Menú
Beneficios de tener un jardín familiar
Beneficios de tener un jardín familiar

JARDINERÍA

Beneficios de tener un jardín familiar

Descubre cuáles son los beneficios de tener un jardín familiar y que disfrutes de esta actividad con tus hijos.

Tener un jardín es importante para la vida familiar porque es saludable para todos. No es necesario tener un jardín en una casa con terreno... un jardín puede ser mucho más simple, a veces unas simples macetas son más que suficientes para disfrutar de tu jardín en casa. La jardinería es una actividad fácil de compartir con tus hijos y cosecharás beneficios junto con tus vegetales frescos, flores coloridas y hierbas aromáticas. Aún mejor, no tienes que esperar a que sus plantas florezcan para ver esos beneficios. Algunos de ellos (como el alivio del estrés) son casi instantáneos... ¡y tus hijos también se beneficiarán de ellos!

Cuando los padres y los niños trabajan juntos para plantar y cuidar un jardín, todos pueden disfrutar de estas ventajas.

Actividad física

La jardinería y el trabajo en el jardín son ejercicios de intensidad moderada, que necesitamos todos los días (durante al menos 30 minutos). Si bien cuidar el jardín de tu familia no requiere la actividad vigorosa de, digamos, correr, aún es beneficioso para el cuerpo. Por un lado, una vez que se comienza a trabajar en el jardín, por lo general, se continúa la actividad durante más de los 30 minutos recomendados. Y la jardinería incorpora el fortalecimiento de las habilidades motoras finas y el estiramiento.

Menor estrés, mejor humor

La jardinería ayuda tanto a niños como adultos a tener un gran alivio del estrés  por una combinación de razones fascinantes: la exposición al aire fresco y la luz solar, tareas relajantes y repetitivas, e incluso el contacto con bacterias inocuas en el suelo que ayudan a liberar la serotonina en el cerebro.

Tiempo al aire libre

Los niños son propensos a pasar mucho tiempo en el interior, lo que puede afectar negativamente a su comportamiento y su salud. Un huerto familiar les permite disfrutar y experimentar en el mundo natural.

Mejora el sueño

 

Todo lo anterior (actividad física, reducción del estrés, estar afuera) puede contribuir a dormir más y mejor para todos. Dormir mejor, a su vez, puede mejorar el comportamiento y el rendimiento de los niños en la escuela.

La jardinería ayuda tanto a niños como adultos a tener un gran alivio del estrésLa jardinería ayuda tanto a niños como adultos a tener un gran alivio del estrés

Comer más sano 

Los niños que cultivan verduras  comen verduras, o al menos están más dispuestos a probar verduras desconocidas, que es el primer paso para incorporar esos nuevos sabores en su dieta. Los adultos que cultivan un huerto (aunque sea mini huerto) también tienen más probabilidades de comer más frutas y verduras que los que no son tan jardineros.

Tiempo familiar

Planear, sembrar y cuidar un huerto familiar ofrece actividad física con un propósito compartido por todos. Ayuda a enseñar a los niños la responsabilidad y les da un sentido de logro. Les da a todos un proyecto para trabajar, y disfrutar, juntos, lo que refuerza su vínculo familiar.

Planear, sembrar y cuidar un huerto familiar ofrece actividad físicaPlanear, sembrar y cuidar un huerto familiar ofrece actividad física

Proyectos para el jardín familiar

Puedes consultar con personas que entiendan sobre jardines para que te ayude a crearlo o al menos empezarlo, teniendo en cuenta tus intereses y el espacio disponible en tu hogar. Si tienes un espacio al aire libre limitado, plantar en contenedores es una buena manera de probar la jardinería. Incluso si tienes espacio, comenzar con contenedores puede ser una buena introducción a la jardinería para los más pequeños.

Tareas familiares de jardín para niños

Los niños pueden hacer mucho del trabajo para el jardín de su familia, ya sea de forma independiente o junto a un adulto. Si bien no quieres que se consuman en tareas tediosas como desherbar, tomar responsabilidad es parte de lo que hace que un jardín familiar tenga sentido. Estableced una meta, como despejar un área pequeña designada o trabajar durante 15 minutos, luego que haga otra cosa. Dependiendo de sus edades, los niños pueden:

  • Recoger palos y otros escombros
  • Extender la corteza o mantillo
  • Espolvorear alimentos de plantas
  • Traer compostables a la pila de compost
  • Regar las plantas con una regadera o manguera
  • Rastrillar las hojas
  • Cavar hoyos para las semillas o para las plantas
  • Cosechar frutas y verduras
Te puede interesar