Menú
La psoriasis en los niños
La psoriasis en los niños

PSORIASIS

La psoriasis en los niños

La psoriasis es una afección que no solo afecta a los adultos, ¡los niños también puede padecerla! Pero, ¿la sufren de igual modo?

La psoriasis es una afección de la piel que afecta a los adultos aunque también pueden sufrirla los niños. La psoriasis provoca la aparición de una serie de escamas en la piel que no son contagiosas aunque suelen provocar cierto rechazo social. Acto seguido te hablo cuál es la mejor manera de tratar dicha enfermedad para que tu hijo se recupere lo más pronto posible y no le afecte a nivel personal.

En qué consiste la psoriasis

La psoriasis es una enfermedad crónica de la piel que está ligada al sistema inmunitario de la persona. Una persona con psoriasis va a sufrir una inflamación de la piel que se traduce en la formación de diversas escamas grisáceas por diversas zonas de su cuerpo. Dichas escamas suelen aparecer en el cuero cabelludo, el rostro o en los codos.

La psoriasis en los niños

En el caso de los niños, dicha enfermedad se produce a causa de los linfocitos, qué atacan a la piel como si se tratara de una herida. Ello va a provocar la aparición de las temidas escamas en diversas partes o zonas del cuerpo del pequeño. Además del sistema inmunitario, hay otra serie de causas posibles por las que un niño puede padecer una afección como la psoriasis:

El alto nivel de estrés al que puede estar sometido el pequeño puede dar lugar a que acabe por sufrir psoriasis en la pielEl alto nivel de estrés al que puede estar sometido el pequeño puede dar lugar a que acabe por sufrir psoriasis en la piel

  • El alto nivel de estrés al que puede estar sometido el pequeño puede dar lugar a que acabe por sufrir psoriasis en la piel. El tema se puede agravar al causar cierto rechazo social por parte de sus compañeros de clase.
  • Las bajas temperaturas y el frío es otra de las causas más frecuentes de psoriasis en los niños. Por el contrario, la exposición solar es perfecta a la hora de controlar dicha afección de la piel.
  • La genética es otra de las causas por la que un niño puede sufrir psoriasis. En el caso de que los padres hayan tenido o padezcan psoriasis, existe muchas posibilidades de que su hijo termine sufriendo tal enfermedad de la piel.

Cómo tratar la psoriasis en los niños

Por desgracia a día de hoy, la psoriasis no tiene cura. Se trata de una afección de la piel crónica que puede aparecer y desaparecer cuando la persona menos se lo espera. A la hora de tratarla existe numerosas vías o mecanismos que pueden ayudar a que no vaya a más y a controlarla:

La genética es otra de las causas por la que un niño puede sufrir psoriasisLa genética es otra de las causas por la que un niño puede sufrir psoriasis

  • En el caso de que la psoriasis no sea grave, puedes aplicar en las zonas afectadas cremas hidratantes específicas que ayuden a combatir la irritación propia de las escamas.
  • Si tu hijo tiene psoriasis es bueno exponer su piel al sol pero siempre de una forma moderada ya que en el caso de excederse de dicha exposición, la psoriasis puede empeorar de una manera bastante grave.
  • Si la psoriasis es bastante importante y muchas zonas de su cuerpo están minadas de tales escamas puedes tratar las mismas con una técnica como es la fototerapia. De esta manera, el pequeño va a recibir luz artificial en las zonas afectadas junto a la administración de ciertos medicamentos como antibióticos que ayuden a rebajar los síntomas propios de tal afección de la piel.

La psoriasis es una enfermedad de la piel que puede minar la autoestima de tu hijo. Las rojeces y las escamas en zonas de su cuerpo pueden hacer que sus compañeros de colegio o de escuela muestren rechazo y no quieran acercarse bajo ningún concepto. En tal caso es muy importante que los padres estén a su lado apoyándolo para que pueda hacer frente a los comentarios y a la propia enfermedad. A pesar de que no tiene cura, es una enfermedad que con un buen tratamiento puede hacer que el niño lleve una vida lo más normal posible.

Te puede interesar