Menú
Qué es la violencia obstétrica y cómo se está dando
Qué es la violencia obstétrica y cómo se está dando

RESPETO EN EL PARTO

Qué es la violencia obstétrica y cómo se está dando

Cada vez se hace más visible la violencia obstétrica, el mal trato hacia la madre cuando está a punto de parir, te explicamos qué conductas se consideran violentas.

Son muchas las mujeres que habrán sufrido violencia obstétrica y que pensaban que era algo normal que debían soportar porque las personas que las estaban violentando, "sabían lo que hacían". Pero que un médico sepa lo que está haciendo no le da derecho al maltrato o a no tener en cuenta los deseos y opiniones de las personas.

En el caso de la violencia obstétrica es la violencia y maltrato hacia una mujer y madre embarazada durante el parto (sin tener en cuenta sus deseos de cómo quiere que sea el parto), y añadiría también cuando una mujer se siente mal tratada por los profesionales durante las visitas médicas en el embarazo.

Pero para violar los derechos fundamentales de las personas no es necesario el maltrato físico, pegar una bofetada o agredir físicamente, en muchas ocasiones las formas de hacer las cosas e incluso el cómo se dicen otras es suficiente para que una persona se sienta agredida y que le duela de forma emocional más que una bofetada.

mujer en el partoLa violencia obstétrica es una situación de abuso por parte del médico obstetra

No hay que consentir

Que te esté atendiendo un obstetra o una partera no significa que debas permitirles todo lo que quieran hacer o decir, debes marcar límites muy claros en cuanto notes que algo no es cómo debería ser. De igual modo que no se puede consentir la violencia doméstica, no se puede consentir en ningún contexto. La violencia doméstica se da cuando un miembro de la familia utiliza la violencia o un comportamiento abusivo para controlar a otro u otros miembros de la familia. La violencia doméstica y en cualquier otro ámbito puede incluir maltrato, violencia física, verbal, emocional, económica o abuso sexual.

La violencia obstétrica

A las mujeres no se les pregunta si están siendo bien atendidas, no son examinadas para saber si están en riesgo de violencia obstétrica o no. Desgraciadamente las mujeres y sus parejas no son informadas sobre las señales que deben tener en cuenta y qué es lo que puede ser abusivo.

bebe recién nacidoLa madre tiene miedo de la seguridad del bebé
Cuando una mujer está siendo maltratada de forma obstétrica no se le anima a buscar ayuda para su bienestar o el de su bebé, no hay folletos informativos en las oficinas de servicio público si sospecha que están teniendo abuso obstétrico contigo o hacia otra persona de tu alrededor. Esto hace pensar que es algo normal, pero no lo es.

¿La violencia obstétrica no es un problema? Sí lo es. Nunca sospecharías que un profesional puede hacer que te sientas mal, pero puede ocurrir. No es lo habitual, pero que no sea lo habitual no significa que no debas estar atenta a por si acaso.

La violencia obstétrica puede incluir cualquiera de las características que ocurre en la violencia doméstica. Y por eso las mujeres tienen que saber que sí ocurre y que no se puede consentir. Se puede dar en diferente formas y a continuación vas a encontrar las señales más claras en cada una de ellas.

Abuso físico

El abuso físico puede tener muchas formas, es cuando una mujer está siendo tocada sin su consentimiento, cuando es coaccionada para dar su consentimiento a algo que no quiere... está demasiado aceptado que un médico en el parto haga algo que considera adecuado aunque la mujer no quiera. Esto es abuso. El abuso físico de una mujer que está de parto también puede ser el abandono de la paciente.

Abuso económico

En muchos países alrededor del mundo tienen la asistencia sanitaria gratuita por lo que en este caso no tiene por qué darse el abuso económico, pero en la sanidad concertada o privada o en aquellos países donde la sanidad es privada, también podría darse por lo que es importante tener este aspecto en cuenta.

Hay mujeres que si no tiene un alto nivel adquisitivo tendrá una atención médica estándar y no podrá acceder a los cuidados que necesita para ella como madre parturienta o para su bebé. Aunque quizá tengas la suerte de tener una atención de buena calidad de forma gratuita (que se paga a través de los impuestos sociales), hay otras personas que no tienen esa suerte y que no pueden pagar la atención médica que necesitan para que la madre tenga un buen parto y pueda ser atendida como debe ser.

Abuso verbal

La violencia obstétrica verbal se produce cuando el profesional médico grita, insulta, amenaza o ridiculiza a una embarazada o a una mujer que está de parto. Por ejemplo, si un profesional médico te dice una frase cómo "Deja de gritar que con la epidural no duele", o quizá, "no seas niña que estás pariendo no te estás muriendo", o también cosas como: "No grites que suenas ridícula y me irritas" (Todas estas frases son reales) estarás ante violencia obstétrica.

medicos con embarazadaLa parturienta merece un respecto y tiene unos derechos que no siempre se respetan

Abuso emocional

Las mujeres embarazadas están en riesgo de sufrir abuso emocional en la violencia obstétrica a causa de todas sus dudas, sus hormonas, miedos y preocupaciones normales en esta etapa de la vida. El abuso emocional es muy frecuente porque hay personas que desprecian las preocupaciones de las mujeres embarazadas cuando se acerca el momento del parto. También pueden despreciar sus decisiones y decir cosas tan hirientes como:"Si quieres un parto vaginal tendrás un bebé muerto".

En ocasiones cuando los profesionales sienten la necesidad de intimidar para lograr el consentimiento para una inducción pueden decir cosas de este tipo, (no es habitual pero puede ocurrir), y entonces estarías ante abuso emocional.

Una mujer embarazada es una mujer que está a punto de convertirse en madre y necesita ante todo, respeto y comprensión de las personas que la atienden.

Abuso sexual

Puede sonar algo fuerte pero es importante recordar que se trata de los órganos sexuales de una mujer los que pueden estar sujetos a abusos físicos. Si alguien pone las manos en tu vagina mientras tú no quieres y lo expresas claramente, entonces estarás ante un abuso sexual. Suele minimizarse porque es por "el bien del bebé" o porque "es necesario".

Después de leer este artículo, si estás embarazada podrás estar más atenta a las posibles señales de abuso o violencia obstétrica, porque tienes tus derechos y debes ser respetada en todo momento tanto durante el embarazo como en el momento del parto, y después también.

Te puede interesar