Menú
Cómo calcular mi fase lútea
Cómo calcular mi fase lútea
CICLO MENSTRUAL

Cómo calcular mi fase lútea

La fase lútea es una de las que forman el ciclo menstrual y es importante conocerla de cara a buscar un embarazo.

El ciclo menstrual en la mujer supone una serie de cambios tanto hormonales como fisiológicos que preparan el cuerpo y sobre todo el órgano reproductor para alojar un feto en caso de que se produzca la inseminación. Este ciclo se repite cada 28 días de la misma forma, salvo que haya algún cambio que lo vuelva irregular, ya sea porque suceda la feliz noticia del embarazo o porque exista algún problema relacionado con las hormonas.

El desarrollo normal de un ciclo menstrual se divide en varias fases: la preovulación o fase folicular, la ovulación y la postovulación o fase lútea, en la que sabremos si se ha llevado a cabo el embarazo. En Bekia vamos a hablarte un poco más sobre esta última fase, la más desconocida de todo el ciclo menstrual.

La fase lútea es la última antes del sangrado de menstruaciónLa fase lútea es la última antes del sangrado de menstruación

¿Cómo se desarrolla la fase lútea?

Como hemos mencionado, la fase lútea es la tercera fase dentro del ciclo menstrual, y se prolonga desde justo después de la ovulación y hasta el primer día de sangrado, en el que el nuevo ciclo comienza. El desarrollo de la fase lútea variará en función de si se han tenido relacionas sexuales que hayan dado como resultado la fecundación del óvulo. Por norma general, no se lleva a cabo dicha fecundación, por lo que la fase lútea se caracteriza por ser el momento en el que se produce el síndrome premenstrual, donde podemos contemplar cambios de humor, aumento de las mamas e irritabilidad, dependiendo del efecto que el cambio de hormonas produzca en cada mujer.

En caso de que el óvulo no haya sido fecundado, el folículo se desprenderá y los niveles de progesterona en el cuerpo disminuyen y el endometrio comienza a perder corpulencia y sus paredes dejan de estar tensas. Los vasos sanguíneos de la zona se rompen y el grueso del recubrimiento de la matriz se desprende, dando lugar junto a la sangre al inicio del periodo menstrual o lo que conocemos como menstruación.

Por el contrario, si el óvulo ha sido fecundado y estamos ante un embarazo , esta fase se caracteriza porque se forma el cuerpo lúteo, conocido así por ser de color amarillo. Este tejido es el encargado de formar grandes cantidades de progesterona, la hormona sexual encargada de preparar al endometrio para la formación del nuevo ser antes de que esta tarea la lleve a cabo la placenta.

Conocer la fase lútea nos ayuda a identificar mejor el momento de la ovulaciónConocer la fase lútea nos ayuda a identificar mejor el momento de la ovulación

La duración de la fase lútea

La fase lútea tiene una duración media de entre 10 y 16 días. Todo depende de la duración de la menstruación de la mujer y su regularidad. Se puede calcular teniendo en cuenta el primer día en el que debe tener lugar nuestra regla y contando hacia atrás este periodo de tiempo. En caso de que la fase lútea durara menos de 9 días deberíamos acudir al médico para que nos realice un examen, ya que el desajuste puede deberse a problemas de disfunción ovárica u otros problemas de salud que tienen relación con la hormona tiroidea, pudiendo tratarse de hipotiroidismo o hiperpolactinomia.

Conocer la fase lútea nos permitirá tener un mayor control del momeno exacto de la ovulación y por tanto el momento más fértil si estamos buscando quedarnos embarazadas. Pueden existir trastornos en la fase lútea impidiendo que se lleve a cabo el correcto desarrollo del embarazo, ya que nuestro cuerpo no está produciendo las hormonas necesarias para que el feto pueda tener un correcto crecimiento. Un signo de ello son los casos en los que sí se produce la fecundación pero existe continuo proceso de aborto natural en los primeros meses de la gestación. En la mayoría de los casos, estos trastornos se deben a desajustes hormonales que pueden tratarse de forma especializada, por lo que debemos tener un continuo control con visitas anuales a nuestro ginecólogo.

Artículos recomendados

Comentarios