Menú
La maravilla de tener un hijo de 4 años
La maravilla de tener un hijo de 4 años
HIJOS

La maravilla de tener un hijo de 4 años

Si tienes un hijo de 4 años, ya sabrás que es maravilloso... Pero si tienes dudas, no te pierdas estas razones que te lo afirmarán.

Los 4 años en los hijos es maravilloso. Es una edad preciosa y los padres debemos aprovechar y disfrutar cada segundo de ese año tan mágico en la vida de los hijos. Con 4 años ya es un niño pequeño y aunque pueden tener aún rabietas como cuando tenían 2 años, hay otras muchas cosas que celebrar a esta edad.

Un niño de 4 años está listo oficialmente para ir al bañoUn niño de 4 años está listo oficialmente para ir al baño

Los niños de 4 años se siguen sorprendiendo por la magia de la vida, te dicen lo que piensan sin tapujos, nos hacen reír gracias a la inocencia de la mayoría de sus palabras, su honestidad pasa límites y sin duda... Son los verdaderos maestros de la vida. Si tienes un hijo o una hija de 4 años, descubre por qué es tan maravilloso.

Adiós pañales

Parecía que este día nunca iba a llegar, ¡pero llegó! Un niño de 4 años está listo oficialmente para ir al baño. Hay madres que saben que a los 3 años un niño o una niña ya puede ir al baño solo, pero hay pequeños que les cuesta conseguirlo hasta que no llegan a los 4 años. Hay pequeños a los que les cuesta más dominar todo lo que está relacionado con el mundo del inodoro.

Puede ser una lucha larga, pero merece la pena. Estar libre de 'accidentes' y no comprar más pañales es una gran noticia para cualquier padre o madre. Por eso, los 4 años son maravillosos, ¡el pequeño o la pequeña ya puede ir al inodoro a hacer sus necesidades!

Se comunica mejor= menos rabietas

Cuando un niño tiene más desarrolladas las habilidades comunicativas, significa que también podrá tener una comunicación más fluida con sus padres, ¡podrá expresar sus necesidades con palabras! ¿Y sabes qué significa esto? ¡Exacto! ¡Menos rabietas1

Aunque la baja tolerancia a la frustración aún puede hacer que tenga alguna que otra rabieta, por lo general, se tratan mejor y mucho más fácil que cuando son más pequeños. Además, cuando algo le moleste podrás saber exactamente qué le ocurre y por tanto, será mucho más fácil manejar la situación.

Estará mejor en la escuela

Cuando va a la guardería es posible que no estés tan tranquilo/a porque sabes que tu hijo requiere de tu atención constantemente. Pero cuando los niños tienen 4 años, ya empiezan a ser más independientes y disfrutan más de las actividades lúdicas que puedan hacer en la escuela.

Si tu hijo/a pasa más tiempo en la escuela, significa que tendrás más tiempo de tranquilidad en casa si trabajas o si te quedas en casa. Pero si trabajas fuera de casa, también estarás tranquilo/a porque sabrás que estará bien atendido. Además si ocurriese cualquier cosa enseguida te llamarían para ponerte al tanto o decirte si debes ir a recogerle a la escuela porque por ejemplo, se ha puesto enfermo.

Es más independiente para jugar

Hasta hace poco es probable que tu hijo/a te demandase todo el tiempo para jugarx, porque aún necesitaba tu guía y tu referencia para poder divertirse o entender el juego o sus propios juguetes. Los niños de 4 años pueden jugar mejor con otros niños, incluso aunque sean un par de años mayores que ellos.

También pueden pasar horas jugando a juegos inventados sin necesidad de que el adulto forme parte. Si juegan con otros niños empiezan a tener habilidades de resolución de conflictos, y aunque es cierto que en algunas ocasiones deberás mediar, ahora comienzan a aprender habilidades imprescindibles para resolver los conflictos por sí mismos.

También pueden pasar horas jugando a juegos inventados sin necesidad de que el adulto forme parteTambién pueden pasar horas jugando a juegos inventados sin necesidad de que el adulto forme parte

Eres su héroe

Con 4 años, tú eres su mejor ejemplo y su héroe para todo. Serás lo más importante para todo, tú tendrás el poder para hacer y deshacer el mundo si quieres. Si quieres tener magia, la tendrás... Da igual lo que hagas, porque siempre será el mejor o la mejor para tus hijos. Solo tienes que mirar sus ojos cuando te miran para darte cuenta de que es cierto.

Te puede interesar

Comentarios