Menú
El síndrome postvacacional en los niños
El síndrome postvacacional en los niños

VUELTA A LA RUTINA

El síndrome postvacacional en los niños

El síndrome postvacacional cada vez está más de moda, y no sólo afecta a los adultos, los niños también pueden sufrirlo. Descubre en qué consiste y cuándo preocuparte.

Los niños también pueden sufrir el síndrome postvacacionalLos niños también pueden sufrir el síndrome postvacacional

El síndrome postvacacional es una palabra de moda que solemos escuchar con cada vez más frecuencia en prensa o televisión. ¿En qué consiste exactamente? ¿Sabías que podía afectar a tus hijos?

¿Qué es el síndrome postvacacional?

El síndrome postvacacional no es un trastorno ni se considera una enfermedad mental. En psicología se define como un estado transitorio de adaptación. La adaptación que requiere el fin de las vacaciones y la incorporación al trabajo, a la rutina y a la responsabilidad.

El síndrome postvacacional no es un trastorno ni una enfermedad

¿Puede afectar el síndrome postvacional en el comportamiento de los niños?

El síndrome postvacacional afecta también a los niños, especialmente a aquellos que deben enfrentarse a la vuelta al cole. Este comportamiento, al tratarse de una reacción a la hora de adaptarse a los cambios, es entendible que también lo sufran los escolares, pues la vuelta al cole supone un cambio en los horarios, hábitos, exigencias...

El síndrome postvacacional puede afectar a sus tareas y concentraciónEl síndrome postvacacional puede afectar a sus tareas y concentración

Durante el verano, los niños tienen mayor flexibilidad en su día a día, las actividades que llevan a cabo suelen ser de ocio y tiempo libre y pasan más tiempo con sus familiares. Con la vuelta al cole vuelven los madrugones, deberes, las exigencias que la educación les concierne, tales como mantenerse sentados un número de horas en las aulas, realizar actividades, relacionarse con otros compañeros y mantener activa la atención y concentración

Marta Carrascosa afirma que "el comportamiento de los niños se transforma, siendo de una manera cuando están de vacaciones y de otra cuando la vuelta al cole se acerca. Por ello pueden padecer el estrés postvacacional como los mayores, pero los niños tienen una facilidad muy grande a la hora de adaptarse a los cambios".

¿Cómo detectar el síndrome postvacacional en los escolares?

Los niños no van a decir que tienen estrés postvacional con la vuelta al cole, pero los padres pueden detectarlo observando si su comportamiento ha cambiado; si están apáticos, si no tienen apetito e incluso si se saltan las normas de educación inculcadas por los padres. Los síntomas más comunes que se pueden apreciar en los escolares que padecen el estrés postvacional son irritabilidad, ansiedad, falta de concentración y/o tristeza.

Los niños pueden sentirse preocupados, nerviosos o ansiosos por la vuelta al cole, sobre todo cuando hay un cambio de ciclo ante la dificultad del curso que inician y porque las normas de educación y comportamiento son más estrictas respecto al curso anterior. El insomnio, las molestias digestivas y el dolor de cabeza también son claros síntomas del síndrome postvacional.

Tratamiento y prevención

El síndrome de estrés postvacional en escolares requiere un tratamiento psicológico específico, pero el apoyo de la psicología en el escolar puede ayudar a enfrentarlo de una manera más positiva. Como ya se ha mencionado anteriormente, se trata de una adaptación normal que remite espontáneamente a los pocos días.

Si persiste, consulta con un profesionalSi persiste, consulta con un profesional
Marta Carrascosa asegura que "la duración de este comportamiento varía en función de las características personal del escolar, de su capacidad de adaptación, de las exigencias que le supone la vuelta al cole y del apoyo que reciba tanto por parte de familiares como de sus profesores y compañeros".

Si se observa que los síntomas se mantienen transcurridos la primeras semanas de colegio, los padres deberán consultar con un psicólogo pues podría suceder que lo que le ocurre al niño no sea estrés postvacional sino otro tipo de trastorno en su comportamiento que si requiera de intervención por parte de un profesional y un tratamiento más específico.

No obstante, en la mayoría de los casos la educación y la psicología de los padres son lo que más puede ayudar a sus hijos a adaptarse y regular su estado emocional recuperando progresivamente los hábitos, las rutinas y los horarios con antelación al inicio de la vuelta al cole. Es importante volver una semana antes de las vacaciones para ayudar a asimilar el cambio y poder preparar con antelación lo necesario para el nuevo curso y volver a tomar contacto con sus compañeros ya que esto les supone un aliciente que les motiva e ilusiona. La actitud de los padres también es importante en este proceso. La paciencia y comprensión es fundamental sin caer en la permisividad.

Te puede interesar