Menú
¿Comedor escolar o tupper casero?
¿Comedor escolar o tupper casero?

VENTAJAS E INCONVENIENTES

¿Comedor escolar o tupper casero?

Aunque siempre debe prevalecer que el niño tenga una dieta sana y equilibrada, conoce las ventajas e inconvenientes del comedor escolar y el tupper casero.

Comedor escolarPagar el comedor o llevarse el tupper de casa son las dos opciones de alimentación de muchos niños

Durante el descanso entre clase y clase, los niños se reúnen entre amigos para comer. Tienen dos opciones: pagar el comedor escolar o llevarse de casa un tupper casero. Ambas opciones tienen sus ventajas y desventajas, pero lo cierto es que las dos son ideales para la alimentación de los pequeños. Elegir una u otra dependerá de cuál se adapte mejor a la situación familiar específica.

La importancia de la comida en la edad escolar

Si los padres no educan a sus hijos a comer correctamente, lo más seguro es que en la vuelta al cole lo único que desearán tomar es chocolate, bollos y gaseosas. Es lo que más apetece, y lo que más gusta... y no sólo a niños sino también a adultos, pero todos sabemos que el único resultado de esa decisión será una salud pobre. Es importante educar a los hijos a elegir verduras, legumbres y frutas por encima de la pasta y la bollería.

Una alimentación adecuada durante la edad escolar permitirá a los pequeños crecer fuertes y tener suficiente energía para concentrarse durante las clases, lo cual se traducirá en un mayor aprendizaje en el colegio.

Para tener una buena salud, la alimentación de los niños deberá ser rica en proteínas, grasas, hierro, calcio, hidratos de carbono, vitaminas y minerales. Recibirán suficiente energía con una dieta equilibrada.

Pero las familias tendrán que decidir... ¿comedor escolar o tupper casero?

Niña contentaLa alimentación en un comedor escolar siempre será positiva y equilibrada

Ventajas e inconvenientes del comedor escolar

Al comer en grupo y al recibir la ayuda de las personas que trabajan para ofrecer este servicio, los pequeños aprenderán en la escuela a comportarse correctamente en la mesa. Desde que empieza la vuelta al cole, aprenderán la importancia de lavarse las manos antes de comer, utilizar los cubiertos y esperar a que todos hayan terminado antes de levantarse de la mesa.

Otro punto fuerte del comedor escolar es que el niño aprenderá a seguir una rutina diaria, en la cual comerá a una hora específica y retomará las clases a otra hora concreta.

Los padres podrán confiar en que la alimentación que reciban los alumnos en un comedor escolar siempre será positiva y equilibrada. Las verduras o una sopa vendrán acompañadas por una pieza de fruta y un yogurt.

Sin embargo, todo lo bueno tiene su parte mala y el comedor escolar también tiene inconvenientes. Uno de ellos es que el niño tendrá más variedad de entre la que escoger, en comparación con un tupper casero que llevará la única comida que el pequeño podrá comer ese día. Cuando elegimos los alimentos que comerán durante la hora de la comida, nos aseguraremos de que comerá esos alimentos solamente, y que su salud no sufrirá a causa de una mala decisión.

Además, no podemos confiar plenamente en que el comedor escolar prestará suficiente atención a cada niño, pues demasiados alumnos dependen de un único servicio.

TupperEl tupper casero supondrá una mayor variedad en la dieta del niño

Ventajas e inconvenientes del tupper

Si la familia no se siente convencida con la comida que proporciona el colegio, siempre puede preparar un tupper que su hijo llevará a clase.

Mientras que un comedor escolar podría repetir de vez en cuando los alimentos, los padres que preparan el tupper para sus hijos pueden preocuparse por no repetir comidas, y garantizar a sus hijos mucha variedad para que nunca se cansen de llevar el tupper al cole.

El niño podrá colaborar en la elaboración de su propia comida
Además, el niño nunca podrá elegir qué comer si depende del comedor escolar, porque esta decisión nunca dependerá ni de él ni de la familia, pero siempre podrá recomendar a sus padres ciertos alimentos si se los lleva él mismo al colegio. Incluso también podrá colaborar en la preparación de estos alimentos, de tal manera que toda la familia pueda participar para cocinar y guardar la comida que se llevará el pequeño a la escuela.

El tupper también tiene desventajas, y es que los nutricionistas llevan un control de la comida que prepara cada comedor escolar, mientras que la calidad de los alimentos guardados en un tupper dependerá exclusivamente de la familia.

Los padres podrían no tener suficiente tiempo diario para dedicar a la preparación de la comida de sus hijos, lo cual podría repercutir en la salud de los hijos.

Legislación y normas de algunos colegios

Lo cierto es que, desde la vuelta al cole de este año, se ha hablado mucho sobre la opción de llevar el tupper a la escuela en vez de optar por el comedor escolar.

En Galicia, este año los alumnos no pueden llevar su propia comida a la escuela, si bien el próximo curso se volverá a hablar sobre la decisión de permitir o no llevar el tupper al colegio.

En Madrid, desde de la vuelta al cole del año pasado, llevar el tupper a la escuela tiene precio: 3,80 euros. El Consejo de Directores de Colegios Públicos aconsejó a los centros cobrar esta cantidad a las familias que deseen llevar su comida a la escuela. Algunos colegios ya adoptaron esta medida, de la cual 2,50 euros irán destinados al cuidado de los niños mientras que los 1,30 euros restantes pagarán la luz y las instalaciones.

Será necesario esperar a que llegue el próximo curso para descubrir de qué manera podrían cambiar estas medidas.

Lo más importante es que el niño pueda comer de forma saludable y equilibradaLo más importante es que el niño pueda comer de forma saludable y equilibrada

Consejos para tomar una decisión

Si las familias desean tomar una decisión en lo que queda de curso o esperar hasta la próxima vuelta al cole para elegir entre el comedor de la escuela o un tupper casero, deberán valorar las ventajas e inconvenientes de ambas opciones para garantizar a los hijos la mejor alimentación, sin que cueste demasiado dinero. Lo importante es valorar si los padres tienen suficiente tiempo como para preparar en casa la comida que les garantizará a los pequeños una salud óptima, y que los alumnos también decidan de qué manera recibir esta buena alimentación.

La comida es muy importante para el rendimiento de los pequeños, y no debería convertirse en un problema para las familias. Lo importante es que, independientemente de si la preparación de los alimentos se realiza en la misma escuela o en el hogar, el niño pueda comer de manera variada.

La elección del niño o el tiempo del que disponga la familia para cocinar son aspectos a tener en cuenta
Si las familias optan por el tupper, deben tener varios envases para que el pequeño pueda comer tres platos, y que la fruta no falte ningún día. Deberán encontrar la manera de conseguir que el alimento sea apetecible para los pequeños, aprovechando las verduras y frutas que al niño le gustan especialmente, para que el momento de la comida sea un descanso que el alumno disfrute con sus amigos, en vez de una obligación. La comida será no sólo apetecible sino también saludable y equilibrada.

Además, las familias también pueden tener en cuenta si al pequeño le gusta elegir los alimentos del comedor escolar, o si por el contrario prefiere la comida que le preparan sus padres, y que lleva al colegio en el tupper.

Te puede interesar