Menú
La atención positiva mejora el comportamiento infantil
La atención positiva mejora el comportamiento infantil

COMPORTAMIENTO

La atención positiva mejora el comportamiento infantil

Cuando a los niños se les regala tiempo de calidad y atención positiva su comportamiento mejora automáticamente.

Tener una relación sana y positiva con tu hijo es crucial por muchas razones, incluso para trabajar la disciplina. Cuando tengas una relación sana, tu hijo se esforzará por hacer lo mejor posible bajo tu liderazgo. Dar a los niños dosis diarias de atención positiva reduce los problemas de conducta. Pero eso no significa que tenga que dedicar cada hora de vigilia a tu hijo. En cambio, el tiempo de calidad es clave para fortalecer su vínculo. 

La atención positiva

Cuando los niños tienen una buena atención por parte de sus progenitores no tendrán la necesidad de llamar la atención de mala manera. Cuando tu hijo sabe que tiene tiempo tuyo dedicado solo para él, no se quejará tanto, no será tan repetitivo ni tampoco molestarán a otros solo por buscar tu atención.

Cuando tu hijo sabe que tiene tiempo tuyo dedicado solo para él, no se quejará tantoCuando tu hijo sabe que tiene tiempo tuyo dedicado solo para él, no se quejará tanto

Cuando utilizas la atención positiva en tus hijos, las consecuencias negativas she reducen casi automáticamente. Los niños responden mejor a las estrategias educativas y de crianza, con la silla de pensar o reflexionar juntos. Además, sabrán que si tienen que reflexionar por cualquier motivo, estarás a su lado para poder pensar conjuntamente y entender sus emociones y lo que ha ocurrido exactamente.

Por si fuese poco, una relación saludable se basa en la atención positiva entre padres e hijos, por lo que es fundamental potenciarlo. Cuando se crea un vínculo estrecho en una relación saludable con los niños, la relación y la comunicación mejora casi de forma automática y natural. La crianza se vuelve mucho más efectiva.

Tu hijo te necesita

Lo primero que debes tener en cuenta es que tu hijo te necesita y esto es indiscutible. Necesita que pases tiempo a su lado de forma individual cada día, aunque solo sean 15 minutos, pero deben ser de calidad. Es cierto que para algunos padres puede no parece mucho, pero para otros ocupados puede ser todo un reto.

Busca momentos en el día para realizar una actividad junto con tus hijos. Evita el uso de cualquier dispositivo electrónico, el tiempo que paséis juntos debe ser de interacción mutua. Podéis jugar a juegos de mesa, juegos de roles, hablar, cocinar, realizar trabajos de jardinería... ¡las opciones son ilimitadas! Si es posible, permite que tu hijo escoja la actividad que le gustaría realizar contigo.

Consejos para que la atención positiva sea más efectiva

  • Elimina las distracciones en el tiempo que estéis pasando juntos. Mejor si el tiempo es sin pantallas, sin que haya otros niños cerca... disfrutad del tiempo juntos.

  • No le hagas demasiadas preguntas si estáis conversando. Es mejor permitir que la conversación sea natural o simplemente dejar que sea tu hijo quien tome las riendas de la conversación.

  • Disfruta del momento. Haz que tu hijo se dé cuenta de que realmente estás disfrutando del momento que estás a su lado. No quieras marcharte, establece un horario en el que puedas estar con él, y si se pasa un poco de tiempo... simplemente, disfrútalo.

Es importante que construyas esta relación saludable Es importante que construyas esta relación saludable

Es importante que construyas esta relación saludable para que tu hijo mejore su comportamiento casi por arte de magia. Cuando sepa que estás a su lado no tendrá la necesidad de buscarte de otros modos menos saludables. La atención positiva hacia tu hijo es como una inversión de futuro, si dedicas este tipo de tiempo a tu hijo no tendrás que dedicar otro tiempo más incómodo para disciplinarle cuando tenga un mal comportamiento.

Si mientras estáis pasando tiempo juntos tu hijo se porta mal, entonces será necesario que respondas como lo harías en cualquier otra circunstancia. Si son comportamientos negativos pero poco importantes, simplemente no hagas caso a esa conducta para no reforzarla. Aunque si se comporta realmente mal, quizá necesite un tiempo de pensar para reflexionar sobre lo ocurrido. Intenta que el tiempo que pases con tu hijo sea un tiempo regular, todos los días.

Te puede interesar