Menú
¿Son buenos los deberes para los niños?
ESCUELA

¿Son buenos los deberes para los niños?

El debate sobre los deberes escolares no cesa, ¿habría que eliminarlos definitivamente, o sólo cambiar el planteamiento actual?

Para unos los deberes son totalmente necesarios para que los niños puedan trabajar la perseverancia y que el conocimiento que adquieren en la escuela no decaiga. Para otros, los deberes son totalmente innecesarios porque piensan que los niños son niños y deben vivir su infancia buscando otras formas de aprendizaje donde no sea necesario que estén sentados en una silla varias horas al día haciendo ejercicios enviados por la escuela.

Las cosas no deben ser tan extremas en los deberes y estudio de los niños y niñas en edad escolar. Hay muchas formas de aprender para que el conocimiento se quede en la cabeza y no se elimine con el tiempo... pero todas ellas requieren algún tipo de esfuerzo o trabajo por parte de los niños y seguimiento por parte de los adultos. Los pequeños podrán aprender la constancia y la responsabilidad si la practican cada día, y con los deberes es una forma de conseguirlo.

Ni tanto, ni tan poco

Es cierto que no es bueno para un niño que esté toda la tarde encerrado en casa haciendo sus deberes de lunes a viernes o de lunes a domingo porque no los ha acabado en el colegio o porque los maestros y profesores no miden los deberes que envían a los niños. Hay profesores que se olvidan que hay otros profesores que también envían deberes y que cuando se suman todos... pueden ser demasiados.

El exceso de deberes cansa y frustra a los niñosEl exceso de deberes cansa y frustra a los niños

Estar mucho tiempo haciendo deberes para los niños no es productivo, se aburren, no lo entienden, están cansados... y no sirve de mucho... la frustración y el malestar estará presente. Lo ideal es que los maestros y profesores estructuren las clases de manera que lo que envíen a casa solo sea lo que en clase no ha dado tiempo de acabar... y no, deberes añadidos que podrían tener otro tipo de organización.

Por qué los deberes sí son importantes

Los niños ganan habilidades simples cada vez que hacen deberes en casa, esto les aportará madurez y sentido de la responsabilidad. Los deberes son importantes siempre y cuando se tengan en cuenta las necesidades de los niños y el tiempo libre del que deben disfrutar todos y cada uno de ellos. A continuación te paso a comentar algunos puntos sobre la importancia de los deberes en el desarrollo de los niños.

- Responsabilidad. Aprende a ser responsable de sus acciones.

- Gestión del tiempo. Los estudiantes completan sus tareas y proyectos en el momento en que se organizan.

- Perseverancia. Los deberes aprenderán a hacer frente a la adversidad y se sentirá orgulloso de terminar sus tareas pendientes.

- Mejora la autoestima. Completar la tarea adecuadamente ayudará a que tu hijo desarrollo su confianza.

Algunos consejos para hacer los deberes sin que sean un problema

- La organización es una necesidad: calendarios y agendas son imprescindibles para que los niños organicen en su mente lo que tienen que hacer.

Los deberes son positivos, pero los profesores deberían regular cuánto mandanLos deberes son positivos, pero los profesores deberían regular cuánto mandan

- Sé un buen ejemplo. Sé una persona organizada y responsable con tus tareas y deberes para que tu hijo pueda modelar una buena conducta. Si quieres que lea y estudie, lee y estudia tú primero, si está haciendo matemáticas muéstrale lo importante que son haciendo las cuentas del hogar, etc.

- Sé su orientación. Cuando tu hijo pida ayuda, sé su orientación pero no le des las respuestas o no aprenderá nada y aprenderá a que cuando las cosas se ponen difíciles alguien lo hará todo por él o ella. Debes esforzarte por enseñar a tu hijo honestidad, integridad y buen carácter.

- Permite descansos breves. Si notas que tu hijo está cansado o frustrado permite breves descansos y proporciona refuerzos positivos. Corrige suavemente sin castigos ni regañinas o no aprenderá correctamente porque se sentirá mal emocionalmente.

- Pasa tiempo de calidad con tu hijo. La vida de los niños no se debe centrar en los deberes y aunque los padres tengan desafíos diarios que deben cumplir, el tiempo en familia no se debe dejar nunca en segundo lado.

Artículos recomendados

Comentarios