Menú
El valor de la educación inclusiva
El valor de la educación inclusiva

EDUCACIÓN INCLUSIVA

El valor de la educación inclusiva

La cohesión social es necesaria para que avance la sociedad y para que exista será necesaria la educación inclusiva.

La educación inclusiva empieza en casa. Es en los hogares donde los niños deben aprender y entender lo que significa la atención a la diversidad, el respeto, la empatía... y en las escuelas se deberá reforzar. Esto es importante porque solo de esta manera se podrá luego ver reflejado en la sociedad. De otro modo, es imposible.

En muchas escuelas del mundo muchos niños se sienten excluidos o marginados a causa de su discapacidad, raza, idioma, religión, género o clase. Todos los niños deben tener el derecho de crecer apoyados y respetados por sus padres, pero también por la comunidad a la que pertenecen sin importar cuál es su condición. En la escuela también deberán ser respetados y queridos tanto por maestros como por compañeros. Todos los niños SON NIÑOS independientemente de sus diferencias. Todos deben educarse juntos, respetando la atención a la diversidad, comenzando una educación inclusiva que se convertirá en una sociedad inclusiva.

La educación inclusiva empieza en casaLa educación inclusiva empieza en casa

La educación inclusiva

La educación inclusiva significa que los alumnos, todos ellos, con diferencias y con sus propias idiosincrasias deberán aprender el uno al lado del otro, en la misma aula. Teniendo en cuenta las características y necesidades de cada uno, sean cuáles sean. Para que esto ocurra se necesitarán recursos tanto materiales como personales adecuados en cada caso, y esto, es algo que la sociedad debe tener en cuenta.

Todos los niños deberán acudir a las mismas actividades aunque algunas deban ser adaptadas a las necesidades de cada uno, pero sin discriminar a nadie, incluyendo a todos por igual. La educación inclusiva valora la diversidad y las capacidades únicas que cada alumno aporta al aula. 

En un entorno verdaderamente inclusivo, cada niño se siente seguro y tiene un buen sentido de pertenencia. Los estudiantes y sus padres participan en el establecimiento de objetivos de aprendizaje y toman parte en las decisiones que los afectan. El personal de la escuela tiene la capacitación, el apoyo, la flexibilidad y los recursos para nutrir, alentar y responder a las necesidades de todos los estudiantes.

La importancia de la educación inclusiva

Las escuelas con sistemas inclusivos proporcionan una educación de mejor calidad para todos los niños y son fundamentales para cambiar las actitudes discriminatorias de la sociedad actual. Las escuelas proporcionan el contexto para la primera relación del niño con el mundo fuera de sus familias, lo que permite el desarrollo de relaciones e interacciones sociales. El respeto y la comprensión crece cuando los estudiantes de diversas habilidades y capacidades juegan, socializan y aprenden juntos.

La educación que excluye y segrega perpetúa la discriminación contra los grupos marginados. Cuando la educación es más inclusiva, también lo son los conceptos de participación cívica, empleo y vida comunitaria. Factores imprescindibles para el bienestar de nuestra sociedad y el crecimiento de ésta.

¿Qué pasa con los niños de educación especial?

Los niños con necesidades educativas especiales cuando los separan, no proporciona ninguna garantía de éxito. En cambio, cuando reciben la atención que necesitan en una escuela inclusiva con más niños con necesidades especiales y niños de sus edad, se podrá garantizar un mejor desarrollo en sus capacidades y en su bienestar emocional.

Elementos básicos de la educación inclusiva

-Tener especialistas formados y capacitados en todas las escuelas suficientes para abordar las necesidades especiales de todos los alumnos.

-Tener un currículo inclusivo.

-Participación activa de los padres en la escuela.

Es necesario garantizar y promover la educación inclusivaEs necesario garantizar y promover la educación inclusiva

Promover la educación inclusiva

Es necesario garantizar y promover la educación inclusiva, garantizando que los profesionales tengan la capacitación, la flexibilidad y los recursos necesarios para enseñar a los estudiantes con diversas necesidades y estilos de aprendizaje.

Además, los padres deben ser conscientes del derecho de TODOS los niños a una educación inclusiva. Es necesario también permitir que toda la comunidad participen en la educación de los niños. Y por supuesto, hay que responsabilizar a los gobiernos a que implementen una legislación anti discriminatoria con mandatos legales para la inclusión y políticas para eliminar cualquier barrera.

Te puede interesar