Menú
No tengo nada que hacer mamá
No tengo nada que hacer mamá

COMPORTAMIENTO

No tengo nada que hacer mamá

¿Tus hijos se aburren demasiado en el hogar? ¿Qué pasa si te dicen que no tiene nada que hacer?

El tiempo de inactividad es crucial para los niños, especialmente en el mundo altamente estimulante de hoy. Los niños nacen con una capacidad casi ilimitada para divertirse... ¡y los padres no tienen la responsabilidad de que los niños se diviertan!

Hasta hace poco, en la historia de la humanidad, los niños aprendían a divertirse sin montañas de juguetes o dispositivos electrónicos, jugando al escondite, haciendo pasteles de barro o empujando una rueda junto con un palo... ¡sin nada más que eso eran muy felices! Lamentablemente, con la abundancia de artilugios y actividades estructuradas diseñadas para ellos, muchos niños se quejan de que "no hay nada que hacer" a menos que se les coloque delante de un televisor o videojuego, o se les dé el iPad o el teléfono de la madre para mantenerlos callados. Suena igual de triste cómo lo es en realidad.

Como padres, tenemos que estar dispuestos a soportar las quejas de los hijos si realmente se quiere apartarlos de la estimulación constante a la que, sin saberlo, les hemos ayudado a acostumbrarse. Pero, ¿cómo conseguir esto?

Debes ser claro

Si realmente quieres que tu hijo desarrolle la capacidad de entretenerse, tendrás que estar dispuesto a resistir su campaña para cambiar de opinión. La mayoría de los niños prefieren la facilidad de las desviaciones electrónicas al aparente "trabajo" de generar su propia diversión. Es probable que tu hijo se queje, se enfade o te diga que eres la peor madre del mundo.

Prepárate para reconocer su frustración sin cederPrepárate para reconocer su frustración sin ceder

Prepárate para reconocer su frustración sin ceder. Tienes que mostrar tu comprensión hacia sus sentimientos de frustración pero sin ceder acerca de cómo debe entretenerse o divertirse. Es necesario que aprenda a divertirse por sí mismo para que su imaginación o creatividad no se vea afectada. Esta habilidad de entretenimiento es fundamental para su desarrollo. Al darle a tu hijo el regalo del juego no estructurado, le ayudará a descubrir que la vida siempre es interesante y que podemos crear nuestra propia diversión.

No le riñas

Decirle a tu hijo que cuando tú eras pequeño/a caminabas mucho para ir a la escuela o jugabas con piedras o palos, no cambiará lo que tu hijo siente en este momento. Es necesario aumentar el tiempo no estructurado y hacerlo en etapas. Los juegos electrónicos o la televisión no son el demonio y pueden disfrutar de ellos, siempre y cuando sea un tiempo prudencial y nunca quite tiempo para las otras actividades más importantes.

Si tu hijo solo se divierte con pantallas, tendrás que comenzar a invitarle a hacer cosas por su cuenta durante 10 o 15 minutos, dándole opciones para que sea capaz de comenzar. Le puedes decir que estarás ocupado durante ese tiempo y que puede coger lápices de colores y comenzar a hacer un bonito dibujo o quizá ir al jardín a jugar con los coches.

Expresión artística

A la mayoría de los niños les encanta manifestar su creatividad cuando se les dan los ingredientes básicos. En lugar de gastar dinero en un nuevo videojuego o juguete, invierte en suministros que ayuden a desatar la imaginación de tu hijo. Permite que pueda abrir toda su imaginación y creatividad sin necesidad de limitarle.

La mayoría de los niños se sienten atraídos por la novedadLa mayoría de los niños se sienten atraídos por la novedad

Piensa en las actividades

La mayoría de los niños se sienten atraídos por la novedad y estarán más dispuestos a jugar con algo que se sienta como nuevo. Pon a un lado algunos de los juguetes y juegos de tu hijo durante algunas semanas. Cuando los reintroduces, puede que los encuentre más atractivos. También puedes intercambiar juguetes con amigos; para algunos niños, otras cosas para niños parecen de alguna manera más interesantes que las suyas.

No sientas la necesidad de entretener siempre a tu hijo con el televisor o ser su compañero/a de juegos solo porque lamenta la tristeza de no saber qué hacer. Sin tu intervención seguro que encontrará qué hacer, sobre todo, si le das primero opciones para que vea que es capaz de hacer otras cosas.

Los niños que han perdido su capacidad de entretenerse se convierten en adultos inquietos, que buscan constantemente la estimulación y la distracción... evita que esto le suceda, dale el regalo de que se aburra de vez en cuando.

Te puede interesar