Menú
El ruido blanco y su capacidad de calmar al bebé
El ruido blanco y su capacidad de calmar al bebé

RELAJACIÓN

El ruido blanco y su capacidad de calmar al bebé

¿Sabes qué es el ruido blanco?? Este sonido recordará al bebé el tiempo que estuvo en el útero y le calmará.

Todas las personas que, en algún momento de su vida, se hayan encontrado con algún problema a la hora de dormir, seguramente conocerán lo que es el ruido blanco, y cómo este puede ayudarles a conciliar el sueño tanto a ellos como a sus bebés. Y es que se ha demostrado científicamente que el ruido blanco es capaz de relajar el cerebro de las personas, haciendo que se tranquilicen y ayudándoles a descansar.

Puede que no sepáis lo que es el ruido blanco; en ese caso, el principio de este post puede haberos sonado extraño. Pero no os preocupéis: el ruido blanco es algo que conocéis, aunque no lo sepáis definir ahora mismo. El ruido blanco, científicamente hablando, es un ruido constante y uniforme en todas las frecuencias; es decir, uno sonido que hace que no escuchemos ningún otro aparte de ese mismo. Pero si ponemos como ejemplo el sonido de un ventilador, una radio que se escucha de fondo o el agua fluyendo, seguro que lo entenderéis mejor.

Estos sonidos transmiten calma, tranquilidad, y es por eso que son capaces de hacer que incluso un bebé inquieto consiga encontrar la paz y descansar. Incluso cuando el bebé se encuentra dentro del vientre de la madre es una buena alternativa, puesto que permite que se relaje y que todo el proceso del embarazo fluya sin contratiempos añadidos.

El ruido blanco para calmar al bebé

Normalmente, cuando el bebé se encuentra aún en el vientre, lo natural es que la madre escuche una y mil veces la recomendación de ponerle música clásica si lo nota inquieto, o antes de dormir, para así conseguir la calma del bebé. No obstante, en estos últimos años se ha descubierto que no hay nada que calme más que el ruido blanco. Sí es cierto, y hay que puntualizarlo en todo momento, que el ruido blanco no funciona exactamente igual para todas las personas, y, por lo tanto, tampoco para todos los bebés.

El ruido blanco es muy parecido a lo que oyen los bebés desde el úteroEl ruido blanco es muy parecido a lo que oyen los bebés desde el útero

La recomendación es bastante rara, sobre todo por lo novedosa. "Ponle ruido blanco a tu vientre, para que así el bebé pueda escucharlo y esté en calma". ¿Qué cara se os quedaría si os dijeran eso? Seguramente sería curiosa, pero eso no haría que investigarais menos. Quizás es justo así como habéis llegado a nuestro post. Lo que debéis saber es que hay muchos tipos distintos de ruido blanco entre los que podéis elegir, y que probablemente vuestro hijo responderá a todos de la misma forma, aunque acabará demostrando que hay unos que le gustan más que otros. Por ejemplo, hay bebés que se calman con el sonido de un secador, mientras que hay otros que prefieren el sonido de la lluvia.

El ruido blanco ayuda a dormir al bebé, especialmente si se encuentra fuera de casa
Independientemente del ruido blanco por el que optéis, lo que es un hecho es que es capaz de calmar, ya sea a un bebé dentro del vientre o a uno tratando de dormir en su cuna. No tienen mucho misterio tampoco: los ruidos blancos tranquilizan porque eliminan, o enmascaran, el resto de ruidos. Si a esto le sumamos que es algo constante, que no suele tener muchos altibajos, tenemos la fórmula perfecta para conseguir que nuestro bebé concilie el sueño. Es especialmente útil si viajamos, o si nos encontramos fuera de casa y el pequeño no consigue dormir porque se siente extraño. En ese momento, el ruido blanco puede hacer su magia y conseguir relajar su cerebro hasta el punto de que caerá rendido sin una queja.

Los bebés suelen tener un cerebro bastante sobrexcitado, porque todo lo que les llega del exterior es nuevo. Si se encuentran en ese estado de nerviosismo será muy complicado que consigan conciliar el sueño, y eso provocará llantos y dolores de cabeza también para los padres. Pero el ruido blanco es la solución a todos esos males.

Recuerdos de cuando estaban dentro del útero

Hay teorías que señalan que no es solo porque el ruido blanco es capaz de enmascarar todos los ruidos exteriores, sino también porque ese tipo de sonidos son muy similares al que escuchan los bebés cuando están dentro del vientre y escuchan fluir la sangre por el cordón umbilical. Les relaja, les calma y, sea por lo que sea, realmente funciona.

Si queréis probar con vuestro bebé, y ver si así sus noches son mucho más tranquilas, tenéis a vuestra disposición una amplia gama de posibilidades. Por ejemplo, podéis optar por lo más asequible y a mano: ponerles vuestro móvil con un vídeo de YouTube donde haya unas cuantas horas de ruidos blancos. Como recomendación personal: tratad de escuchad un poco los vídeos antes, no vaya a ser que algún gracioso haya introducido algún sonido estridente en medio de la melodía, y menudo susto podría llegar a llevarse el bebé.

Se peuden comprar reproductores de ruido blanco o buscar vídeos en internetSe peuden comprar reproductores de ruido blanco o buscar vídeos en internet

También podéis comprar como radios pequeñas, emisoras, donde podréis ir poniendo distintas melodías, todas de ruidos blancos. Normalmente, hay muchos lugares donde podréis comprarlas ya preparadas a un precio bastante asequible. De esta forma, no tendréis que destinar vuestro teléfono móvil a otro uso que no sea el que vosotros queráis darle.

No obstante, puede que tampoco os convenza eso de dejar un dispositivo duro (como un móvil o una radio) a un bebé dentro de la cuna; y es que es inevitable que el ruido blanco provenga de una fuente que esté cerca del niño, para que este pueda escucharlo bien. En ese caso, tampoco os preocupéis: podéis comprar un peluche que tenga sonidos de ruido blanco. Aunque parezca increíble, hay muchos rondando por internet, y lo único que tendréis que comprobar es que sean lo suficientemente seguros como para que el bebé pueda dormir con ellos sin problemas.

Si todavía no habéis probado a ponerle ruido blanco a vuestro bebé, probadlo. En la mayor parte de los casos funciona, y los bebés acaban muy calmados. Es más: si vosotros también habéis tenido problemas de sueño, lo mejor que podéis hacer es tratad de poneros ruido blanco también. Probad con la lluvia de fondo, o con cualquiera de los vídeos que ronda por YouTube. Hay una gran cantidad de posibilidades a vuestro alcance, ¡así que disfrutadlas! No os arrepentiréis.

Te puede interesar