Menú
Claves para animar a tu bebé a gatear
Claves para animar a tu bebé a gatear

BEBÉ

Claves para animar a tu bebé a gatear

Es hora de que tú comience a gatear. No pierdas detalle de los siguientes consejos que le ayudará a conseguirlo.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que se debe respetar el ritmo natural de los niños en su desarrollo. No quieras obligar a tu hijo/a a que gatee si no está preparado para hacerlo... Pero sí puedes animarle para que por sí mismo lo haga cuando se sienta preparado. Si ves que Tuy bebé comienza a balancearse hacia adelante y hacia atrás sobre sus rodillas, esto puede ser una señal de que quizá esté listo para gatear... y será entonces cuando puedas ofrecerle tu ayuda.

La mayoría de los bebés aprenden a gatear entre los 7 y 10 meses y se vuelven adeptos a gatear cuando tienen un año de edad. Los bebés adoptan diferentes estilos de gateo y suelen ser todos aceptado. Lo habitual es que gateen con las manos y las rodillas en el suelo hacia adelante, pero también los hay que lo hacen arrastrándose con el culete, deslizarse con el estómago o rodar por el suelo. El beneficio del gateo es innegable ya que les ayuda a mantener el equilibrio y la manipulación del cuerpo. Si quieres animar a tu bebé a gatear no te pierdas estos consejos.

Los bebés adoptan diferentes estilos de gateoLos bebés adoptan diferentes estilos de gateo

Crea una carrera de obstáculos

Ponte a cuatro patas de tu bebé y ponte cojines para jugar dentro de casa. Puedes subir y bajar los cojines para que también lo haga tu pequeño y desarrolle los músculos y sus articulaciones. También disfrutará de jugar contigo y le ayudará a sentirse más motivado para gatear e imitar lo que haces tú a su lado.

Esconde un juguete

Construye una cueva usando una caja grande o colocando una manta sobre una mesa de café, coloca el juguete favorito de tu pequeño en la cueva y pídele que lo busque. Al hacer esto, estará creando una oportunidad para que tu bebé sienta el espacio y la resolución de problemas al descubrir la manera de llegar al juguete y sacarlo de la cueva donde lo has escondido.

Tiempo boca abajo

Permite que tu bebé se acueste boca abajo sobre una pelota de playa suave con las manos alrededor de las caderas. Ahora levántalo para que pueda caminar sobre sus manos con la barriga apoyada por el balón. También puedes usar un cilindro inflable para este ejercicio. Rodar sobre una pelota o el cilindro inflable ayuda a los brazos de su bebé a cargar con su peso,. Pero tendrás que ayudarle para evitar que se haga daño. Si ruedas la pelota hacia atrás, tu pequeño se moverá hacia atrás sobre sus rodillas.

Ponte a cuatro patas de tu bebé y ponte cojines para jugar dentro de casaPonte a cuatro patas de tu bebé y ponte cojines para jugar dentro de casa

Hacer "abdominales"

Para aumentar la fuerza de su mano, coloca una manta suave con las piernas en una "V" y coloca suavemente a tu bebé boca arriba frente a ti. Con los pies frente a ti, coge sus manos y permítele que coja tus dedos para apoyarse mientras tú le ayudas a hacer abdominales.

Anima a tu hijo

Forma un triángulo con una toalla o un pañal de toalla y colócalo en el suelo. Con cuidado, coloca a tu bebé boca abajo sobre el rectángulo con los extremos sobresalientes en ambos lados, y mueve gradualmente los extremos hacia arriba. El cuerpo de tu bebé se moverá automáticamente a una posición de cuatro patas, y sus manos y rodillas deben tocar el suelo antes de que la mueva suavemente hacia adelante y hacia atrás. Haz esto todos los días, hasta que tu bebé comience a mostrar señales de que se está levantando para gatear.

Con estos consejos te darás cuenta que es mucho más fácil que tu bebé comience a gatear por sí mismo. Pero recuerda, que no debes obligarle a hacerlo... dale el tiempo que necesite para que lo haga según su ritmo y evolución. Si tienes dudas o crees que pudiese tener algún problema, entonces acude al pediatra.

Te puede interesar