Menú
Los test de ovulación para ayudar a quedarse embarazada
Los test de ovulación para ayudar a quedarse embarazada

FACILIDADES

Los test de ovulación para ayudar a quedarse embarazada

Os explicamos las funciones de un test de ovulación, los diferentes tipos y cómo se utilizan para facilitar el embarazo.

La forma más efectiva para quedar embarazada es un test de ovulación La forma más efectiva para quedar embarazada es un test de ovulación

Para que una mujer quede embarazada, debe haber tenido relaciones sexuales durante su ovulación o en el período pre-ovulatorio. Por ello, si una pareja busca un embarazo, la forma más efectiva de conseguirlo es a través de test de ovulación, que le permitirán programar sus encuentros sexuales en los días de mayor fertilidad de la mujer.

Por cada ciclo menstrual, que por lo general se extiende por 28 días, los ovarios de la mujer liberan un solo óvulo. Tras ser liberado, este óvulo permanece por unas horas en las Trompas de Falopio de la mujer, esperando a ser fecundado. Es entonces cuando la fertilidad es mayor. Esta ovulación ocurre hacia la mitad del ciclo menstrual, previamente a la producción de cierta hormona en el cerebro. Si no ocurre fecundación en el las siguientes horas a que se dé la ovulación, el ovario se descartará, junto con otras estructuras que se producen para preparar el posible embarazo, comenzando así el proceso conocido como regla o menstruación.

¿Qué es un test de ovulación?

Un test de ovulación es una herramienta que permite conocer el día aproximado en el que se producirá la ovulación. Existen distintos tipos, pero la mayoría tienen en común que funciona midiendo la cantidad de una hormona en la orina.

Los test de ovulación reaccionan a la hormona luteizante
En el ciclo menstrual están implicadas multitud de hormonas que lo regulan. Los test de ovulación reaccionan a una en particular, la hormona luteizante, detectando su presencia y cantidad. Esta hormona está presente en todo el ciclo menstrual, pero llega un momento en que se produce un pico de producción, lo que desencadena la ovulación de 24 a 48 horas después. Estos dos días son los de mayor fertilidad de todo el ciclo menstrual.

El punto álgido en la producción de la hormona luteizante lo que va a indicar en los test de ovulación que es el momento de tener relaciones, ya que ese día te encontrarás en el período de pre-ovulación y los dos siguientes estarás ovulando. Es el momento más apropiado, por tanto, para que la fecundación tenga lugar. De no ocurrir ésta, el proceso continuará con la menstruación o regla, por lo que tendrás que esperar al mes siguiente para volver a intentarlo.

Un test de ovulación puede recordar a un test de embarazo, ya que ambos miden la cantidad de cierta hormona en la orina. Se trata de una zona de detección, normalmente una tira, donde se deberá depositar la orina. Ésta contiene un reactivo que detecta la alta presencia (o no) de la hormona luteizante, tras cinco minutos de la aplicación.

La mayoría de dispositivos funcionan midiendo la cantidad de hormonas en la orinaLa mayoría de dispositivos funcionan midiendo la cantidad de hormonas en la orina

Existen también test de ovulación a través de la sangre, pero dado que son más invasivos que los de la orina, solo los médicos lo usan y no se comercializan. Se reservan para casos, por tanto, en los que haya problemas determinados en los que el ginecólogo deba actuar.

Diferentes tipos. ¿Qué test de ovulación elegir?

Si bien los test de ovulación que miden la presencia de la hormona luteizante en la orina son los más clásicos y sencillos, existen otros test que usan diferentes maneras de determinar si la ovulación está próxima y cuándo será mejor tener relaciones para favorecer la fecundación.

Los test de ovulación de estrógenos, como su propio nombre indica, determinan la cantidad de estradiol (estrógenos) durante el ciclo menstrual. A diferencia de los test de ovulación clásicos, no detectan estas hormonas en la orina, sino en la saliva o en el flujo vaginal de la mujer. Además, determinan cuándo se se producirá la ovulación tres o cuatro días antes de que se produzca.

Existen termómetros para medir la temperatura basal
Otro método de detectar el comienzo de la ovulación es la temperatura. Si se controla la temperatura basal de la mujer diariamente, se podrá observar que en cierto momento del ciclo menstrual ésta se eleva de 0,2° a 0,5°C en el momento en el que se produce la ovulación. Para ello existen termómetros especiales para medir esta temperatura basal (termómetros basales). Midiendo siempre en la misma zona -ya sea bucal, vaginal o rectal- a diario, sin haber realizado ningún ejercicio, ni hablar o fumar durante la medición, podrá llevar un calendario de su temperatura basal y determinar cuándo se da la ovulación a través del aumento de éste.

Dentro de los test de ovulación que miden hormonas, ya sea la hormona luteizante o los estrógenos, existen dos tipos: los test en formato tira o en formato termómetro. La sensibilidad es la misma en ambos formatos y el funcionamiento es prácticamente el mismo. La diferencia es que las tiras son desechables y la medición se realiza por la tinción de una zona; mientras que en los de formato termómetro la medición es usualmente electrónica, marcándote en una pantalla si el resultado del test es o no positivo. Los tipo termómetros van a ser más fáciles de usar, pero también son más caros, normalmente.

Consejos de uso para los test de ovulación

El uso de los test de ovulación es secilloSu uso es secillo
La manera de usar los test de ovulación, sea cual sea su formato, es bien sencilla y están bastante bien detalladas en las instrucciones del mismo. Sin embargo, es recomendable seguir algunos consejos para así aumentar la eficacia de estos test.

La primera orina de la mañana se debería descartar, ya que la hormona que se detecta en los test no se sintetiza por la noche, sino desde la mañana. El mejor horario para tomar las muestras es, por tanto, desde las 12 del mediodía hasta las 8 de la tarde. Eso sí, lo aconsejable es seguir la regla de realizar el test siempre a la misma hora cada día.

Es recomendable también no tomar demasiado líquido un par de horas antes de recoger la muestra, ya que podría diluir la hormona en la orina y obtenerse medidas erróneas. Recoge la orina en un recipiente limpio, donde pueda sumergir con facilidad el test de ovulación el tiempo que las instrucciones estipulen.

¿Son fiables estos test? Cuándo acudir a un especialista

La fecundación es un proceso que ocurre a muy baja probabilidad. Teniendo relaciones sexuales en plena ovulación, cuando el óvulo está disponible para los espermatozoides, solamente existe un 25% de probabilidades de que el óvulo se fecunde y se asiente en la matriz. Por ello, si no consigues quedarte embarazada aunque el test de ovulación diga que estás en tu mejor momento del ciclo menstrual, no tienes por qué preocuparte, pues es totalmente normal.

Puedes crearte un calendario durante unos meses
El método a través de la temperatura basal desgraciadamente no predice la ovulación, sino que te indica cuándo ya se ha producido. Dada la escasa vida media del óvulo dentro de las Trompas de Falopio de la mujer, es muy probable que cuando se detecte esa subida de temperatura, la fecundación ya no sea posible. Sin embargo, este test puede ser efectivo si tienes un ciclo menstrual bastante constante. Puedes crearte un calendario durante unos meses, y si tu ciclo es más o menos exacto, podrás predecir qué días estarás ovulando. Cabe decir que siempre será una medición estadística, si quieres medir más precisamente el comienzo de tu ovulación, deberás dirigirte a los test.

Los test de ovulación que detectan hormonas tienen una fiabilidad de entre un 95 al 99%, dependiendo del fabricante. Eso quiere decir que marcan exactamente los días en los que estarás ovulando. Es decir, los test son totalmente fiables, pero que un test dé positivo no indica que te vayas a quedar embarazada con toda seguridad. Si tras unos meses te sigue bajando la regla -síntoma de que la fecundación no se produjo-, pese a que los test de ovulación sigan dando positivo, deberías consultar a un especialista. El médico te hará pruebas a ti y a tu pareja para comprobar que no existen problemas de fertilidad.

La mejor época para quedarte embarazada es durante la ovulaciónLa mejor época para quedarte embarazada es durante la ovulación

Cómo quedarte embarazada usando test de embarazo

El ginecólogo siempre recomienda que si quieres quedarte embarazada continúes con tu actividad normal de relaciones sexuales. Sin embargo, si no fuera posible por las circustancias que fuera, o si queréis asegurar la fecundación aumentando el número de relaciones en los días más fértiles, los test de ovulación van a ser de gran ayuda.

Sigue las pautas anteriores y usa el test a diario. Llegará un momento en que la cantidad de hormona que detecta el test esté en su punto más alto. En ese instante tendrás entre 24 y 48 horas para que el óvulo pueda fecundarse, por lo que se recomienda tener el mayor número de relaciones sexuales posible en ese tiempo. Recuerda que las posibilidades siguen siendo escasas, ¡lo más importante es no desanimarse!

Te puede interesar