Menú
No uses el castigo físico
No uses el castigo físico
CASTIGOS

No uses el castigo físico

El castigo físico no es una forma de educación a los niños, es maltrato infantil y además, es delito.

El castigo no es una buena opción para la educación de los hijos, y el castigo físico es maltrato infantil y por tanto es un delito penalizado por la ley. Todos los padres quieren que sus hijos crezcan y se conviertan en adultos bien educadores, trabajadores y que sean personas bien equilibradas. Y por supuesto, quieren que sea como resultado de una buena educación en casa.

Hay padres que confunden la disciplina con el castigo físico o la agresión física o verbal. Pero esto no es educación en absoluto. Decir frases del tipo: 'cuento hasta tres y si no me haces caso te vas a enterar', '¿quieres que te enseñe mi zapatilla?', etc. Estas amenazas no son educativas y no educan en absoluto.

Ningún castigo es razonable y no forma parte de una buena educaciónNingún castigo es razonable y no forma parte de una buena educación

Muchos niños crecen en un ambiente negativo

Son muchos los niños han crecido y crecen teniendo en cuenta este tipo de frases y con unos padres severos que querían que sus hijos fuesen personas bien educadas, pero que consiguieron una actitud rebelde. La disciplina para que sea efectiva se debe aplicar adecuadamente y ningún tipo de agresión será efectiva.

Ningún castigo es razonable y no forma parte de una buena educación. Los niños para crecer equilibrados deben sentirse amados y protegidos todo el tiempo. Cuando se les castiga de la forma que sea, ni se sienten amagos ni protegidos por las personas que en teoría, les quieren sobre todas las cosas. Por este motivo, los padres deben tomar conciencia del tipo de educación que les dan a sus hijos para que de esta manera puedan hacer los cambios pertinentes.

Existe una delgada línea

La violencia crece y se crea con violencia. Si se educa a los niños de forma agresiva, éstos aprenderán de forma agresiva a comportarse. Es necesario que los padres desarrollen formas creativas y valiosas para disciplinar a sus hijos y dar un buen ejemplo. No pueden perder de vista que los niños de hoy son el futuro de mañana.

Existe una delgada línea que muchos padres cruzan sin darse cuenta del error tan grande que cometen. Aunque quieren que sus hijos aprendan, no aprenderán con resentimiento en sus corazones. Por este motivo, es necesario que los castigos se dejen a un lado para siempre y que a la hora de educar se haga en base al respeto hacia los hijos y unas consecuencias razonables acorde al comportamiento, y siempre desde la calma y el buen hacer.

Para disciplinar a un hijo con éxito no se deben emplear castigos psicológicos ni físicosPara disciplinar a un hijo con éxito no se deben emplear castigos psicológicos ni físicos

Educar a los niños con éxito

Para disciplinar a un hijo con éxito no se deben emplear castigos psicológicos ni físicos. Ni los famosos 'cachetes' en el culo de los niños son adecuados, porque eso es agresión. Cuando un padre grita o pega está enseñando a los niños que gritar y pegar está bien, además, de esta manera pierde la autoridad como padre y por si fuera poco, el respeto de los hijos.

Un padre o madre cuando usa la agresión para disciplinar a los hijos, solo está mostrando su fustración interna por no saber cómo educar de forma adecuada a sus hijos. Si como padre o madre no sabes cómo debes educar basándote en el respeto hacia tus hijos, es necesario que te pongas en manos de un profesional para que pueda asesorarte y encuentre unas pautas educativas claras para tus hijos.

Frases como: 'Vamos a tu habitación a pensar y reflexionar lo que ha pasado', pueda ser mucho más efectivo que pensar en una disciplina más negativa o agresiva. A partir de ahora, cuando quieras gritar a tus hijos, es mejor que reacciones bien y te anticipes, que puedas respirar hondo, contar hasta diez y buscar una alternativa educativa basada en el respeto y por supuesto, más eficaz.

Te puede interesar