Menú
Cosas que enseñas a tus hijos sin darte cuenta
Cosas que enseñas a tus hijos sin darte cuenta

ENSEÑANZA

Cosas que enseñas a tus hijos sin darte cuenta

Hay cosas que enseñas a tus hijos diariamente sin apenas darte cuenta, ¡descubre algunas de ellas! Ellos ven todo lo que haces.

Los niños aprenden más en tu casa que en la escuela. Los niños aprenden de sus padres y ven cómo el mundo puede estar lleno de oportunidades para aprender y crecer. Los niños son pequeñas esponjas que absorben todo tu comportamiento y tus valores. Hay cosas que les estarás enseñando a tus hijos sin tan siquiera darte cuenta.

A tratar a los demás

Dependiendo de cómo trates a los demás tus hijos aprenderán a comportarse con los otros. Así que a partir de ahora fíjate cómo tratas a los camareros de un restaurante o a la cajera del supermercado. Es fácil ser respetuoso y gentil con los demás, no solo con quienes consideras más importantes que tú. Tus hijos escuchan cómo hablas a las demás personas, incluso a las personas sin hogar. No son solo las palabras, también es el tono. Tus hijos aprenden a tratar a los demás viendo cómo tratas tú a otros.

A cómo defenderse

Cuando recibas un trato injusto por parte de otra persona, en lugar de montar un escándalo, enseña a tus hijos a que una persona se puede defender con una interacción perfectamente razonable, hablando de forma asertiva y respetuosa con otras personas.

Si tus hijos ven en ti un ejemplo de diversión y juego todo el tiempo, sabrán que ellos también pueden divertirseSi tus hijos ven en ti un ejemplo de diversión y juego todo el tiempo, sabrán que ellos también pueden divertirse.

A jugar y pasarlo bien

Si tus hijos ven en ti un ejemplo de diversión y juego todo el tiempo, sabrán que ellos también pueden divertirse. Es importante que tus pequeños vean en ti la afición por tus intereses, a leer cuando tengas un rato libre, a jugar con ellos para demostrarles que la mejor forma de pasar tu tiempo es a su lado. Decora las fiestas de cumpleaños, disfruta jugando con vuestras mascotas... Tus hijos nunca sabrán que es aburrirse porque aprenderán que quien se aburre es porque quiere hacerlo.

A ser honesto

¿Alguna vez has dicho una mentira delante de tu hijo sabiendo que tu pequeño sabía que no estabas diciendo la verdad? En ocasiones es tentador mentir para conseguir algún fin, pero si tu hijo ve que lo haces, no dudes en que pensará que es algo aceptable y también lo hará. Si quieres que tus hijos se conviertan en personas honestas, tendrás que serlo tú primero... en todas las situaciones.

A aprender cada día

El aprendizaje es algo de cada día, no hay edad para seguir aprendiendo. Si tus hijos ven que estudias aun teniendo 50 años por el simple placer de aprender (un idioma, a tocar un instrumento, a bailar, una carrera que siempre quisiste hacer, etc.) entonces experimentarán que el aprendizaje es algo que se puede hacer en cualquier momento, no solo en el aula dentro de la escuela. El mundo está lleno de aprendizajes diarios.

Ser agradecido es lo que realmente a los niños les ayudará a ser felicesSer agradecido es lo que realmente a los niños les ayudará a ser felices

A tener una buena imagen corporal

Algo maravilloso que puedes enseñar a tus hijos es a tener una actitud saludable con el cuerpo. Comer bien, hacer ejercicio y no menospreciarse a uno mismo. De esta manera tendrá una relación saludable con los alimentos y con su propio cuerpo. Las dietas no son para adelgazar, son para aprender a comer mejor, el ejercicio para tener una mejor salud y un mejor estado de ánimo... los cánones de belleza no son algo que os deban importar demasiado. La belleza está en el interior de cada uno, si te consideras bello, los demás también lo harán, así de simple.

A ser agradecido

Ser agradecido es lo que realmente a los niños les ayudará a ser felices. Aprender a disfrutar de lo que tienen sin pensar en lo que no tienen o que tienen otros. Este trabajo te corresponde a ti, tus hijos pueden ver en ti ambiciones para el futuro, pero que eso no te condicione en la actualidad, que puedas agradecer lo que tienes y de las cosas y personas que puedes disfrutar hoy. La vida está para vivirla no para pensar constantemente en lo que no se tiene.

Te puede interesar