Menú
La pérdida de la libido durante el embarazo, ¿es normal?
La pérdida de la libido durante el embarazo, ¿es normal?

LIBIDO

La pérdida de la libido durante el embarazo, ¿es normal?

Hay mujeres que pierden la libido totalmente durante el embarazo, ¿es normal o hay que ir al médico?

Todo el mundo cree que la libido de una mujer (el impulso sexual femenino) aumenta durante el embarazo, pero esto no tiene por qué ser así exactamente. Si bien es cierto que el aumento de suministro de sangre hacia los senos y los genitales proporcionan una mayor sensibilidad y potencial de excitación, hay otros factores que puede hacer que el impulso sexual disminuya considerablemente.

Los cambios hormonales que experimentan una mujer durante el embarazo también puede afectar el estado de físico y emocional. ¿Es normal que la libido se pierda durante esta etapa?

El primer trimestre

El embarazo provoca profundos cambios hormonales en la preparación para el nacimiento del bebé. Estos mismos cambios pueden provocar sentimientos de bienestar en algún día y sumergirte en un vórtice de enfado o desesperación en otro. Si bien estas fluctuaciones son perfectamente normales, pueden dejarte agotada física y emocional.

Cuando se trata de deseo sexual, el aumento repentino de progesterona y estrógeno durante el primer trimestre puede tener un efecto contradictorio. La sobreestimulación sensorial puede hacer que te sientas nerviosa en lugar de energizada. Las náuseas matutinas y la fatiga también son comunes, las cuales hacen poco para mejorar el deseo sexual...

Pero aún para empeorar las cosas, las mujeres se sienten culpables cuando no tienen libido. Se pueden sentir mal o con presión al no tener ganas de relaciones sexuales. Esto puede aumentar las dudas y hacer que sienta que ha decepcionado a la pareja.

Los cambios hormonales que experimentan una mujer durante el embarazo también puede afectar el estado de físico y emocionalLos cambios hormonales que experimentan una mujer durante el embarazo también puede afectar el estado de físico y emocional

Segundo y tercer trimestre

Es a partir de la semana 12, las cosas comienzan a cambiar. Las hormonas empiezan a darte un respiro y las náuseas comienzan a disminuir y también la fatiga. A medida que los niveles de energía se recuperan rápidamente, también lo hará su sensación de bienestar y vigor sexual. Al mismo tiempo, un aumento en la lubricación vaginal, acompañado por una mayoría sensibilización del clítoris y la vagina, puede mejorar tanto la calidad como la frecuencia del sexo.

No es raro que las mujeres informen ser orgásmicas o incluso multiorgásmicas por primera vez en sus vidas durante su segundo trimestre de embarazo debido a los cambios fisiológicos. Es a partir de los tercer trimestre, las cosas pueden girar en dirección contraria...

El aumento de peso, el dolor de espalda y otros síntomas pueden hacer que las ganas de tener sexo pasen a un segundo plano. Muchas mujeres también pueden decir que disfrutan más del sexo, pero no siempre es el caso.

Eres tú quien decide si tienes suficiente sexo, si quieres más o si no tienes ganas ni de empezarEres tú quien decide si tienes suficiente sexo, si quieres más o si no tienes ganas ni de empezar

No hay una cantidad justa de sexo

Eres tú quien decide si tienes suficiente sexo, si quieres más o si no tienes ganas ni de empezar. El patrón de altibajos que una mujer puede experimentar durante el embarazo no está establecido de ninguna manera. Algunas mujeres pueden tener una pequeña pérdida de libido, otras pueden no tener nada de ganas de tener sexo y otras pueden incluso, sentirse más fogosas. Y todo es normal. Es una experiencia individual e íntima, que no tiene errores. Son procesos que deben respetarse.

Para poder lidiar con la pérdida de libido, se necesita honestidad, autoaceptación y comunicación. La mayoría de los hombres entienden que las hormonas del caos pueden hacer que esto ocurra. Si no te sientes sexy, díselo a tu pareja e intenta no descartar las palabras bonitas que puedas recibir de tu pareja.

Piensa que llevar la carga de estar embarazada, el peso de tu bebé, los cambios hormonales, el aumento de peso, las molestias y dolores... todo esto no es permanente pero ahora mismo es normal que te sientas de la manera en que lo haces. Sigue estos consejos para sentirse mejor:

  • Duerme 8 horas cada noche.
  • Realiza otras formas de sexo en lugar de el coito. La masturbación mutua y el sexo oral pueden ser bienvenidos.
  • Come bien.
  • Realiza algo de ejercicio.
  • No permitas que el tamaño de tu viente te haga sentir incómodo o que interfiera en tu vida sexual. Experimenta otras posiciones sexuales más cómodas para ti.
  • No le tengas miedo al sexo, es saludable para ti y tu bebé.
Te puede interesar