Menú
Si eres un padre helicóptero estarás afectando a tu salud
Si eres un padre helicóptero estarás afectando a tu salud

SALUD EMOCIONAL

Si eres un padre helicóptero estarás afectando a tu salud

Si eres un padre helicóptero es posible que te afecte a tu salud, descubre cómo estar mejor emocionalmente.

Si tienes un estilo de crianza helicóptero es posible que estés afectando a tu salud física y emocional y que también, estés afectando a la armonía familiar. En este sentido, recuerda que tu estilo de crianza marcará de por vida a tus hijos y por eso, debes pensar bien cómo quieres criarles para convertirles en personas que tengan éxito en el futuro, que sean capaces de crear su propio proyecto de vida con una salud emocional bien equilibrada.

Los estilos de crianza pueden afectar a la salud emocional de los niñosLos estilos de crianza pueden afectar a la salud emocional de los niños

Los estilos de crianza pueden afectar a la salud emocional de los niños. Los padres helicópteros por ejemplo, pueden predisponerse de forma involuntaria a que sus hijos tengan ansiedad y depresión en el futuro. ¿Tienes un estilo de crianza helicóptero? Es necesario que reflexiones si tu estilo de crianza podría de alguna manera afectar a la salud de tus hijos, pero también a tu propio bienestar.

Hay quienes pueden subestimar el impacto de la paternidad en la salud, pero muchos padres y madres pueden sentir ansiedad y depresión por no tener claras las expectativas de cómo ser buenos padres. Con el tiempo, se pueden dar cuenta de los efectos psicológicos como la depresión, la ansiedad o las consecuencias físicas a largo plazo como problemas estomacales, dolores de cabeza, o más.

Padres helicóptero

Los padres helicóptero quieren rescatar a sus hijos de todos los males que puedan tener en la vida. Si un niño no termina sus deberes, sus padres lo harán por ellos. Si no hacen un trabajo a tiempo, sus padres lo hacen por ellos. ¡Esto es un error descomunal con graves consecuencias en el futuro! Estos padres también están obsesionados con la limpieza y no quieren que sus caigan enfermos, ni tampoco que puedan sufrir los sentimientos negativos tan preocupantes para ellos, pero tan necesarios para sus hijos.

Las madres y padres de helicóptero son padres que aportan ansiedad a sus hijos y tienen una gran necesidad de control. A menudo son perfeccionistas que ejercen una intensa presión sobre sí mismos y ven a sus hijos como un reflejo de su propio éxito. No se dan cuenta que sus hijos no son una extensión suya, si no que son personas independientes a ellos.

Desafortunadamente, toda esa presión lo pone en riesgo de depresión y agotamiento a los padres. La ansiedad no controlada se ha relacionado con una serie de problemas de salud física a largo plazo, incluidos problemas estomacales, problemas de suelo, un sistema inmune debilitado e incluso, problemas de corazón.

Como mejorar la calidad de vida de los padres helicóptero

Para mejorar tu calidad de vida, es necesario que la próxima vez que sientas la necesita de ir al rescate de tu hijo, te tomes un momento para pensar en lo que es capaz de hacer, y que en lugar de ser su 'salvador' seas su guía, para que tu hijo aprenda las habilidades necesarias para poder afrontar la vida en futuras ocasiones.

Otra forma de calmar la ansiedad de ser un padre helicóptero es dejar de serlo progresivamente. Pregúntate qué tipo de consejo te podría dar un amigo de confianza en una situación particular. Por ejemplo, supongamos que tu hijo de 10 años quiere intentar "cuidar" a su hermana de ocho años, pero su madre helicóptero se resiste a la idea. Lo más probable es que un amigo relajado le asegure que dejar a su hijo de 10 años en su casa durante 20 minutos es totalmente normal y seguro. Esta práctica te ayuda a ser menos reactivo emocionalmente y más lógico. Ahora solo necesitas aplicar ese consejo a ti mismo.

Otra forma de calmar la ansiedad de ser un padre helicóptero es dejar de serlo progresivamenteOtra forma de calmar la ansiedad de ser un padre helicóptero es dejar de serlo progresivamente

También es importante permitir que los hijos cometan errores. Resistir el impulso de intervenir y salvarlos constantemente no solo les enseña que pueden recuperarse, sino que también puede traducirse en sentimientos de orgullo, liberación y calma, emociones que, casi con seguridad reducen los niveles de estrés que pueden acabar con tu salud y posiblemente tus hijos crezcan más sanos emocionalmente.

Te puede interesar