Menú
¿Debes decir a tus hijos que tienes cáncer?
¿Debes decir a tus hijos que tienes cáncer?
CÁNCER

¿Debes decir a tus hijos que tienes cáncer?

Si tienes cáncer y no sabes si decirlo a tus hijos, ¿qué es mejor? ¿Decirlo u ocultarlo? Es una decisión personal, pero descubre qué es mejor para ellos.

El cáncer es una palabra que toda la sociedad teme. Cáncer significa muerte en muchos casos, aunque nadie quiere decirlo, solo con pronunciar esas palabras puede entrar un horrible escalofrío por dentro. Son muchas, demasiadas, las personas que se han ido de nuestro mundo por culpa de esta terrible enfermedad. El cáncer no entiende de edades, ni de géneros, ni de estatus social. Cuando llega su intención es arrasar con lo que se encuentra a su paso, pero por supuesto, la esperanza nunca debe perderse porque mientras haya vida, hay esperanza.

Tener cáncer y no saber si decirlo o no a los hijos

Pero, ¿qué pasa si te diagnostican cáncer y tienes hijos? ¿Se lo dices o no se lo dices? Es una pregunta muy dura que los padres que deben afrontar esta enfermedad se han tenido que hacer. Y realmente, nadie puede contestar a esta pregunta, porque dependerá de cada situación familiar y de los valores de cada uno que se les diga o no a los hijos.

Los sentimientos que una persona tiene cuando padece cáncer, son indescriptiblesLos sentimientos que una persona tiene cuando padece cáncer, son indescriptibles

Los sentimientos que una persona tiene cuando padece cáncer, son indescriptibles. Solo lo entiende quien lo padece. Pero la palabras más comunes para describir en estos casos es: frágil, vulnerable y fuerte. Pero frágil y vulnerable no significa que no se luche o que no se esté vigilante. Porque la fuerza que se tiene para luchar contra la enfermedad también es una forma de describir la enfermedad.

¿Se lo dices a tus hijos?

La sinceridad es necesaria en estos casos y tus hijos deben conocer la verdad, pero con palabras que puedan entender dependiendo de la edad que tengan. No es lo mismo explicar qué es el cáncer a un niño de 4 años que a otro de 14. Es importante sentar a los niños y explicar los efectos secundarios del tratamiento. No es bueno evadir la pregunta de, '¿tienes cáncer?', o '¿te pasa algo, estás enferma?', los niños saben cuando algo no va bien y necesitan sinceridad para poder confiar en ti. También necesitan esperanza.

Ayudar a los niños a entender el cáncer y qué puede ocurrir y qué no, es necesario. Decirlo os ayudará a todos, porque será más fácil someterse al tratamiento de quimioterapia antes de las posibles cirugías. Tus hijos sabrán todo lo que ocurre y por qué deben ingresarte. El no saberlo puede causarles ansiedad y mucha más preocupación, porque aunque el cáncer es preocupante y peligroso, no saber nada aumenta la angustia.

Los niños necesitan saber si sientes dolorLos niños necesitan saber si sientes dolor

Podrán expresar sus sentimientos

Es muy importante que los niños y los familiares, así como la persona que tiene cáncer puedan expresar sus preocupaciones, miedos y sentimientos. Los niños necesitan saber si sientes dolor, si hay probabilidad de supervivencia... Necesitan enfadarse con el cáncer. También necesitan sentirse orgullosos de la lucha que su padre o madre está teniendo y al mismo tiempo poder mostrar su dolor.

Los niños se pueden mostrar vulnerables, valientes, protectores, sinceros... cualquier adjetivo es válido cuando se trata de sus sentimientos, y tú, te sentirás muy orgulloso/a de ellos. Ellos se preocupan por ti porque te aman y te quedarás impresionado/a de cómo tienen capacidad suficiente para poder hablar sobre el tema.

Si tienes hijos y te han diagnosticado cáncer, es importante que seas sincero/a porque ellos son muy intuitivos. Aunque lo expliques de la forma más simple posible, permite que te hagan las preguntas que necesiten, que expresen sus sentimientos. Explícales las cosas de forma que puedan estar preparados para escuchar lo que tienes que explicarles. La honestidad con tus hijos te permitirá que puedan sentirse abiertos con sus sentimientos, que exista una gran confianza entre vosotros y que por supuesto, la esperanza no se pierda nunca.

Te puede interesar