Menú
Por qué ser demasiado cauteloso impide el éxito en los niños
Por qué ser demasiado cauteloso impide el éxito en los niños

NIÑOS

Por qué ser demasiado cauteloso impide el éxito en los niños

¿Eres un padre o una madre demasiado cauteloso/a con tus hijos? Descubre en qué podría perjudicarles esto.

Para que tus hijos aprendan a jugar con cuidado es importante que estés vigilante y les orientes en todo lo que sea necesario hasta que aprendan (con tus indicaciones) qué puede ser peligroso y qué no lo es. Los niños deben tener libertad para cometer algunos errores y sobre todo, para aprender de ellos.

Si les haces creer que nada es seguro, creerán que la única forma de existir y sobrevivir es evitar el riesgo por todos los medios posibles. Si bien la seguridad es importante, evitar riesgos puede ser perjudicial para su desarrollo. Si solo se concentran en mantenerse seguros y a salvo de peligros podrían perder grandes oportunidades de desarrollo.

Necesitan aprender a desenvolverse dentro de la inseguridad para poder estar segurosNecesitan aprender a desenvolverse dentro de la inseguridad para poder estar seguros

Cuidado con pasarse con la precaución

Si siempre les dices a tus hijos que deben tener cuidado, crecerán pensando que no pueden participar en actividades que supongan algún tipo de riesgo, por mínimo que sea. Es decir, solo participarán en aquellas que sean totalmente seguras y libres de riesgos, pero la realidad, la sociedad en general... no es segura. Necesitan aprender a desenvolverse dentro de la inseguridad para poder estar seguros. Siempre hay un nivel de riesgo, independientemente del nivel de precaución que se tenga.

Para poder evolucionar en la vida se necesitan tomar riesgos. Las oportunidades que hacen que las personas crezcan siempre entrañarán algo de riesgo, es decir, que se deberá salir de la zona de confort para conseguir metas. Existe la posibilidad que salir de la zona de confort no sirva para nada y no funcione, pero también es posible de que sí funcione. Ser demasiado 'cauteloso' puede hacer que pierda oportunidades. Esto puede impedirles alcanzar el éxito. El éxito nunca llegó a aquellos que tenían mucho miedo de ir tras él.

Si crecen los niños temiendo a lo desconocido nunca cometerán riesgos, serán inseguros y crecerán con ansiedad ante cualquier circunstancia que les cause incertidumbre. Pueden estar condenados a llevar una vida mediocre porque nunca tendrán la ambición de luchar por la grandeza. En su lugar, pasarán la vida deseando estar más decididos, lamentando todas las posibilidades que nunca tuvieron.

Guía a tus hijos

Lo más importante para que puedan aprender a vivir siendo precavido pero al mismo tiempo a ser decididos, es guiarles, deja a tus hijos que sepan qué deben hacer para actuar con precaución pero no les causes miedo a que se caigan. Necesitan aprender a caerse y después a levantarse, a quitarse el polvo y a seguir caminando.

Siempre que les recuerdes a tus hijos que deben tener cuidado, tendrás que ser específico en este aviso. Explica la situación en cuestión, y de qué exactamente deben tener cuidado. No les dés una sensación de peligro vaga e imperfecta. Diles por qué la actividad es peligrosa, pero no limites sus elecciones... Y si quieren deja que participen en la actividad, si no supone un riesgo demasiado elevado para su integridad física. Permítele descubrir sus propios límites y que desarrollen su propio sentido de la precaución.

Es cierto que no siempre te van a escuchar y estos avisos necesitarás decirlos varias veces Es cierto que no siempre te van a escuchar y estos avisos necesitarás decirlos varias veces

A continuación te vamos a indicar algunas frases con mucho significado para que los niños aprendan a desarrollar su propio auto cuidado:

1- Mantente enfocado en lo que estás haciendo

2- Ten cuidado con las personas desconocidas o que te causen malestar y no permitas que se te acerquen demasiado

3- Controla que todos tus amigos están bien

4- Muévete despacio y ten cuidado en (por ejemplo, el parque, la acera, etc.)

5- Esa roca parece muy pesada, ¿seguro que puedes con ella?

6- Mira a tu alrededor antes de tirar la pelota

7- ¿Te sientes seguro escalando ese árbol?

8- Si estás corriendo con un palo en la mano, no vayas demasiado deprisa ni tengas a personas cerca que les puedas lastimar sin querer

9- No corras en el borde de la piscina

10- Dame la mano para cruzar la calle

11- Si se te cae la pelota o un juguete en la carretera, avisa a un adulto de confianza para que te ayude a recuperarla

12- Ten cuidado, no te vayas a resbalar

Es cierto que no siempre te van a escuchar y estos avisos necesitarás decirlos varias veces o incluso, tus hijos tendrán que aprenderlo por sí mismos. Pero al menos tendrán la libertad suficiente para aprenderlo bien y así, a medida que crezcan, tendrán más éxito en la vida.

Te puede interesar