Menú
¿Qué pasa si a un nieto no le gusta el abuelo?
¿Qué pasa si a un nieto no le gusta el abuelo?

ABUELOS

¿Qué pasa si a un nieto no le gusta el abuelo?

¿A tu bebé le cuesta aceptar a su abuelo? Quizá tu bebé llora siempre que ve a su abuelo, esto lo debes entender.

Si eres abuelo o abuela y parece que no le gustas a tu nieto, es probable que sientas gran impotencia ante esta situación. Un abuelo o abuela quieren vincularse con sus nietos pero quizá el pequeño llore cada vez que se acerca. Si intenta abrazar a sus nietos, los gritos son ensordecedores. ¿Qué puede causar que bebés y niños pequeños no quieran estar cerca de sus abuelos?

Ansiedad por separación

Existen algunas investigaciones que dicen que la reacción negativa de un nieto a un abuelo puede tener la base en el desarrollo. Alrededor de los seis meses de vida los bebés pueden comenzar a tener ansiedad por separación y por eso, comienzan también a reaccionar mal cuando hay desconocidos cerca.

Si no ves a tu nieto muy a menudo puedes ser percibido como una persona extraña. La ansiedad por separación es más común entre los 6 y los 12 meses, pero también puede ocurrir dentro de los dos primeros años de la edad de un niño. A partir de los 2 años esta ansiedad desaparece porque el niño ya es capaz de comprender que si los padres no están, no desaparecen para siempre.

Hay otros motivos por los que también los niños pueden sentir cierto rechazo a los abuelos. A veces, por ejemplo, una pareja de abuelos siempre visita a su nieto juntos. Teóricamente, si uno es un "extraño", el otro debería serlo también. Sin embargo, puede ocurrir que el nieto acepte a un abuelo y rechace al otro. En cuanto a la etiqueta "ansiedad de separación", la reacción ocurre a menudo incluso cuando el padre está presente y cuando el padre no ha establecido un patrón de dejar que los abuelos cuiden a los niños.

Es posible que los abuelos no tengan el control sobre los factores que ocasionan estas reaccionesEs posible que los abuelos no tengan el control sobre los factores que ocasionan estas reacciones

Determinar otros posibles disparadores

Si se conoce bien a un bebé se puede saber qué es lo que desencadena la reacción negativa hacia los abuelos que tiene un bebé o niño pequeño. Estas conclusiones no tienen ninguna evidencia científica, pero a veces conocer a un bebé o niño pequeño es más que suficiente para saber qué ocurre. Algunos disparadores pueden ser:

-Que el niño prefiera un género a otro

-Que no le guste el vello facial o las gafas

-Que no le gustan los olores fuertes (tabaco, perfume, etc)

-Que no le gusten al bebé las voces diferentes o más fuertes de lo normal.

Puedes sacar un juguete interesante o que le guste al pequeño y ofrecérseloPuedes sacar un juguete interesante o que le guste al pequeño y ofrecérselo

Qué pueden hacer los abuelos

Es posible que los abuelos no tengan el control sobre los factores que ocasionan estas reacciones, pero sí que pueden controlar la forma en que se acercan a los nietos para evitar que los bebés asocien el malestar con la presencia del abuelo. Aunque les puede salir de forma natural querer abrazar a los bebés, es mejor. No apresurarse con un nieto que tiene ansiedad por separación. Si lo abrazas sin que quiera, los gritos están asegurados. Es mejor moverte despacio y hablar suavemente para que se vaya acostumbrando a ti.

Otra estrategia es ignorar el comportamiento del nieto y hablar con los padres para acercarle poco a poco. Puedes sacar un juguete interesante o que le guste al pequeño y ofrecérselo. El pequeño no podrá resistirse a mirar al juguete, pero no lo uses como soborno para ponértelo en el regazo porque no servirá de nada. Poco a poco el pequeño querrá acercarse a ti.

Sobre todo debes saber que no es tu culpa que tu nieto reaccione de esa manera. Quizá dudes de tus habilidades como abuelo, pero no debes sentir ese fracaso dentro de ti. Para combatir estos sentimientos, recuerda que la reacción del bebé no es lógica. Cantidades de abuelos han informado de la construcción de relaciones cercanas con sus nietos después de un comienzo difícil. No estás condenado a tener un conflicto de por vida con tu nieto. No hay nada malo que no sea correcto en sí mismo, siempre que seas paciente y sigas intentando relacionarte.

Te puede interesar