Menú
Remedios para bajar la fiebre a un niño
Remedios para bajar la fiebre a un niño

SALUD

Remedios para bajar la fiebre a un niño

Cuando un niño pequeño tiene fiebre y no esté acompañada de síntomas graves, podemos usar estos remedios para bajarle la temperatura.

Termómetro con fiebrePor debajo de los 38 grados no debemos preocuparnos

Es muy común en los padres, sobre todo en los primerizos: notan que el niño tiene fiebre y empiezan a perder la calma. La primera reacción es llevarlo corriendo a urgencias, pero en la mayoría de las ocasiones esto no es necesario. Lo conveniente es permanecer tranquilos y pensar cómo ayudar al niño a que se sienta mejor.

Por ello, es importante saber qué es realmente la fiebre y por qué la produce el cuerpo. Que se eleve la temperatura corporal significa que el sistema inmunitario está funcionando: la calentura aparece porque el cerebro envía señales indicando al organismo que mate a los virus que han infectado al cuerpo, lo que se consigue aumentando unos grados la temperatura habitual. Se considera que se padece fiebre a partir de los 38 grados por lo que si el niño tiene menos no vale la pena preocuparse.

Para ser conscientes de hasta qué punto está enfermo el niño también hay que considerar los otros síntomas visibles que muestra. Si la fiebre no es muy alta y tiene mocos y tos lo más probable es que sufra de un resfriado común. Si tiene vómitos o diarrea seguramente tenga un virus estomacal. En ambos casos, la fiebre suele ir bajando regularmente en pocos días. Los resfriados estacionales, además, suelen atacar de repente, por lo que es normal si el niño está bien y al día siguiente de repente no puede salir de la cama.

No es muy recomendable medicar al niño, porque lo que hace es enmascarar la fiebre, no ayuda a bajar la temperatura. Sin embargo, si notas que está muy incómodo o malhumorado puedes probar algún remedio de los que te sugerimos a continuación.

Remedios naturales para bajar la fiebre

1. Coloca una toallita mojada en agua tibia tirando a fresca en la frente del niño.

2. Un baño en agua tibia es un buen remedio, ya que la temperatura tenderá a bajar hasta que el agua se evapore de su cuerpo. No utilices agua fría porque el contraste será demasiado fuerte y podría llegar a sufrir escalofríos o espasmos.

3. Intenta que el enfermo ingiera alimentos de la nevera o congelador que sean muy hidratantes, como zumos fresquitos, helados, yogures o gelatina. Y siempre mucha agua.

Niña enferma de catarroPodemos poner a los niños ropa ligera y una mantita para que se tapen y destapen según tengas frío o calor

4. Instala un ventilador. El objetivo no es que el niño reciba mucho frío para combatir la calentura, es encontrar una temperatura equilibrada. Por eso pon el ventilador a una distancia y una potencia prudente, que no moleste.

5. Quita capas de ropa al niño si tiene mucho calor hasta que lleve sólo una prenda ligera. Si oscila entre el calor y el frío lo mejor es que se tape con una manta, ya que es más fácil de poner y quitar.

6. Lo mejor cuando el niño está enfermo es que permanezca dentro de casa en un ambiente fresco. Si por alguna razón tiene que quedarse al aire libre debe de estar siempre a la sombra.

7. La infusión de girasol también se puede preparar para bajar la fiebre. Se hierve agua y se introducen los pétalos de girasol, que tienen esta propiedad. Se deja reposar unos cuantos minutos y se le puede añadir miel o azúcar para que tenga un mejor sabor.

Bajo ninguna circunstancia le apliques el viejo remedio de colocar unos paños impregnados de alcohol bajo las axilas o realizar frotaciones en el cuerpo con esa sustancia porque la temperatura bajará de forma demasiado brusca y se pueden dar casos de convulsiones, intoxicaciones e incluso llegar al coma.

Remedios farmacológicos para la fiebre

Si después de probar estos métodos no funcionan y el niño continúa encontrándose mal podemos considerar administrarle un medicamento (sólo si éste es mayor de 3 meses y siendo muy recomendable consultar con el médico).

Las medicinas infantiles que contengan acetaminofeno (Tylenol -paracetamol-, Tempra, Abenol..., cuyo medicamento más conocido es el Apiretal) o ibuprofeno (Advil, Motrin, Brufen... del cual el más popular es el Dalsy), son las que tratarán mejor la calentura. Recuerda que a los menores de edad no se les puede administrar aspirina, ya que están en riesgo de padecer graves efectos secundarios como dolor intestinal, hemorragia e incluso una enfermedad cerebral llamada síndrome de Reye.

Médico tomando la fiebre a una  niñaAcudiremos al médico cuando la fiebre se acompañe de síntomas graves

¿Cuándo acudir al médico?

Como ya hemos dicho, no es necesario alarmarse porque el niño tenga fiebre. Sin embargo, esto tampoco significa que tengamos que despreocuparnos de la condición del enfermo: se debe seguir su evolución para asegurarnos de que no hay nada fuera de lo normal. Depende de la edad del niño y de los grados de calentura que tenga sabremos si la implicación del médico es más o menos urgente. Si el niño tiene de 0 a 2 meses podemos llevarlo al médico al menor indicio de fiebre, ya que todavía es muy pequeño y está más vulnerable. Si tiene entre 3 o 6 meses será a partir de los 38º cuando nos plantearemos la visita al doctor. Si el enfermo ya supera los 6 meses podremos llevarlo al ambulatorio cuando sobrepase los 39º.

Definitivamente habrá que llevarlo al médico si, administrándole el remedio oportuno no mejora y la fiebre no consigue bajar en 72 horas. También si muestra otros síntomas graves como dificultad respiratoria, diarrea y vómitos continuos o manchas en la piel. Si muestra signos de deshidratación como poca o nula orina, si llora y no le salen lágrimas o tiene la boca seca también debes acudir al médico.

Te puede interesar