Menú
Qué es una madre de día
Qué es una madre de día

EDUCACIÓN

Qué es una madre de día

Una madre de día es un/a profesional especializada en educación infantil, pedagogía o psicología. Pero, ¿qué más?

Una madre de día es un o una profesional especializada en educación infantil, pedagogía o psicología, que cuida en su propia casa a un máximo de 4 niños en edades comprendidas entre 0-3 y 3-6. Dependiendo de la ciudad en la que nos encontremos pueden tener un nombre u otro, por ejemplo: en Aragón se llaman ''casas canguro'', en Navarra son llamadas ''casas amigas'', en el país vasco ''casas nido'', en Madrid ''madres de día'', etc. Sus funciones y responsabilidades son:

- Garantizar la seguridad del hogar en el que el niño se va a educar.

- Respetar los ritmos individuales de cada niño, atendiendo de una forma respetuosa, individualizada, armoniosa, con sentido pedagógico, etc.

- Favorecer que el niño sea el protagonista de su propio aprendizaje, siendo este el que marque los ritmos, los contenidos, las actividades, etc.

- Partir en todo momento de la motivación del niño, de su interés por aprender, por descubrir, por explorar, etc.

Los requisitos que debe cumplir varían dependiendo de la comunidad autónoma en la que nos encontremosLos requisitos que debe cumplir varían dependiendo de la comunidad autónoma en la que nos encontremos

- Crear un ambiente acogedor, seguro, cálido y agradable, que favorezca la adquisición de responsabilidades y la autonomía del niño, es decir, que este sea capaz de actuar por sí mismo, aprender a valerse, a quererse, saber donde están sus límites, etc.

- Tener una actitud abierta, dispuesta a formarse continuamente en aspectos educativos relacionados con la infancia, aprende de cada situación, etc.

- Entablar una relación cordial con la familia del niño, estar atenta a sus necesidades, crear un ambiente tranquilo, de confianza, estar en contacto y en concordancia con esta, etc.

¿Qué requisitos deben de cumplir las madres de día ?

En España, a pesar de ser una nueva alternativa a las guarderías convencionales y no tener ninguna normativa que regule su actividad ni les proporcione ayudas económicas, deben de cumplir una serie de requisitos, los cuales varían dependiendo de la zona en la que nos encontremos. Por norma general y para entrar a formar parte de las asociaciones en las que se agrupan, son los siguientes:

- Tienen que tener estudios relacionados con la infancia, como por ejemplo: educación infantil, pedagogía o psicología infantil.

- Tienen que estar dadas de alta como autónomas en la seguridad social, así como tener contratado un seguro de responsabilidad civil.

- Deben haber superado un curso y estar en posesión del título de manipuladoras de alimentos y primeros auxilios.

¿Cualquier hogar es válido para una madre de día?

No, el hogar tiene que estar equipado y adaptado a los niños, velando de esta manera por su seguridad, favoreciendo su autonomía, etc. Los requisitos que debe cumplir varían dependiendo de la comunidad autónoma en la que nos encontremos, por ejemplo en navarra se rigen por la Orden Foral 27/2006, sin embargo, en el resto de comunidades, al carecer de regulación, tan solo se rigen por recomendaciones dadas por asociaciones, las cuales tiene que cumplir para formar parte de ellas:

- El hogar debe tener contrato de alquiler o estar a nombre como propietaria la madre de día.

- Tiene que tener a mano un extintor de tres litros tipo A, además de contar con protección en los enchufes, seguros en las puertas para evitar macharse las manos, cubre esquinas, suelo antiresbalos, etc.

- En el hogar tiene que haber buena luminosidad, ventilación y contar con calefacción.

- El espacio debe de estar dividido en tres zonas: zona de descanso (2 metros cuadrados por niño), zona de uso múltiple diurno (un mínimo de 15 metros cuadrados y de 3 metros cuadrados por niño) y zona de aseo.

- Deben estar adaptado a los niños, con muebles a su altura, cambiadores, apoyos, etc.

- Paredes fáciles de lavar, así como los suelos, favoreciendo una correcta higiene del hogar.

¿Qué ventajas e inconvenientes tienen?

Las madres de día han surgido como respuesta a las necesidades sociales de nuestro tiempo, no obstante, este tipo de servicio destinado a la educación de nuestros hijos tiene tanto ventajas como inconvenientes:

Entre las ventajas podemos encontrar:

- Tu bebé será atendido de una forma más individualizada en comparación con las guarderías convencionales, gracias a la pequeña ratio de niños que este servicio permite. Un máximo de 4 o 5 niños, dependiendo de las edades de estos.

- Tu hijo comenzará su vida social estableciendo relaciones con otros niños de su edad en un espacio hogareño, cómodo, creado por y para ellos, en el cual se sentirán seguros y como en casa.

- Debido el reducido número de niños a cargo de la educadora, esta podrá entablar una relación más estrecha con cada uno de ellos, así como con sus familias, estar más atenta a todas y cada una de sus necesidades y ofrecerles la atención necesaria.

- El horario es más flexible, por lo que hablando con la madre de día se puede pactar un horario que se ajuste más a tus necesidades y a las de tu hijo.

- En la mayoría de los casos no tendrás que preocuparte por hacer las comidas, la madre de día se encargara de ello, ya que posee el titulo de manipuladora de alimentos.

- Podrás estar tranquila al saber que dejas a tu hijo en manos de una profesional, además por norma general las madres de día permiten a los padres acudir en cualquier momento visitar a su hijo, sin ningún tipo de inconveniente.

- El periodo de adaptación es más individual y más respetuoso con las necesidades del niño, ya que podrás visitar, acompañar y estar con tu hijo todo el tiempo que este necesite hasta que haya cogido la suficiente confianza con la educadora como para estar sin ti.

- En este tipo de alternativas, se ofrece una educación basada en el respeto al niño, a sus ritmos, a sus necesidades, tanto sociales, como educativas, psicológicas, etc. Normalmente siguiendo los ideales de María Montessori, Emmi Pikler y Waldorf, entre otros muchos.

En el caso de que tu hijo se encuentre enfermo, la madre de día puede ponerte pegas a la hora de dejarloEn el caso de que tu hijo se encuentre enfermo, la madre de día puede ponerte pegas a la hora de dejarlo

Entre las desventajas podemos encontrar:

- En el caso de que tu hijo se encuentre enfermo, la madre de día puede ponerte pegas a la hora de dejarlo, ya que de esta forma se pondría en riesgo de contagio al resto de niños.

- El precio es algo más alto que en el de las guarderías convencionales.

- Al no ser una alternativa regulada legalmente, es necesario cerciorarse con anterioridad de que la madre de día tiene todo los papeles en orden, está dada de alta como autonomía, posee un seguro de responsabilidad civil, tiene estudios relacionados con la infancia, la pedagogía activa por la que se rige, etc.

¿Cuánto puede costar una madre día?

El precio varía dependiendo de la educadora y de la zona en la que nos encontremos, pero por norma general se encuentre entre unos 200 euros por media jornada, y unos 400 o 500 euros por jornada completa. Un precio parecido al de una guardería privada, pero teniendo en cuenta las ventajas que la madre de día tiene sobre esta, es un precio razonable.

Cabe destacar que también existe la figura de padre de día, pero al ser menos extendido y darse menos casos, hablamos de madres de día haciendo referencia a ambos sexos. Su trabajo es el mismo, teniendo las mismas funciones y requiriendo los mismos requisitos.

Te puede interesar