Menú
Cómo superar el Síndrome del nido vacío
Cómo superar el Síndrome del nido vacío

PADRES

Cómo superar el Síndrome del nido vacío

Descubre cómo puedes superar el síndrome del nido vacío sabiendo cuáles son sus ventajas.

Cuando los niños se convierten en adultos y se marchan de casa, los padres pueden tener dificultades para adaptarse a la nueva realidad: el síndrome del nido vacío puede aparecer. Es cierto que puede ser bueno de no tener que preocuparse de los hijos tan a menudo porque ya saben cuidarse solos (¡gracias a vosotros!), también puede ser divertido pasar tiempo con tu pareja o tener más tiempo para uno mismo... Pero se hace difícil a veces.

Ellos están bien, y ahora te toca a ti estar un poco mejorEllos están bien, y ahora te toca a ti estar un poco mejor

Hay padres que cuando los hijos se van de casa pasan más tiempo con sus propios pasatiempos e intereses, se cambian a una casa más pequeña o buscan viajes para disfrutar un poco más de la libertad tan añorada. Si tus hijos se han marchado de casa y saben cuidarse por sí mismos, entonces, ¡felicidades! Significa que durante dos décadas (o más) has hecho bien tu trabajo, has criado a niños que se han convertido en adultos de éxito y ahora, es el momento de relajarse y disfrutar de la vida. Ellos están bien, y ahora te toca a ti estar un poco mejor.

Tener el nido vacío no tiene que ser malo

Esto no significa que no eches de menos a tus hijos, ¡ni mucho menos! Les echarás de menos, y mucho. Cada día querrás hablar con ellos, o casi todos los días, y esto es normal. Pero también podrás tener la oportunidad de hacer cosas que quieres hacer, cosas que quizá mientras estabas tan ocupado/a criando a tu familia, simplemente no podías hacer. Ahora es el momento.

Ahora puedes viajar más, crear un gimnasio en el hogar, invitar a tus amigos o hacer todo tipo de cosas que te resulten interesantes, ¿qué tal si estudias esa carrera que antes no podías por todos los quehaceres diarios? Hay tantas cosas diferentes que puedes hacer con tu tiempo cuando tus hijos ya no están en casa, ¡que puedes sentir la emoción que quieras!

Haz un lista de cosas que quieres hacer y prioriza las que quieres hacer primero. Así tendrás una lista de cosas que quieres conseguir y no te sentirás mal porque la casa esté algo más vacía de lo normal. Tendrás tu mente bastante ocupada.

Las cosas de casa

Si en casa hay cosas que aún pertenecen a tus hijos pero que no se llevan, puedes meterlas en un trastero para poder ocupar sus habitaciones y practicar tus intereses, decirle que se lo lleven o mantener una habitación en casa para los invitados por si algún día van a verte y se quedan un par de noches con vosotros, pero el resto de la casa puedes utilizarla como creas conveniente.

Cuando tus hijos se marchen de casa también puedes remodelar tu hogar para que quede acorde a tus intereses actuales. Ya no será una casa familiar, ahora se ha convertido en una casa de pareja. Eso sí, puedes mantener una o dos habitaciones para los invitados o buscar la forma de que se sientan cómodos cuando van a casa, pero sin tener que almacenar todo lo que han ido amontonando en sus vidas.

Cuando tus hijos se marchan de casa, ellos comienzan una nueva etapa en sus vidasCuando tus hijos se marchan de casa, ellos comienzan una nueva etapa en sus vidas

Disfruta de tu nueva etapa en esta vida

Cuando tus hijos se marchan de casa, ellos comienzan una nueva etapa en sus vidas, pero tú también lo harás. No permitas sentirte culpable si haces cambios en casa, porque ahora es lo que deseas. Tus hijos están en el mundo, viviendo sus vidas, y tú también puedes vivir la tuya.

Piensa en todo lo que quieres hacer de forma individual o lo que queréis hacer en pareja. Ahora es el momento de empezar a vivir de nuevo. No importa la edad que tengas, porque el espíritu joven se lleva dentro de cada uno. Piensa que tu vida está para vivirla, mantén un buen contacto con tus hijos y ¡disfruta porque te lo has ganado!

Te puede interesar