Menú
7 cuestiones debemos tener en cuenta a la hora de elegir colegio
7 cuestiones debemos tener en cuenta a la hora de elegir colegio

ESCUELA

7 cuestiones debemos tener en cuenta a la hora de elegir colegio

Te ayudamos a elegir colegio para tus hijos con esta lista de cuestiones que debes plantearte de cara a optar por un centro educativo u otro.

niños en la escuelaHay padres que tienen claro qué colegio elegir, otros se guían por la cercanía a casa

Acaba de comenzar el periodo de escolarización así que ha llegado el momento de llevar a cabo uno de los procesos más complicados para los padres, elegir el colegio de su hijo. Y es que son muchos los factores que hay que tener en cuenta para acertar.

Quizá tengas claro, incluso desde antes de que naciera, de que iría al mismo centro de educación primaria en el que tu estudiaste o que querías que entrara en el instituto que tienes enfrente de casa, pero si todavía tienes dudas te damos todas las claves para que aciertes seguro.

Criterios como la cercanía al hogar familiar, la calidad de las actividades extraescolares, el nivel del profesorado, si queremos que sea público o privado... pueden marcar una diferencia considerable en los resultados académicos y en el tipo de educación en valores que va a recibir tu hijo, así que piénsalo bien antes de tomar una decisión.

1. ¿Colegio público o privado?

Es lo primero que debes elegir. La oferta escolar en ambos sentidos es muy amplia tanto para centros de primaria como de secundaria. ¿Quieres que tu hijo se relacione con niños de otras culturas? ¿Quieres que reciba una educación religiosa? ¿Prefieres que lleve uniforme o que pueda elegir libremente su ropa? Todos estos criterios son importantes porque determinarán, no solo el gasto económico, sino también la forma en la que tu hijo verá el mundo, su percepción de los problemas...

También tienes la opción de recurrir a un centro concertado, una especie de opción intermedia que cuenta con los beneficios de las dos anteriores. Acceder a este tipo de centros puede ser complicado, ya que hay que cumplir una serie de requisitos para que el pequeño sea admitido y la competencia suele ser enorme, sobre todo en primaria.

niña jugando al baloncestoLa oferta de actividades extraescolares puede hacernos decantarnos por uno u otro centro escolar

2. Calidad de la educación

Antes de inscribir a tu hijo en un colegio o en un instituto busca información sobre el nivel de exigencia. Hay distintas clasificaciones que te darán bastantes pistas acerca de lo bien que preparan a los niños. Si estás planeando que tu hijo permanezca en el colegio hasta completar la educación secundaria (hay muchos que admiten alumnos desde los 3 años hasta los 18) o si buscas un lugar para que cursen la ESO o Bachillerato puedes consultar, por ejemplo, sus medias en las notas de las pruebas de acceso a la universidad o el número de alumnos que no llega a completar la ESO.

Pero más allá de rankings y clasificaciones lo que debes hacer es preguntar a otros padres, los vecinos con hijos más mayores que el tuyo pueden ser una muy buena opción. Ellos te dirán como es el centro al que llevan a los suyos, te hablarán de los profesores, de la organización de las asignaturas...

Si no conoces a nadie que asista al colegio o instituto al que quieres llevar a tu hijo, pásate por allí antes de la hora de salida e intenta entablar conversación con algún padre o alguna madre que haya ido a recoger a sus hijos. De esta forma obtendrás toda la información que necesitas.

3. A la vuelta de la esquina

Lo más cómodo para todos es que el colegio esté lo más cerca posible de la casa familiar y de la de los abuelos. Cuando tu pequeño sea un poco más mayor podrá ir y volver andando sin necesidad de recurrir a transporte escolar o al transporte público. Sin embargo, este criterio, aunque importante, no debe ser el que prime por encima de otros como el de la calidad educativa que ofrezca el centro.

4. Los idiomas pueden ser determinantes

Hay una gran cantidad de colegios e institutos públicos que son bilingües. Sin embargo, no todos aplican estas directrices de la misma manera. Asegúrate de qué asignaturas son las que se imparten en inglés y de qué forma se hacen las clases antes de inscribir al niño.

Además, llegados a ciertas edades y sobre todo a partir de secundaria, comienzan a impartirse otros idiomas. Estos suelen ser francés o alemán, así que también deberás plantearte cuál de los dos prefieres que aprenda para el futuro. Otros centros están empezando también a impartir chino desde edades tempranas. Consúltalo.

5. Actividades extraescolares

Quizá no sea lo más determinante pero puede ser un punto a favor de determinados centros escolares. Consulta las oferta de actividades que tienen para primaria y secundaria. Quizá necesites que tu hijo se quede una hora después de clase para recogerle cuando salgas del trabajo o puede que quieras que practique algún deporte o un idioma extra. Ten en cuenta que la oferta podrá ir cambiando a lo largo de los años.

niño en el comedor del colegioSi tu hijo va a comer en el colegio, debemos buscar uno que ofrezca este servicio y que se adapte a sus necesidades

6. Buenos profesores

Elegir un centro de educación conforme al profesorado no es tarea sencilla. Cuando preguntes a otros padres que llevan a sus hijos al colegio o instituto que te interesa no te olvides de preguntar por ellos.

Más allá de la formación que ellos hayan podido recibir te interesa si son profesionales dedicados y con paciencia, si saben transmitir sus conocimientos y si se implican con los niños. Al fin y al cabo ellos serán los que pasen más tiempo con tu hijo y tendrán la labor de transmitirle, no solo conocimientos, sino también una serie de valores que formarán su carácter en la vida adulta.

7. Alimentación saludable

Cada vez hay más centros escolares que se preocupan por la alimentación de sus alumnos. En algunos de ellos incluso tienen ciertas normas a cerca de la comida que los pequeños pueden llevar al recreo y cuidan de que siempre sean alimentos saludables como la fruta.

Si además tu hijo tiene que quedarse a comer a diario en el comedor del colegio debes cerciorarte de que la comida que le darán se pueda adaptar a alguna posible necesidad especial, por ejemplo, si es celíaco o sufre de alguna otra intolerancia alimentaria. La calidad de la comida también es importante, no es lo mismo un comedor que sirve platos precocinados que uno en el que hay un cocinero experto que prepara la comida a diario para los niños.

Como ves, son muchos los puntos que debes tener en cuenta para acertar en la elección del colegio. No te olvides de preguntar a tus hijos, sobre todo si ya son mayores, a qué centro les gustaría asistir. Seguro que te lo agradecen.

Te puede interesar