Menú
Cuidar la piel seca en niños
Cuidar la piel seca en niños

CUIDADO DE LA PIEL

Cuidar la piel seca en niños

Nos solemos centrar en cuidar la piel de los bebés, pero los niños mantienen de más mayores la piel seca y es recomendable saber cómo tratarla.

Normalmente los padres nos preocupamos por la piel seca de los bebés, y en cómo hidratarla para que esté suave y sana. Pero no debemos dejar de lado que los niños también pueden tener la piel seca y que esto les genere problemas. Los bebés y los niños pueden tener la piel seca igual que los adultos, de hecho, debido a que la piel es más joven, es más delicada y susceptible a convertirse en una piel seca.

El aire exterior, el frio y la sequedad interior (por ejemplo por el uso de calefacciones en el interior de los hogares o el aire acondicionado en verano) puede hacer que la humedad natural de la piel simplemente desaparezca. Cuando la hidratación de la piel brilla por su ausencia, ocurre los niños son más propensos a la piel seca. Tanto en invierno como en verano se puede tener la piel seca.

La piel seca y otras condiciones

Si tu hijo tiene manchas rojas que le pican en la piel entonces más que la piel seca, es posible que tenga un eccema, algo que también se conoce como dermatitis atópica. A veces, incluso el eccema se mejorará con una hidratación regular, por lo que no es necesario tener que ir al médico a no ser que las manchas rojas no mejore, o que empeoren o que quizá se sienta más incómodo y que le piquen mucho.

Protégeles del calor en verano y del frío en inviernoProtégeles del calor en verano y del frío en invierno

En algunos casos raros, la piel seca puede indicar una condición genética llamada ictiosis. La ictiosis aparece en la piel como piel seca o descamación. También se puede poner roja de vez en cuando. Además, puede ir acompañado generalmente por un engrosamiento de las palmas de las manos y las plantas de los pies. Si el médico sospecha que tu hijo tiene ictiosis, es probable que le quiera evaluar concienzudamente y que le derive a un dermatólogo.

Qué puedes hacer para mejorar la piel seca de tus hijos

Si tu hijo o hija tiene la piel seca por diferentes condiciones ambientales o genética, se pueden tener algunos remedios en cuenta para poder mejorar la condición y que vuelva a tener una piel sana y saludable.

1. Pasar menos tiempo en el baño

El baño seca la piel de las personas, y cuando se pasa demasiado tiempo dentro del agua se eliminan los aceites naturales junto con la sociedad. Pero un baño no tiene que ser un problema para la familia. En lugar de permitir un baño de media hora, puede ser de diez minutos. El agua debe estar tibia y en ningún caso caliente. El uso del jabón debe hacerse con moderación. Si el jabón no tiene perfume y respeta el pH natural de la piel, mucho mejor.

Si quieres dejar a tu hijo que juegue en el agua es mejor hacerlo antes de enjabonarle para que no pase demasiado tiempo dentro del agua con jabón y que la hidratación de la piel no se vea afectada. Los baños de burbujas de jabón es mejor limitarlos únicamente a ocasiones especiales.

2. Usar una crema hidratante

Es algo muy beneficioso pero que en muchas ocasiones por las prisas diarias se nos olvida utilizar. Cada vez que saques a tu hijo de la bañera, sécale con una toalla suave y a continuación unta en su piel una crema hidratante infantil de forma inmediata. La aplicación de esta crema hidratante sólo será de unos minutos y mantendrá la piel de tu hijo con una mejor hidratación.

Si tu hijo tiene la piel bastante seca, lo mejor es utilizar una crema hidratante que se adapte a su piel en particular (puedes preguntar al dermatólogo). Además, también es una opción adecuada que le untes la crema dos veces al día (una después del baño y otra durante el día).

3. Utilizar un humificador

Si tu hijo tiene la piel seca, una forma de que tenga la piel mucho más saludable es utilizando un humificador de vapor frío en la habitación. Así, además de mejorar el ambiente y de que no se resequen las fosas nasales si el aire es demasiado seco, tampoco se resecará su piel y podrá tenerla mucho más saludable.

Para mantener la piel hidratada también debemos hidratarnos por dentroPara mantener la piel hidratada también debemos hidratarnos por dentro

4. Cuidado con la sal o el cloro

Sobre todo en verano, es posible que vayas a disfrutar a la playa o a las piscinas con tus hijos. Además de tomar todas las precauciones necesarias de seguridad, también deberás tener en cuenta de no dejar demasiado tiempo en la piel el cloro de las piscinas o la sal del mar porque pueden causar que la sequedad de la piel se agrave. Siempre será necesario acudir a una ducha de agua potable para quitar los restos de cloro y sal y además, aplicar la crema hidratante cuando la piel aún esté húmeda.

5. Hidratar a los niños constantemente

Cuando un niño tiene la piel seca es porque carece de humedad. Es necesario ofrecer a los niños líquidos en abundancia durante todo el día y todo el año para reemplazar la humedad que se evapora en su piel (si tu hijo es un bebé la leche materna o fórmula también hará esta función durante los primeros seis de vida a no ser que el médico te indique lo contrario).

6. Proteger a los niños del clima

Es necesario que te asegures que proteges a tu hijo del frío por ejemplo con guantes o bufandas o en verano del sol excesivo. No importa cuál sea la temporada del año, es necesario proteger a los niños del frío, calor, viento... y usar protector solar durante todo el año para evitar las quemaduras solares.

7. Cuándo debes acudir al médico

Si notas que la piel de tu hijo es demasiado seca, entonces no dudes en acudir a tu médico para que te deriven al dermatólogo y que puedan valorar el estado de la piel de tu pequeño. También podrás pedirle recomendaciones para la piel seca de tu hijo siguiendo su caso en particular.

Puedes llamar a tu médico si notas que tu hijo tiene síntomas de eczema o ictiosis como te he comentado al principio de este artículo. Igualmente, si la piel de tu hijo no mejora con tratamientos o remedios caseros o parece incluso que puede tener algún signo de infección (secreciones amarillas, hinchazón o grietas en la piel) acude a tu médico lo antes posible.

Te puede interesar