Menú
13 cosas que no sabías sobre los piojos
13 cosas que no sabías sobre los piojos

PIOJOS

13 cosas que no sabías sobre los piojos

Estos pequeños insectos viven en el cuero cabelludo de los seres humanos y animales, descubre 13 cosas que no sabías sobre los piojos.

Los piojos son un tipo de insectos de reducido tamaño que se alimentan de la sangre para poder sobrevivir. Cuando alcanzan su edad adulta tienen un tamaño parecido al de una semilla de sésamo, mientras que las huevas tan solo llegan a medir como una escama de caspa.

Estos pequeños insectos viven en el cuero cabelludo de los seres humanos y de los animales, con el fin de poner sus huevas a lo largo del pelo y esconderse entre él. La infección por piojos, también conocida como pediculosis es una afección muy común entre niños y adolescentes, ya que a la hora de jugar arriman sus cabezas, facilitando el contagio.

Por norma general la edad en que se suele tener piojos, son entre los 3 y 14 añosPor norma general la edad en que se suele tener piojos, son entre los 3 y 14 años

A pesar de ser muy conocidos por las personas y ser un mal común en la sociedad desde tiempos inmemorables, mucha gente desconoce datos sobre estos pequeños bichos, o cree en mitos que son totalmente falsos. Por ello, desde Bekia, te dejamos una serie de 13 curiosidades y datos interesantes que no sabías sobre ellos:

1. No le gustan las cabezas de adultos

Por norma general la edad en que se suele tener piojos, son entre los 3 y 14 años, ya que llegada esa edad aumenta la producción de una sustancia grasa, el sebo; la cual no es agradable para estos insectos. También tiene que ver, que a esas edades el contacto de las cabezas a la hora del juego es más probable, facilitando de este modo el contagio.

2. El tinte les mata

Otra razón por las que se dan más casos en niños y adolescentes, es que en la edad adulta se usan productos con altos niveles de amoniaco, como por ejemplo los tintes, que los producen la muerte con tan solo su contacto.

3. Existen tres tipos de piojos que afectan a los seres humanos

A parte de los piojos de la cabeza, los cuales son los más conocidos y extendidos, existen otros dos tipos: los piojos del cuerpo y las ladillas o piojos púbicos. Cada tipo es diferente y se ubica en sitios distintos del cuerpo humano:

a. Piojos de la cabeza: se localizan en las cabezas humanas, colocando sus huevos, las liendres, a lo largo del vello capilar. Su lugar favorito es la nuca, detrás de las orejas y el cuello.

b. Piojos del cuerpo: pertenecen a la misma especie que los anteriores, pero a diferencia de los de la cabeza, este tipo de piojos viven en la ropa, entre las telas, sabanas, tejidos, etc, donde colocan sus huevos. Más tarde se trasladan al cuerpo para alimentarse de sangre.

c. Piojos púbicos o ladillas: Normalmente se colocan en el vello localizado en la zona púbica, pero en ocasiones se pueden encontrar en las cejas, pestañas, barba, bigote, etc. Su forma de transmisión es mediante el acto sexual, por el contacto, de ahí que puedan llegar a todo ese amplio abanico de zonas.

4.Afectan a los animales

Existen muchos que afectan a animales, tanto a gatos, como a perros, conejos, etc. Cada especie de estos pequeños bichos solo puede vivir en un tipo de animal y en una zona de su cuerpo en concreto, siendo así imposible entre el contagio entre animales y humanos, como de piojos de cabeza a piojos púbicos, etc.

5. Los piojos de los elefantes no se alimentan de sangre

Como hemos dicho casi todas las especies de animales poseen su propio tipo de piojo. En el caso de los elefantes su alimentación varia, dejando de lado la sangre y alimentándose de su piel y de su pelo.

6.Prefieren temperaturas cálidas

Estos pequeños insectos se decantan por habitar en zonas con unas condiciones de temperatura altas, aproximadamente unos 28 y 30 grados. Por ello suelen encontrarse en la raíz del pelo, donde el calor corporal sale al exterior.

7. Existían ya en la época de los dinosaurios

: Tras realizar un estudio, se demostró que estos pequeños insectos ya existían en la época de los dinosaurios, y probablemente estos fueran los primeros en padecerlos.

8. Los piojos no saltan

A diferencia de lo que la gente piensa, los piojos no son capaces de saltar, ni de dar brincos de cabeza en cabeza y mucho menos de volar ya que no poseen alas. Se transmiten mediante el contacto del pelo, gracias a su gran velocidad, la cual puede superar los 30 centímetros por minuto.

9. Prefieren el pelo limpio

En muchas ocasiones se asocia el padecer piojos con una carencia de higiene, pero en realidad no es cierto. Ya que estos pequeños insectos prefieren un pelo limpio y lavado, antes un pelo sucio y enredado. Esto se debe a que su principal objetivo es llegar lo más rápido posible y de la manera más fácil a la sangre.

10. Pueden vivir unos 35 días aproximadamente

Estos insectos duran aproximadamente un mes si se alimentan de forma continuada, mientras que si están 2 días sin alimentarse mueren. Durante todo este tiempo son capaces de poner decenas de huevos, es decir, liendres, por todo tu cabello.

11. Tan solo copulan una vez

Los piojos tan solo se aparean una vez en la vida, pero gracias a la capacidad que posee la hembra de almacenar dentro de su cuerpo el esperma producido por el macho durante la copulación, puede producir huevos todos los días, hasta su muerte. Por norma general las hembras producen entre cinco y diez huevos al día.

Cada vez son más resistentes y más difíciles de eliminarCada vez son más resistentes y más difíciles de eliminar

12. Cada vez son más resistentes y más difíciles de eliminar

Al igual que las bacterias se están haciendo más resistentes a los antibióticos, con el paso del tiempo los piojos están creando una resilencia hacia los productos químicos especializados para eliminarlos. Esto se debe al mal uso que damos de ellos, utilizándolos de forma abusiva o como protección para no cogerlos, cosa que no funciona, ya que solo actúan si la persona está contagiada de ellos. Por ello se recomienda el uso de remedios naturales y caseros para su eliminación.

13. El picor que provocan es producido por una reacción alérgica

Los piojos a la hora de atravesar la piel, antes de absorber la sangre, expulsan una pequeña cantidad de su saliva, la cual impide que esta se coagule y puedan absorberla más fácilmente. Muchas personas sufren una reacción alérgica a este líquido, lo que provoca que tengan picores cuando entran en contacto con él.

Te puede interesar