Menú
¿Necesitan los niños días de descanso mental?
¿Necesitan los niños días de descanso mental?

SALUD MENTAL

¿Necesitan los niños días de descanso mental?

Los adultos necesitan días de descanso mental, pero, ¿los niños y adolescentes también lo necesitan para estar bien?

Todos los adultos, sobre todo los padres y las madres, saben la importancia que tiene el autocuidado para la salud mental. Es necesario cuidarse para sentirse bien y esto se consigue teniendo tiempo para uno mismo. A los niños les pasa exactamente igual, ellos también necesitan tiempo para jugar y estar tranquilos, por ejemplo leyendo en el sofá.

Igual que los adultos necesitan un día a la semana de "descanso mental" del trabajo para desconectar de los problemas laborales... Los niños tambiénn ecesitan esos "descansos mentales" de la escuela y de todos los quehaceres que tienen que hacer diariamente.

Los domingos es un buen día

El domingo puede ser un buen día para que los niños descansen mentalmente del trabajo de la escuela, sobre todo los adolescentes que tienen aún más carga académica. Esto no significa que deban evadir sus responsabilidades académicas, ¡ni mucho menos! Simplemente deben aprender a que su mente también necesita desconectar para poder recargarse de energía y después dar aún más de sí.

Es necesario para cuidar la salud mental de los niños y adolescentes. Solo tienes que hacer la siguiente relfexión: ¿A ti te gustaría estar trabajando todos los días de la semana? Probablemente dirás que necesitas por lo menos un día de descanso para poder recargar energías y después rendir más y mejor... ¡pues tus hijos igual!

El domingo es un buen día porque es el día libre habitualmente para toda la familia. Puede ser un día de vacaciones familiares. Se pueden hacer muchos planes para poder desconectar de las rutinas diarias y poder reforzar el vínculo familiar y el autoconocimiento. Si el lunes hay alguna actividad que requiera que el domingo se deba realizar algún esfuerzo académico o laboral, entonces será necesario buscar otro momento de la semana para poder desconectar mentalmente.

El domingo puede ser un buen día para que los niños descansenEl domingo puede ser un buen día para que los niños descansen

Los niños y adolescentes también tienen mucho peso

Los adultos llevan una carga grande a sus espaldas y los niños, desafortunadamente también les ocurre. Los niños pueden llevar este peso de manera diferente, pero sin embargo, lo llevan. Al igual que tú necesitas días para salir de casa y pasar el día cocinando o haciendo cosas que te gustan... ellos también tienen derecho a hacerlo.

Es posible que los niños no siempre lo muestren, pero puede que te sorprenda lo que les causa estrés.

¿Los niños deben tener también días de descanso mental?

Como estamos diciendo hasta este punto, los niños también necesitan tener días de descanso mental por su buen desarrollo. Es ideal encontrar durante la semana ese día para no pensar durante 24 horas en nada que tenga que ver con la escuela (y los adultos con el trabajo).

Los adultos llevan una carga grande a sus espaldas y los niños, desafortunadamente también Los adultos llevan una carga grande a sus espaldas y los niños, desafortunadamente también

Es una forma de desconexión mental necesaria para tener un buen descanso cognitivo. Esto permitirá que tanto niños como adultos se den cuenta de que el descanso y el cuidado mental es necesario para encontrarse bien tanto física como mentalmente.

Es importante potenciar esto desde que los niños son pequeños porque comienza la práctica y la conversación en torno al cuidado personal a una edad temprana, especialmente en una cultura en la que tendemos a quemarnos. Una cultura en la que se piensa que cuanto más se hace es mejor, y se desprecia el descanso creyendo que en lugar de una necesidad, es una actitud perezosa... El descanso mental promueve un equilibrio saludable entre ser productivo y cuidar lo que es importante.

Cuidado con el agotamiento

Es necesario tener especial cuidado con el agotamiento. El secreto es que el agotamiento se puede evitar si se cuida bien la salud mental y para conseguirlo, se necesita tener tiempo para uno mismo. Tiempo para estar tranquilos, para jugar (tanto niños como grandes), para disfrutar del día sin pensamientos que preocupen o incomoden.

Al ser conscientes de nuestras acciones, nuestros límites y nuestras obligaciones personales (incluido lo que decimos que sí, cuánto damos y a quién dedicamos tiempo), podemos comenzar a centrarnos nuevamente para verificar cómo sentirnos mejor.

Te puede interesar