Menú
8 rasgos de carácter para inculcar a los hijos
8 rasgos de carácter para inculcar a los hijos

PERSONALIDAD

8 rasgos de carácter para inculcar a los hijos

Estos rasgos de carácter no salen de forma innata... Hay que trabajarlos en la crianza para asegurarte que se interiorizan.

Criar a los hijos es lo más importante que harás en tu vida, y no es nada fácil. Hermanos que se pelean, normas que no se cumplen, actitudes rebeldes... en realidad, el día a día es posible que te haga perder de vista los objetivos que tienes que trabajar diariamente. Es importante tener en mente cuáles son los propósitos de criar a tus hijos: que se conviertan en buenas personas y sean adultos de éxito en el futuro. Personas independientes y absolutamente capaces de cuidarse a sí mismos.

1. Independencia

Querrás que cada uno de tus hijos tenga la capacidad y la confianza de vivir una vida independiente, tomar sus propias decisiones en función de sus valores y no sentirse limitado por los temores o las inseguridades. Tener que recodar esto cuando sería más fácil "arreglar" sus problemas que dejar que ellos lo resuelvan, no es fácil... pero es necesario.

Ser un líder no solo es cuestión de mandarSer un líder no solo es cuestión de mandar

2. Evaluar el riesgo de forma razonable

La gestión de riesgos es una parte importante de la vida cotidiana de los adultos. Entonces, ya sea trepando árboles o saltando en el patio de recreo, debes luchar contra tus instintos de madre o padre helicóptero todos los días con la esperanza de que al permitir que tus hijos evalúen sus riesgos de forma automática (según la edad, por supuesto) les estarás enseñando una habilidad que durará toda la vida. Estas habilidades les informarán en el futuro a la hora de tomar decisiones respecto a cosas importantes como comenzar un negocio, realizar una gran propia, invertir dinero en propiedades, etc.

3. Practicar la autodisciplina

Los niños deben aprender a ser autodisciplinados y saber qué hacer y cómo hacerlo correctamente en cada situación en concreto. La autodisciplina no es un rasgo de carácter estático que existe o no existe en una persona... es una elección diaria respecto a las acciones y es necesario tener fuerza de voluntad y consistencia.

4. Ser un buen líder

Ser un líder no solo es cuestión de mandar. Para liderar bien hay que dar ejemplo y hacer las cosas primero antes que los demás. Es necesario que sepan que ser un líder sin seguidores no sirve para nada... Por eso es de vital importancia saber cuándo dirigir y cuándo seguir (y cuándo no). Los niños deben reconocer la diferencia entre hacer las cosas bien o no hacerlas correctamente. Deberán aprender el valor del trabajo duro y que aprecien el trabajo duro de los demás.

5. Hacer frente al desánimo, la decepción y el fracaso

Quizá a ti nadie te enseñó esto y realmente lo pasaste mal... Es probable. Pero ahora tus hijos tienen la oportunidad de que tú les guíes por el buen camino. Aceptar el fracaso como oportunidad de aprendizaje es necesario para que acepten las derrotas y aprendan de los errores... ¡es la clave del éxito futuro!

Conseguir metas no es lo único que importa en la vidaConseguir metas no es lo único que importa en la vida

6. Ser un gran lector

La lectura enseña empatía al permitirnos vivir un mundo de experiencias que nunca hubieras podido experimentar sin la imaginación. Los niños pueden adorar la lectura siempre que no sea una imposición y sea su propia elección el poder leer en su rincón de lectura favorito. Recuerda que para conseguir esto, deberás dar ejemplo.

7. Aprender como contínuo aprendizaje

La vida es un continuo aprendizaje y esto los niños deben asimilarlo. No solo se aprende en la escuela, ¡se aprende a cada segundo de la vida! La educación es imprescindible en la vida, pero no solo es necesaria para sacar buenas notas en la escuela... ¡cualquier ámbito de la vida es genial para aprender cosas nuevas!

8. Esforzarse

Conseguir metas no es lo único que importa en la vida, lo que importa realmente es sobre todo... ¡esforzarse! El esfuerzo y el tesón son las bases del éxito, independientemente de la meta que se quiere conseguir. Si hay esfuerzo, los buenos resultados vendrán solos. Los niños deben conocer el valor del trabajo duro, que se disciplinen para trabajar duro y que aprecien el trabajo duro de los demás.

Te puede interesar