Menú
4 beneficios de hacer yoga después del embarazo
4 beneficios de hacer yoga después del embarazo

YOGA

4 beneficios de hacer yoga después del embarazo

Son muchos los beneficios que aporta el yoga. Al hacer yoga después del embarazo, podrás cuidar tu cuerpo y tu mente.

Si acabas de tener un bebé es posible que tengas una serie de emociones combinadas: la alegría de tener a tu bebé en brazos y un poco de tristeza e irritabilidad porque las hormonas hacen de las suyas en tu cuerpo y tu mente. Además tienes una gran fatiga que te hace sentir cansada y preocupada por tu cuerpo.

Aunque puede parecer que no tienes tiempo, comenzar una práctica regular de yoga puede ayudar a que te sientas mejor. El suave estiramiento y fortalecimiento, la respiración profunda y el tiempo para ti que brinda una sesión de yoga pueden ayudar a reducir el estrés, fortalecer tu cuerpo y mente y aumentar tu nivel de energía, todo lo cual aumentará tu confianza y te hará sentir una madre más feliz. Al hacer yoga después del embarazo, podrás cuidar tu cuerpo y tu mente.

La emoción y la anticipación se acabaron, y ahora comienza el verdadero trabajoLa emoción y la anticipación se acabaron, y ahora comienza el verdadero trabajo

Reduce el estrés y la tensión

La emoción y la anticipación se acabaron, y ahora comienza el verdadero trabajo: cuidar de un pequeño humano. Esto puede crear mucho estrés y ansiedad para las nuevas mamás, lo que puede empañar su estado de ánimo y reducir su nivel de energía. Sentirse fatigado, malhumorado y ansioso puede afectar la forma en que cuidas a tu recién nacido y a tu hogar.

Tomarte un tiempo para estirar tu cuerpo, sentarte en silencio, practicar la respiración profunda e incluso meditar, puede hacer maravillas para ayudarte a estar mejor. Una práctica de yoga que incluye meditación y otros movimientos del cuerpo ayudarán a que tengas una mejor recuperación de tu curso en el postparto.

La respiración consciente, lenta y de alta calidad reduce el estrés y aumenta el ingenio para que tomes mejor decisiones con respecto a la crianza de los hijos, al cuidado del bebé y a todas tus otras responsabilidades.

Aumentas el nivel de energía

Después de nueve meses de embarazo y el parto, tu cuerpo ha sufrido mucho. Tienes un recién nacido en casa y todas las tareas interminables que implica ser una nueva madre, incluidas algunas (o muchas) noches de insomnio. Si bien dormir mejor y seguir una dieta nutritiva son dos de las mejores cosas que puedes hacer para que tu nivel de energía en este momento, el yoga también puede ayudar.

Si bien puede parecer contradictorio cuando te sientes fatigada, incluir más actividad ligera a moderada en tu día puede ayudarte a animarte y hacer que tu cerebro se sienta más agudo y más alerta. Moverte a través de las posturas en una secuencia de yoga postnatal genera calor corporal y mejora la circulación. Las posturas físicas, junto con las técnicas de respiración especializadas, también pueden aumentar el flujo sanguíneo y ayudar a regular los niveles de oxígeno en la sangre.

Combatir la depresión posparto

Es común experimentar tristeza postparto: sentirse triste, sola, fatigada y llorosa en las semanas posteriores al parto. Por lo general, esto no dura mucho y no afectará significativamente tu capacidad para funcionar. Sin embargo, una de cada siete mujeres experimenta un trastorno del estado de ánimo más grave llamado depresión posparto, que puede durar meses y dificultar el cuidado de un bebé.

Además de buscar ayuda de un profesional, practicar yoga también puede reducir los síntomas de la depresión posparto. La auto nutrición a través del yoga ayuda a dar más espacio a la alegría, la sanación y la gratitud en la vida.

El yoga postparto debe centrarse en estabilizar y armonizar el núcleoEl yoga postparto debe centrarse en estabilizar y armonizar el núcleo

Estabilizas tu núcleo

Tu núcleo, es el área entre el suelo pélvico y la parte superior de las costillas, y pasa por grandes cambios durante el embarazo y el parto. Es común desarrollar desequilibrios y traumas musculares que pueden afectar el movimiento saludable y la función de todo el cuerpo. Muchas personas embarazadas y en el posparto tienen núcleos desequilibrados: exceso de tensión y exceso de holgura en varias partes del núcleo. Este desequilibrio es lo que contribuye a la formación de disfunciones como la incontinencia, el prolapso, la respiración restringida.

Las posturas de yoga postnatales no están destinadas a ayudarte a recuperar tu cintura anterior al bebé. El yoga postparto debe centrarse en estabilizar y armonizar el núcleo. No debes centrarte en 'fortalecer' los músculos abdominales o aplanar el estómago; este tipo de enfoque es problemático e interfiere con la curación real del núcleo que debe suceder.

Los ejercicios básicos apropiados en una práctica de yoga posparto pueden ayudar a restaurar el piso pélvico, los músculos abdominales, los tejidos conectivos y la respiración, y, lo que es más importante, coordinar todas estas partes en una mejor armonía para que podamos funcionar mejor física y emocionalmente. Fortalece tu mente y tu cuerpo.

Te puede interesar