Menú
La anemia en los bebés
La anemia en los bebés
BEBÉS

La anemia en los bebés

Los bebés pueden tener anemia y ser peligroso para su salud e incluso, para su vida. ¡Hay que ponerle remedio cuanto antes!

A día de hoy uno de los grandes problemas con los que se encuentran muchos padres con tienen bebés es el de la temida anemia. Ello se debe a que el recién nacido no consume alimentos ricos en hierro y el organismo echa en falta dicho mineral. Es esencial el tratar lo antes posible dicha anemia ya que la misma puede terminar afectando al desarrollo y crecimiento del pequeño. Acto seguido te explico cómo evitar que tu bebé llegue a padecer anemia y qué alimentos no pueden faltar en su dieta.

Es normal que hasta que el bebé no cumple los 6 meses, el hierro no está presente en la alimentación del pequeñoEs normal que hasta que el bebé no cumple los 6 meses, el hierro no está presente en la alimentación del pequeño

La importancia del hierro

Es normal que hasta que el bebé no cumple los 6 meses, el hierro no está presente en la alimentación del pequeño. A partir de dicha edad es esencial el contar con alimentos que puedan aportar algo de hierro y evitar de esta manera la temida anemia. Muchos padres piensan que su hijo puede crecer y desarrollarse a base de leche materna o en polvo, sin embargo su organismo tendrá graves carencias en lo que al hierro se refiere.

Es verdad que el bebé cuenta con una reserva de hierro cuando nace pero dicha reserva va desapareciendo conforme el recién nacido va cumpliendo meses. De ahí la importancia de que a partir de los 6 meses parte de la alimentación cuente con algo de hierro.

Cómo saber que el bebé tiene anemia

El problema de la anemia es que mucho padres no al detectan hasta que está demasiado avanzada. Algunos de los síntomas que puede tener un bebé con anemia son la falta de apetito, una mayor irritabilidad y falta de energía. En el caso de observar tales síntomas es importante el acudir al pediatra para que examine al pequeño y pueda verificar si de verdad padece anemia. Dicha enfermedad es más importante de lo que pueda parecer en un principio ya que la falta de hierro en el organismo puede llegar a afectar al buen desarrollo del bebé.

Alimentos que no pueden faltar en la dieta

En el caso de que se diagnostique la anemia es esencial el incluir en la dieta una serie de alimentos ricos en hierro. Dicho mineral se encuentra sobretodo en la carne, en el pescado y en los huevos. A parte de estos alimentos, el hierro se encuentra también en las legumbres y en los cereales aunque el organismo no lo absorbe tan bien como en los primeros. Es por ello que a partir de los 6 meses es aconsejable el ir metiendo un poco de pescado o de carne en la alimentación del pequeño para que dentro de las posibilidades pueda aportar al organismo algo de hierro y evitar que pueda tener anemia.

Algunos pediatras suelen mandar un suplemento de hierro para evitar que el bebé pueda llegar a tener anemia. Dicho suplemento se administra a través de gotas, echando las mismas en la comida del bebÉ. El tratamiento dura hasta que exista la certeza de que el bebé no va a sufrir anemia y el cuerpo cuenta con la cantidad necesaria de hierro.

Como has podido ver el tema de la anemia es mucho más serio de lo que parece, sobre todo en los bebés. En la mayoría de los casos suele pasar totalmente desapercibida y cuando los síntomas son bastante claros, la propia anemia está bastante avanzada.

Dicha enfermedad suele afectar al crecimiento de los pequeñosDicha enfermedad suele afectar al crecimiento de los pequeños

Dicha enfermedad suele afectar al crecimiento de los pequeños por lo que resulta esencial el acudir al pediatra para que pueda tratar a la misma con la mayor celeridad posible. El pediatra será el encargado de indicar a los padres el tipo de alimentación que ayude a aportar la dosis de hierro que el bebé necesita para decir adiós a la citada anemia.

Te puede interesar

Comentarios