Menú
El masaje prenatal en el embarazo
El masaje prenatal en el embarazo

CUIDADOS EN EL EMBARAZO

El masaje prenatal en el embarazo

El embarazo puede provocar dolores y molestias a las gestantes que se pueden aliviar con masajes prenatales realizado por un masajita profesional.

El masaje prenatal alivia los dolores a las embarazadasEl masaje prenatal alivia los dolores a las embarazadas

Los embarazos pueden provocar, entre otras, molestias muy dolorosas que afecten a músculos o a huesos. Las embarazadas son las grandes sufridoras en este aspecto debido a los movimientos de sus vidas cotidianas y al peso añadido con el que cuentan durante su embarazo.

¿Qué es el masaje prenatal?

Por esta razón, existe el masaje prenatal que tiene la finalidad de aliviar todos aquellos dolores o molestias de salud que sufran las embarazadas durante le proceso de gestación. El masaje prenatal es idéntico a un masaje convencional, con la particularidad de que está destinado a mejorar y aliviar los dolores y molestias producidos por el embarazo y están adecuados a la situación de todas las embarazadas. Así, una de las funcionalidades más importante de este masaje, es que el masajista trate de relajar aquellos músculos que se encuentren tensos en la embarazada.

De igual forma, el masaje prenatal también incide en otros puntos dolorosos o tensos, trata de mejorar la circulación de la embarazada y, en definitiva, logra que el hecho de tener un bebé no cause ningún problema en nuestra salud. Aunque pueda parecer fácil el hecho de dar un buen masaje cuando se va a tener un bebé para aliviar todas las molestias que surjan por el embarazo, es importante que todas las terapias sean dadas por un buen masajista, con conocimientos sobre el masaje prenatal para que el feto no sufra con ningún movimiento.

La postura del masaje prenatal es importanteLa postura del masaje prenatal es importante
Otra particularidad de estos masajes, es el lugar físico en el que se dan. Debido a la incomodidad que supone acostarse boca abajo por la sensibilidad que se experimenta en los primeros meses en las embarazadas, y posteriormente por miedo a que el feto sufra daños, y por otro lado, a la no recomendación de recostarse boca arriba, el masajista especializado en este tipo de masajes cuenta con una tabla indicada para las embarazadas que protege al feto y que se adapta al pecho de la mujer. En el caso de que no se cuente con este tipo de tablas, es conveniente recostarse de lado apoyando la cabeza en una almohada de manera que por un lado se esté cómoda y por el otro no se provoque ningún daño al feto.

Beneficios del masaje prenatal

Aunque los estudios referentes al masaje prenatal y a sus beneficios escasean, existe una evidencia que señala que muchas de las mujeres que darán a luz a su bebé en pocos meses se someten a estas terapias para mejorar su salud, obtienen beneficios realmente buenos en cuestión de desaparición del estrés o conseguir una relajación deseada para que el feto también esté en calma. Sin embargo, no se ha podido demostrar científicamente que los dolores provocados por el peso del bebé o por cualquier otro tipo de situaciones relacionadas con el embarazo, desaparezcan con este tipo de masajes destinados a la mejora de la salud de la madre y del bebé.

No todas las molestias que se producen en el embarazo se eliminan con los masajes prenatales
Aún así, es recomendable que las embarazadas conozcan técnicas de salud de mano de su masajista, para así saber los puntos en los que este debe incidir, ya no sólo para tratar de aliviar el dolor sino también para que la embarazada pueda encontrarse mucho más relajada. Para encontrar a un masajista especializado en este tipo de masajes y tratamientos, lo mejor es consultarlo con el médico habitual y que te aconseje a dónde debes ir según tus características personales.

Asimismo, estos masajes tan específicos pueden variar mucho de precio según con el especialista con el que te topes, pudiendo ir desde los 20 o 25 euros hasta los 60 o los 70 en consultas con más prestigio o preparación. En el caso de que no dispongas de un buen especialista para llevar a cabo estos masajes o no dispongas de una buena situación económica para hacer frente muchas de estas sesiones, siempre queda pedir a alguien cercano que os dé un masaje suave, que aunque no garantiza que el dolor desaparezca, si puede ser que se calme y que el cuerpo pueda llegar a una buena relajación.

Te puede interesar