu colonia diaria y preferida. Estos rechazos son normales durante el embarazo, concretamente entre la segunda y octava semana.

Por último, otro síntoma que es muy claro y normal es notar un mayor cansancio y somnolencia. Sobre todo, al inicio del embarazo se va a presentar una sensación de fatiga. Esto se va a deber a que aumentan los niveles de una hormona, cuyos efectos van a desaparecer sobre el segundo trimestre del embarazo, y van a volver a aparecer en la etapa final.

Te puede interesar