Menú
El comportamiento de los padres influye en las emociones de los hijos
El comportamiento de los padres influye en las emociones de los hijos

EMOCIONES

El comportamiento de los padres influye en las emociones de los hijos

El comportamiento de los padres influye directamente en las emociones de los hijos... ¿cómo y por qué?

El comportamiento de los padres afecta directamente al comportamiento de los hijos. Los niños son como esponjas: modelan todo lo que hace un padre e incorporan lo que ven en sus propias vidas. Es importante que los padres sepan realizar los ejemplos correctos para sus hijos. Los ejemplos negativos pueden ser perjudiciales para el desarrollo de un niño y pueden llevar a una mala conducta... tanto en el presente como en el futuro.

Si eres padre o madre, debes tener la conciencia de que tus actos son mucho más poderosos que tus palabras. Por lo que, puedes explicar a tus hijos todo lo que quieras... que si después tus actos no van concordes a tus palabras, a tus hijos les generarás confusión y ellos, solo copiarán lo que te vean hacer.

A continuación vamos a comentarte algunos ejemplos de los comportamientos que quizá no te des cuenta que están influyendo a tus hijos sobremanera. Por este motivo, si después de leer todo esto crees que estás influenciando a tus hijos de alguna de estas maneras, entonces es importante que cambies tus comportamientos para ser un mejor modelo de comportamiento.

El comportamiento de los padres afecta directamente al comportamiento de los hijosEl comportamiento de los padres afecta directamente al comportamiento de los hijos

Habilidades sociales

Los niños antisociales aprenden su comportamiento a partir de los ejemplos de sus padres. Las habilidades sociales se pueden interpretar como todo, desde el educado básico "por favor" y "gracias" a hablar frente a multitudes. Los niños modelan a sus padres y aprenden de ellos... Si tus hijos te ven titubear cuando hablas con un camarero... A ellos les pasará exactamente igual en el futuro. Es importante que seas un buen ejemplo de relaciones sólidas.

Estrés diario

La reacción de los padres al estrés afecta la forma en que un niño reacciona al estrés. Si un padre reacciona negativamente, un niño también aprenderá a reaccionar negativamente. Además, las reacciones negativas al estrés, como gritar y pegar, pueden asustar a un niño. Los niños pueden aprender a cerrarse y hasta pueden pensar que son la causa del estrés... sintiéndose culpables de manera innecesaria. Si el estrés se maneja de manera positiva, ayuda a los niños a ver que el amor de sus padres por ellos nunca cambia, incluso cuando están estresados.

Mantener la disciplina positiva

La forma en que un padre disciplina afecta mucho el comportamiento de sus hijos. Cuando un padre elige usar el castigo físico, como pegar cachetes en el culo, no le enseña al niño cómo cambiar su comportamiento. Los niños también pueden reaccionar agresivamente al castigo físico. Cuando los padres eligen formas alternativas de castigo, como los tiempos muertos, están ayudando a modificar la mala conducta del niño de manera calmada y después reflexionar para cambiar ese comportamiento a mejor.

La forma en que un padre disciplina afecta mucho el comportamiento de sus hijosLa forma en que un padre disciplina afecta mucho el comportamiento de sus hijos

Discusiones habituales

Si la discusión entre los padres se hace de manera justa y con madurez, un niño puede realmente beneficiarse al ver cómo se resuelven los conflictos. Las peleas verbales y físicas son extremadamente difíciles para los niños. Los niños pueden culparse a sí mismos por las peleas de sus padres y pueden ser traumáticos tanto en el presente como en el futuro.

Los niños pueden desarrollar baja autoestima e incluso pueden comportarse violentamente hacia otros niños. Las familias disfuncionales crean hijos disfuncionales. Los niños a menudo repiten este comportamiento en sus futuras relaciones.

El abuso infantil destruye a los niños

El abuso infantil causa una variedad de conductas antisociales y destructivas. Esto se debe a que los niños maltratados intentan sobrellevar la situación y entender por qué se les está abusando. Los padres que abusan de sus hijos pueden hacer que sus hijos sean agresivos y violentos, experimenten problemas de aprendizaje e incluso se tomen drogas o alcohol. Los padres que abusan proporcionan lo contrario de lo que necesita un niño para crecer sano. En cambio, destruyen el mundo interior y exterior de un niño.

Te puede interesar