Menú
3 causas que provocan el divorcio matrimonial
3 causas que provocan el divorcio matrimonial

DIVORCIO

3 causas que provocan el divorcio matrimonial

Existen algunas causas que pueden provocar el divorcio matrimonial, y no son ni la infidelidad ni el abuso en la pareja, ¿de qué se trata entonces?

No todos los divorcios ocurren por culpa de la infidelidad o el abuso emocional o físico, hay otras causas que también se deben tener en cuenta. ¿Qué puede ocurrir para que una pareja que se casó feliz ahora solo piense en que estarán mejor divorciados? Aunque eso suponga que los niños pasen mal esta transición también. Hay quienes son incapaces de reconocer cuando su matrimonio comenzó a ir realmente mal... tanto que se ha descarrilado por completo.

La pereza

La gente no quiere trabajar en el matrimonio. Hay una creencia errónea de que el matrimonio nos hará felices y de que no se tiene que hacer nada para mantener esa felicidad. Como si el matrimonio fuera una entidad separada, algo fuera de nosotros que sobrevivirá y prosperará con poco aporte de los integrantes del mismo... ¡error!

Hay quienes entran en un matrimonio sin saber realmente lo que significa... cuando esto ocurre se pueden desilusionar al darse cuenta de la realidad. Comienzan a mirar fuera de sí mismos para definir los problemas en el matrimonio en lugar de mirar la situación y preguntar: "¿Qué puedo hacer para mejorar las cosas?"

La culpa parece ser el camino de menor resistencia y prefieren culpar al otro. Es más fácil culpar a una pareja o matrimonio en general que asumir la responsabilidad de cómo viven dentro de su matrimonio y los posibles cambios que deben hacer para que el matrimonio florezca. Las personas son demasiado perezosas para hacer una autoexploración, aprender mejores habilidades de relación y poner el esfuerzo personal necesario en un matrimonio. En pocas palabras, el matrimonio requiere mucho trabajo y, si no estás comprometido a trabajar duro, un matrimonio no durará.

No todos los divorcios ocurren por culpa de la infidelidadNo todos los divorcios ocurren por culpa de la infidelidad

Falta de habilidades de comunicación

Esto es simple, las personas que no sabe cómo hablar entre ellas no sabrán tampoco cómo escuchar al otro. Las conversaciones más importantes que tienen las personas son con la pareja, sin embargo, ponen muy poco esfuerzo para expresar sabiamente sus sentimientos y escuchar abiertamente al otro.

También es posible querer evitar una conversación para evitar el dolor que se puede generar a raíz de ella. Si no puedes comunicarte, no puedes resolver los problemas en el matrimonio. La forma más fácil de generar confianza en una relación matrimonial es a través de habilidades de comunicación honestas y abiertas. Si hablar y escuchar no se convierten en un hábito, no hay esperanza.

La falta de comunicación hará que tu relación tenga fecha de caducidadLa falta de comunicación hará que tu relación tenga fecha de caducidad

La comunicación implica hablar de las cosas malas y unirse para desarrollar un plan de acción para resolver problemas matrimoniales. Los problemas maritales no pueden resolverse sin la voluntad de comunicarse. Terminará con problemas no resueltos, un matrimonio insatisfactorio y se preguntará si "eso es todo lo que hay" en el matrimonio.

La falta de comunicación hará que tu relación tenga fecha de caducidad, también afectará a tus hijos porque no está dando un buen ejemplo para ellos. Si no puedes comunicarse sobre lo bueno y lo malo de tu matrimonio, no hay manera de sentirse completamente seguro en él.

Altas expectativas

Las expectativas y la pereza pueden ir de la mano cuando se trata de predecir si un matrimonio terminará en divorcio. Esa mujer que compra el costoso vestido de novia probablemente también tenga expectativas muy altas de matrimonio. Tanto los hombres como las mujeres hacen muchas suposiciones cuando se trata del matrimonio y qué esperar de él. Estas suposiciones se basan en muchas variables y surgen problemas cuando el resultado (matrimonio) no cumple con las suposiciones o expectativas.

Las expectativas maritales rara vez se alinean con las realidades de cómo es la vida dentro del matrimonio. El divorcio no se trata de infidelidad o infelicidad. El divorcio puede ser y es evitado por quienes están dispuestos a trabajar duro en él, quienes saben cómo comunicarse efectivamente y aquellos cuyas expectativas son realistas.

Te puede interesar