Menú
El peligro de decir, 'ten cuidado' a los niños
El peligro de decir, 'ten cuidado' a los niños

PADRES E HIJOS

El peligro de decir, 'ten cuidado' a los niños

'¡Ten cuidado!' Es una frase que muchos adultos dicen a los niños, pero no saben los peligros que entraña...

Cada vez que los niños salen de casa todos los padres tienen la necesidad de protegerles, es normal, esto es ser padre y madre, es algo instintivo. Quieren que sus hijos tengan precaución cada vez que no están a su lado. Por eso, los padres acostumbran a decir a sus hijos 'ten cuidado' siempre que están jugando, por ejemplo, en el parque. Cuando son más mayores y se van con sus amigos también se lo dicen, cuando están en el jardín, cuando están jugando, en cualquier momento es una oportunidad para decirles a los hijos que tengan cuidado.

Los padres son protectores por naturaleza para evitar que tus hijos se lastimen y por eso utilizan este tipo de lenguaje. El problema que decir; 'ten cuidado', es algo muy vago y los niños se han hecho inmunes a esta frase.

Decir 'tened cuidado' para los niños se ha convertido en un hábitoDecir 'tened cuidado' para los niños se ha convertido en un hábito

Se ha vuelto un hábito

Decir 'tened cuidado' para los niños se ha convertido en un hábito. Los padres desde que sus hijos eran bebés han sentido la obligación de vigilarles todo el tiempo para mantenerles a salvo, cuando son bebés, realmente lo necesitan. Pero a medida que los niños crecen, necesitan más libertad y los padres no pueden controlar todos sus movimientos. La supervisión de forma natural se vuelve menos frecuente y los padres encuentran otras formas de cuidarlos.

Algunos padres indican a sus hijos algunas alternativas para que aprendan a ser precavidos diciéndoles que caminen en lugar de correr, que miren a ambos lados de la calle antes de cruzar por el paso de peatones, etc. Otros padres, en lugar de darles estas alternativas que realmente hará que los pequeños comprendan qué deben hacer, únicamente les dicen; 'ten cuidado', pensando que de esa manera está todo dicho. Pero nada más lejos de la realidad. Los niños necesitan indicaciones claras y concretas para saber qué se espera de ellos y qué deben hacer en cada momento.

Por qué se dice a los niños que tengan cuidado

Hay una razón por la cual los padres habitualmente les dicen a sus hijos que tengan cuidado. Desde que éramos pequeños, eso es lo que nos han enseñado. Simplemente parece la forma normal de advertir a los niños. En casa, tus padres siempre te decían "ten cuidado" cuando ibas a nadar en la piscina, o jugabas con tus amigos. Incluso los maestros advertían de esta manera a los alumnos siempre que era la hora del recreo para evitar que los niños se hiciesen daño.

Aparentemente esto no es nada malo, porque es una frase que se transmite con buenas intenciones. Es una forma de advertir a los niños que no deben hacer ni participar en actividades peligrosas. Pero la frase; 'ten cuidado', solo será útil si se explica con precisión, si no se hace de este modo, carece de sentido para los niños.

Sin explicaciones precisas, los niños pueden comenzar a percibir todo como una amenazaSin explicaciones precisas, los niños pueden comenzar a percibir todo como una amenaza

Por lo tanto, esa frase puede significar mucho o no significar nada. Sin detalles u orientación específica los niños no saben de qué tienen que preocuparse exactamente, necesitan una explicación sobre lo qué deben hacer o de qué deben tener cuidado. ¿Qué pasará si no saben actuar con precaución porque no se les ha indicado correctamente?

Sin explicaciones precisas, los niños pueden comenzar a percibir todo como una amenaza. El vago 'ten cuidado' podría traducirse en tener cuidado con todo lo que les rodea. Todo es un peligroso con esta frase implantada en ellos desde una edad temprana, pueden crecer pensando que nada es seguro.

Esto incluso podría hacer que se vuelvan niños (y posteriormente adultos) paranoicos o demasiado conformistas. Tendrán menos probabilidades de hacer cosas que impliquen un mínimo riesgo como hacer deporte, solo por miedo a tener una lesión. No aprenderán a salir de su zona de confort porque será demasiado 'peligroso' y les generará ansiedad.

Te puede interesar